Child of Light: lucha, magia y luz en un precioso mundo de fantasía

Aurora se ha quedado pálida como la nieve. Se encuentra postrada en una cama y, al parecer, su cuerpo está ya sin vida. Pero, al abrir los ojos, un precioso mundo de fantasía llamado Lemuria le espera a su alrededor, cargado de criaturas que le encomendarán la difícil tarea de derrotar a la Reina de la Oscuridad, para devolver el Sol, la Luna y las estrellas a Lemuria. Sin embargo, la joven sólo piensa en encontrar a su padre para que éste deje de sufrir por ella…

Child of Light

ROL, FANTASÍA, AMIGOS Y ENEMIGOS

Por suerte, Aurora no se encuentra sola. Desde los primeros minutos conoce a Igniculus, una simpática luciérnaga que le acompañará a lo largo de la aventura, dando luz a los lugares más oscuros, ayudándole a encontrar tesoros y deslumbrando a los enemigos durante combate. Sin embargo, no será la única amistad que haga, ya que irá conociendo a diferentes amigos que se unirán a ella y, por tanto, a su equipo de batalla.

Lemuria es un mundo de fantasía cargado de adorables criaturas, pero también de monstruos malvados, que irrumpirán con frecuencia el viaje de Aurora y compañía para desafiarles a combates, donde son válidas la utilización de la fuerza, de la magia y las pociones. Elegir bien qué ataque o habilidad desempeñará cada miembro del equipo y qué combinaciones de grupo realizar son fundamentales para vencer a los enemigos, que pasan por enormes arañas, rocas gigantescas o cocodrilos.

Y es que no hay que olvidar que Child of Light es un juego de rol en toda regla, que ya se encuentra disponible, desde el pasado 30 de abril de la mano de Ubisoft para PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One, PC y Wii U, en formato digital por 14,99 euros.

Child of Light Personajes

SISTEMA DE COMBATE

Cada vez que Aurora choque con un enemigo o que se encuentre con uno de ellos, se abrirá un combate en el que aparecerán varias criaturas (aunque siempre existe la posibilidad de sorprenderles por la espalda para atacar en primer lugar). La velocidad de ataque se encuentra representada por una original barra azul y roja, situada en la parte inferior de la pantalla, que puede considerarse uno de los mejores aspectos del juego. El personaje que consiga llegar el primero hasta el final de la parte roja, actuará en primer lugar y, una vez que haya realizado su acción, volverá al principio de la barra y así sucesivamente.

En las batallas contamos con dos personajes y, en el turno de cada uno, podremos elegir atacar a través de ataques físicos individuales o que golpeen a todos los enemigos (se pueden aprender con los puntos de habilidad que se obtengan al final de cada combate) o con magia. Por su parte, también podemos optar por recuperarnos a través de pociones, por defendernos o por dar paso a otro miembro del grupo. Y es que, cada uno posee habilidades muy diferentes que no afectarán de la misma manera a cada enemigo, siguiendo la lógica de que los ataques de tipo agua son efectivos contra fuego.

Sin conseguimos debilitar a todos los enemigos (que por cierto suelen tener bastante vida dando lugar a combates largos, sobre todo los que tienen lugar contra enormes jefes finales) conseguiremos puntos para subir de nivel y para ir mejorando nuestras habilidades, pero, si nuestros personajes elegidos pierden todos sus puntos de vida, habremos perdido la batalla. Aunque siempre podemos huir de combate, retrasar a los enemigos con Igniculus, contraatacar o hacer que retrocedan si ellos también se encontraban en la parte roja en el momento en que realizamos el ataque. ¡Y cuidado con los enemigos ocultos en los cofres!

Child of Light Combates

HABILIDADES DE AURORA

Aurora puede aprender habilidades y ataques para poner en práctica durante los combates, al igual que sus compañeros, pero dado que es la protagonista de la aventura, irá haciéndose más fuerte y aprendiendo técnicas realmente útiles, otorgadas por distintos personajes. Así, Aurora comprenderá que no sólo puede correr a lo largo de los escenarios, ¡sino volar!

Esta habilidad será realmente útil para acceder a todos los rincones de Lemuria e imprescindible para ir completando las diferentes misiones encargadas. Y, por supuesto, volando podremos evitar chocarnos con alguna que otra criatura molesta y encontrar numerosos objetos.

Child of Light 2

OBJETOS Y OCULI

En los cofres y en numerosos rincones de Lemuria encontraremos objetos realmente útiles para la aventura y para los combates. Pociones para recuperar vida, para dar luz a Igniculus o elementos para aumentar las características de los personajes de manera permanente son sólo algunos de los objetos con los que podemos llenar la mochila. Sin embargo, no será lo único que encontraremos. Las piedras preciosas también se encuentran escondidas y servirán para formar combinaciones en el apartado denominado Oculi y crear así una piedra preciosa más potente.

