SATM: El descubrimiento de una forma de vida

En los últimos meses, hemos realizado un recorrido por El Señor de los Anillos: Juego de Cartas Coleccionables de la Tierra Media, a través de reseñas con sus reglas y con sus sobres de expansiones, de explicaciones del material disponible, de torneos y de una vídeo-reseña (podéis encontrarlo todo en el apartado MECCG/SATM del menú de arriba).

SATM sigue siendo todo un fenómeno a pesar de sus años, pero ¿cómo llega a convertirse en una forma de vida? Mariela González, redactora y antiguo árbitro de SATM en Sevilla, y Marc, propietario de la tienda online Mathom y organizador de torneos actuales, nos lo cuentan (y nos desvelan algunos secretillos en cuanto a sus preferencias de juego).

Personajes SATM.

UN DESCUBRIMIENTO MUY ESPECIAL…

“Un juego como éste tenía que acabar en mis manos casi de forma obligada: desde que leí El Señor de los Anillos a los once años, el mundo de Tolkien se había convertido en mi afición mayor y más preciada (y todavía lo es). Ya tenía cierta experiencia con los juegos de cartas coleccionables, puesto que era jugadora de Magic cuando Joc editó SATM en 1995. Lo encontré en una de mis excursiones semanales a las tiendas de cómic de mi ciudad (concretamente fue en una llamada Rumbo Sur), y por supuesto me compré el mazo de iniciación sin dudar”, recuerda Mariela. “Me leí de arriba abajo ese libro de reglas editado de forma infame y con letra microscópica, pero no fue hasta que encontré gente para jugar que comprendí realmente cómo se hacía, todo lo que implicaba, las inmensas posibilidades que me daba para visitar mi amada Tierra Media… y me enganché sin remedio“.

Por su parte, Marc descubrió el juego un par de meses antes de que saliera a la venta, más concretamente en unos anuncios en la Revista Líder en octubre del 95. “En cuanto salió me compré las primeras barajas. Poco después me presenté al primer torneo en Dia de Joc y unos meses más tarde tuve la suerte (o desgracia) de ganar el primer campeonato nacional, cosa que me enganchó aún más. Coleccioné todas las expansiones que se publicaron en castellano hasta el año 1999 y poco después quebró Joc y se dejaron de organizar torneos oficiales”, explica Marc.

“A finales de 2003 por casualidad me topé con el foro del Concilio de Rivendel, cuya evolución es el actual foro meccg.es donde descubrí que había una buena comunidad interesada todavía en el juego y no me costó nada reengancharme, viajando pocas semanas después a mi primer Lure a Alemania, donde recibí una grata sorpresa que en todo el mundo seguía habiendo cientos de jugadores en activo y que eran capaces de desplazarse miles de kilómetros sólo para echar unas partidas, y me sedujo la corrupción…”.

SATM

UNA INTERESANTE COLECCIÓN

De esta manera, despertó el interés de Marc en coleccionar cartas del juego en todos los idiomas. “Dos años duró la cruzada, todas y cada una de las cartas publicadas de cada expansión en cada idioma: castellano, inglés, alemán, francés, japonés, holandés, italiano y finlandés y lo conseguí. En este periodo conocí docenas de tiendas, jugadores y coleccionistas que me ayudaron en mi cometido. Tras acabar la colección, no cesó mi empeño, seguí coleccionando material promocional del juego, material precintado, cartas firmadas e incluso cartas Missprint (con errores de imprenta), colección que todavía continúo haciendo”, recuerda Marc acerca de sus enormes colecciones.

El Señor de los Anillos de la Tierra Media Juego de Cartas Coleccionables

EL ORÍGEN DE MATHOM

Entre tanta colección, y, por supuesto, mucho estudio, llegó la hora de abrir Mathom en el año 2012, una tienda online centrada en sus aficiones y, en especial, en juegos descatalogados que no se podían encontrar en otras tiendas. “Mis años de coleccionismo me sirvieron para encontrar mucho material de este género y conseguí un gran stock de este juego en todos los idiomas. Al haber cerrado cientos de intercambios positivos al respecto me resultó muy fácil confeccionar las listas de precios de cartas individuales y material precintado, resultado de un estudio de años y la disponibilidad del mismo material”, explica Marc.

“El juego siempre se ha promocionado a pequeña escala, pero en los últimos meses, al haber una tienda donde actualmente se puede encontrar a un precio bastante asequible, ha permitido ponerlo en conocimiento de muchos, pues se ha anunciado en varios blogs y foros. No es un juego que necesite mucha propaganda, lo conoce una cantidad ingente de jugones de los 90. Por aquellos tiempos los precios eran prohibitivos, casi 14.000 pesetas una caja de sobres, ahora se pueden encontrar por sólo 27 o 17€, lo que ha facilitado que los jugones puedan probar o repetir a uno de los mejores juegos de cartas de la historia, e incluso a los coleccionistas tener una de las colecciones con los mejores ilustradores de los 90: Angus McBride, Rob Alexander, John Howe, Liz Danfort…”.

Localizaciones SATM

PREFERENCIAS EN LAS PARTIDAS

Con esta segunda edad de oro, son muchos los jugadores que se han reenganchado recientemente, aunque los de toda la vida aún siguen dándole uso. Mariela cuenta que aún continúa jugando, aunque, por desgracia, con menos frecuencia de la que le gustaría. ” Tengo algunos amigos de la época todavía enganchados y jugamos de vez en cuando. Y cuando el juego se dejó de editar y los mazos y sobres se saldaron, hubo una especie de “segunda juventud”: muchas personas lo compraron aprovechando los precios irrisorios y conseguí enganchar a otro puñado de amigos. También he llegado a jugar online con algún programa creado ex profeso. Y sigo considerando un tesoro mis decenas de cajas llenas de cartas, mis archivadores y mis mazos de desafío… y esos dados de seis caras con el Ojo en llamas”.

Por supuesto, la mayor parte de jugadores cuentan con sus propias preferencias a la hora de disfrutar de partidas y la suya es la del Ojo sin Párpado. “Como sabéis, no sólo funciona como expansión sino también de manera independiente. Me gusta bastante mi mazo descubierto de orcos que se mueve sólo por las zonas de Mordor y el Este (Khan, Harondor), sacando allí aliados, facciones y objetos mayores. A veces hasta me aventuro en Gondor para tocar un poco las narices al Senescal y quitarle el Pergamino de Isildur. En cuanto a adversidades, me muevo entre dos mazos de “lluvia de criaturas” de animales y muertos vivientes. También juego con un mazo de Héroes de enanos, sacando a toda la compañía de El Hobbit. Éste es tremendamente divertido”, explica Mariela.

En definitiva, El Señor de los Anillos: Juego de Cartas Coleccionables de la Tierra Media coninúa siendo un fenómeno mundial por el que los años parecen no pasar, por sus casi infinitas posibilidades de juego y por su carácter coleccionista. ¿Aún no habéis probado esta original forma de recorrer la Tierra Media?