La tirada de dados más baja de Mario Party: Island Tour

Vuelven los dados con sus seis caras, los dados dorados, plateados y de bronce. Vuelven las miniestrellas. Vuelven las casillas de evento, los tableros. Han regresado las competiciones de ascenso de minijuegos. Había ganas, muchas ganas de asistir a la nueva fiesta que Mario y compañía tenían preparada para Nintendo 3DS. Sin embargo, ha sido la fiesta con la tirada de dados más baja

Mario Party Island Tour

MARIO PARTY: ISLAND TOUR

Mario Party: Island Tour tenía previsto su lanzamiento para finales del año pasado, pero se quedó en América del Norte. A los europeos nos tocaría esperar unas cuantas semanas más para poder disfrutar de este nuevo juego de la serie. Su lanzamiento se fijó en el 17 de enero. ¿Significaría eso que quedaría fuera de las listas de regalos de Navidad de muchos aficionados al género? Si se convertía en un título innovador, no necesitaría de este plus que son las ventas navideñas.

Sin embargo, pronto nos enteramos de que no contaba con una característica fundamental en un juego básicamente multijugador: un modo online. ¿Cómo íbamos a poder competir en tableros y minijuegos? Pues a través del método tradicional, el modo multijugador local. Sin embargo, Nintendo nos sorprendería con un regalo de lo más útil, que no suele realizar ya en los tiempos que corren. La posibilidad de poder jugar hasta cuatro jugadores con un mismo cartucho.

Esta última característica ha servido para que muchos hayamos optado por comprar un único juego entre varias personas. Probablemente ésta puede ser la única manera en la que podamos decir que Mario Party: Island Tour merezca la pena.

Mario Party Island Tour Tablero

MARIO PARTY: ISLAND TOUR EN CORTOS TABLEROS

¿Recordáis que en Mario Party 9 para Wii Nintendo había optado por hacer que todos los jugadores recorriesen los tableros en un mismo vehículo? De esta manera, el tiempo que transcurría entre nuestro turno y una nueva tirada del dado se reducía más que considerablemente.

Ahora, como si esta opción nunca hubiese existido, Mario Party: Island Tour vuelve al sistema tradicional. A ese en el que los cuatro jugadores avanzaban por el tablero individualmente. Al que ya nos habíamos desacostumbrado. Para evitar otra vez la pesadez de los tiempos, la longitud de los tableros se ha reducido y mucho.

De esta forma no resultan tan pesados como ocurría anteriormente, pero resultan extremadamente cortos cuando optamos por jugarlos dos o tres jugadores. Bajo los nombres de Reino de los Objetos, Montaña de Bill Banzai, Safaria Estelar, Reino Galáctico, Mansiones de Kamek, Casa de Naipes Shy Guy y uno secreto del que no os costará demasiado deducir quién será el protagonista, encontramos siete clásicos tableros con buena parte de casillas vacías. Sin embargo, serán sólo seis en caso de que no juguemos tres personas, dado que el de naipes sólo puede jugarse con mínimo tres jugadores reales. Por suerte, los salvan las cartas, los objetos especiales o las reglas invertidas.

Mario Party Island Tour Personajes

MARIO PARTY: ISLAND TOUR Y SUS PERSONAJES

¿Ha discutido Mario con sus compañeros de aventuras? Al parecer esa es la principal razón que encontramos para explicar que sólo aparezcan los personajes más típicos de Super Mario en la fiesta (a excepción de Boo y Bowsy). ¿Qué ha pasado con Donkey, Birdo, Kamek, Shy Guy, Toadette y Huesitos? ¡Que alguien les de una invitación a la fiesta, por favor!

Mario Pary: Island Tour Minijuegos

MARIO PARTY: ISLAND TOUR Y SUS MINIJUEGOS

Que levante la mano aquel para el que los minijuegos no se sitúen entre las principales atracciones de Mario Party. Bajo el título Mario Party: Island Tour encontramos nada más y nada menos que 80 minijuegos. No podemos quejarnos del número, ni tampoco de la inclusión de otros controles, como el hecho de mover la consola hacia los lados o jugar con la tarjeta RA de ? que incluye la consola.

A pesar de esto, hay algo que falla y que se puede percibir desde los primeros momentos de empezar a jugar. ¿Por qué una buena parte de los minijuegos son del género suerte y por qué, en otros tantos, sólo tenemos que pulsar un botón? ¿Merece la pena esperar hasta que se carguen para que después pulsemos un solo botón? Por otro lado, una gran mayoría son idénticos a los de ediciones anteriores, pero camuflados bajo una estética completamente nueva.

Pero no todo es malo. Encontramos minijuegos muy originales, como uno en el que tenemos que imitar las voces de los personajes, una carrera de paparazzis por realizar fotografías a los “famosillos”, un curso de pintura de frutas, una demostración de una cadena de montaje o un paseo en alfombras cromáticas. Una buena parte de los minijuegos son más que divertidos, pero ¿cómo los jugamos además de en los tableros?

Existe la modalidad de Juego Libre, para elegir el minijuego que queramos y para acceder a los extras entre los que se incluyen minijuegos con la tarjeta RA, el Típico Ascenso (esta vez en globo) y un Modo Contrareloj para un jugador. ¿Y jardines de flores o aventuras espaciales? Nada. Desaparecidos.

Mario Party Island Tour

MARIO PARTY: ISLAND TOUR Y SUS GRÁFICOS

Si optamos por utilizar el 3D a la hora de jugar a Mario Party: Island Tour, nos encontraremos con una aventura con un 3D cuidado, aunque sin convertirse en nada espectacular. La mayor parte de las escenas en 3D son correctas, aunque no nos perderemos nada si decidimos jugarlo en 2D.

Por otro lado, el color también tiene su protagonismo. Un Mario Party sin color no sería prácticamente nada. En esta ocasión, los colores son vivos y llamativos, llenando de alegría la pantalla. Por su parte, los escenarios son más que bonitos, aunque eso sí, podría haberse dado mucha más vida a los trofeos. A lo largo de las partidas, iremos obteniendo monedas con las que comprar burbujas para nuestra colección. Son bonitas, pero quizás demasiado simplonas. ¡Cuánto se echan de menos los desfiles de figuritas!

Torre Bowser

¿MARIO PARTY: ISLAND TOUR MULTIJUGADOR?

Por regla general, la saga Mario Party se ha considerado siempre un multijugador, dado que recorrer los tableros junto a amigos y competir en los minijuegos con ellos siempre ha sido más divertido que hacerlo contra la máquina. De ahí que buena parte de los eventos estuviesen orientados a más de un jugador.

Sin embargo, algo ha ocurrido en Mario Party: Island Tour. Si no teníamos bastante con saber que muchos amigos de Mario no habían sido invitados a la fiesta, ahora nos damos cuenta de que hay muy pocas opciones para jugar contra amigos. Siete tableros, un Ascenso en Globo y Juego Libre (con algunos extras). Por contra, individualmente, podemos jugar a seis tableros, a Juego Libre (con más extras), al Modo Contrarreloj, a Minijuegos de StreetPass y a la Torre de Bowser.

Hablando de la Torre de Bowser, he aquí una de las mayores atracciones de este título. En los últimos vídeos distribuidos por Nintendo, presentaron a esta modalidad de un jugador como la estrella del juego. A lo largo de 30 pisos, tenemos que ir subiendo por una torre hasta llegar a Bowser. En cada piso, tendremos que ganar un minijuego y, por supuesto, ir venciendo a los jefes finales en entretenidos minijuegos especiales. Hay que reconocer que esta modalidad es entretenida, pero, para evitar guardar la partida y continuarla más adelante, no habría estado mal que pudiesen cooperar dos jugadores.

Mario y Luigi Mario Party

¿COMPRAR O NO COMPRAR MARIO PARTY?

Tras haber jugado y rejugado a Mario Party: Island Tour, tenemos una clara conclusión. Sigue siendo más que divertido, las risas siguen estando aseguradas en los minijuegos y ofrece una mayor diversión para un jugador. Sin embargo, no parece haber evolucionado con el tiempo, sino todo lo contrario.

Parece encontrarse bastante incompleto en cuanto a personajes, tableros, modos para disputar los minijuegos y controles de estos últimos. Así, si sois aficionados a Mario Party probablemente encontréis más de lo mismo, aunque bastante empeorado, pero si sois nuevos en este mundo probablemente os encantará.

Como ya hemos explicado al principio, dado que con un cartucho pueden jugar hasta cuatro jugadores, la única razón que encontramos mediante la cual merece la pena pagar por él es compartiéndolo. De esta manera, si vamos a jugar cuatro personas, el juego puede salir por menos de 10 euros. Incluso si lo compramos entre dos, sale bastante económico y merece la pena por los divertidos ratos que pasaremos. Pero gastar casi 40 euros una sola persona no es algo que realmente merezca la pena. ¿Aún seguís indecisos sobre si tirar el dado o no?