Estas piedras servirán para equipar a nuestros personajes (un total de tres piedras por personaje) y así recibirán ventajas para el combate, como puntos extra, aumento del ataque, de la defensa o incremento en la efectividad de diferentes habilidades. Eso sí, no todas funcionan de manera efectiva en todos los personajes, por lo que tenemos que mirar bien cuáles encajan con sus habilidades para que no les perjudique llevarlas.

Child of Light Puzles

MODO COOPERATIVO CON IGNICULUS

Al poco tiempo de que Child of Light fuese anunciado, se confirmó que contaría con un modo cooperativo, que recuerda mucho a la saga Rayman o a Puppeteer. Así, la luciérnaga Igniculus es controlada por el segundo jugador, sirviendo de complemento a Aurora.

Su tarea consistirá en seguirla para iluminarle algunas partes de los caminos más oscuros, para iluminar cofres con el objetivo de encontrar objetos o para detener mecanismos que podrían quitarle vida a Aurora. Igniculus cuenta con una barra de luz que se vacía si no dejamos de brillar y que nos permitirá, además, darle algunos puntos de vida a Aurora.

Durante los combates, la función de Igniculus es deslumbrar a los enemigos para que éstos pierdan velocidad y dar ventaja a nuestro equipo en cuanto a velocidad de ataque. Además, en combate también puede dar vida a nuestro grupo, aunque hay que tener en cuenta la cantidad de luz que le queda, dado que, si no disponemos de más, no podremos hacer nada. Así, la tarea del segundo jugador es sencilla y, en ocasiones, puede llegar a ser muy monótona, puesto que es un complemento prescindible. ¿No habría sido más acertado que el segundo jugador asumiese el papel de un segundo miembro del grupo y participar de forma activa en los combates eligiendo las acciones?

Child of Light Igniculus

JUGABILIDAD CHILD OF LIGHT

Para conseguir su objetivo principal, vencer a la Reina de la Oscuridad, Aurora tendrá que ir completando diferentes misiones, que le llevarán, además, a aumentar el grupo de personajes que le acompañarán y a recibir recompensas que fortalecerán a su grupo. Para ello, avanzaremos por el mundo de Lemuria hacia nuestro siguiente objetivo asignado y, para facilitar aún más el camino, contamos con un mapa y con unas luces que nos guiarán por el lugar correcto.

La aventura está dividida en capítulos, que suelen corresponder a cada misión y en los que será tan importante explorar todos los rincones y resolver puzles como vencer en los combates para subir de nivel y poder enfrentarnos sin problemas a los jefes finales. Además, al inicio del juego, podemos elegir el nivel de dificultad con el que contaremos a lo largo de toda la partida.

Los controles son realmente sencillos. Con un botón volamos, con otro abrimos cofres o interactuamos con los habitantes de Lemuria y con el joystick nos movemos. En combate también será sencillo actuar, ya que tan sólo deberemos seleccionar la opción que queremos. Por su parte, los controles de Igniculus, el segundo jugador, son también muy simples, limitándose al joystick y a un solo botón para proporcionar luz.

Child of Light 1

ESTÉTICA Y BANDA SONORA CHILD OF LIGHT

La estética de Child of Light destaca casi tanto o más que su jugabilidad. Lemuria es un precioso mundo repleto de pequeños lugares que parecen estar extraidos de los cuentos clásicos. Estos escenarios, así como todos los personajes de la historia, cuentan con una original estética al estilo acuarela pintado a mano, que contribuye a sentirnos parte de Lemuria.

A esta increíble belleza, se le unen unos diálogos perfectamente traducidos al castellano, que cuentan, en todo momento, con rimas. Por ello, no es de extrañar que Child of Light haya sido considerado como un “poema jugable”, en palabras de sus creadores. La voz del narrador nos sumergirá en un cuento, mientras que los ingeniosos, poéticos y humorísticos diálogos de sus protagonistas nos harán sentirnos, aún más, parte de la aventura.

Pero una aventura así no tenía que tener sólo una magnífica estética ni unos ingeniosos diálogos, sino también una buena banda sonora. Y Child of Light cuenta con ella. Posee melodías absorventes y mágicas, que encajan a la perfección con cada momento y que saben reflejar muy bien la emoción de los combates o de las escenas más importantes. Así, las sintonías pasan de ser alegres a tristes, dependiendo de cada situación y convierten a este título en una apuesta perfecta en cuanto a su apartado estético.

Child of Light Deluxe Edition

CHILD OF LIGHT: DELUXE EDITION

Aunque Child of Light se encuentra a la venta exclusivamente en formato digital, cuenta con una Edición de Lujo. En ella, se incluye el código de descarga del juego, un llavero con luz de Igniculus, un pequeño libro de arte, un póster diseñado por Yoshitaka Amano y contenido extra del juego (Golem Pack y Dark Aurora Pack). Esta edición, valorada en menos de 20 euros, ya se encuentra a la venta en una misma caja para PS3 y PS4 y llegará el próximo 15 de mayo en su versión de PC.

Child of Light Escena

CONCLUSIONES CHILD OF LIGHT

Child of Light puede definirse como una aventura de fantasía, rol, magia y estrategia, en la que cobran una gran importancia la exploración de Lemuria y los entretenidos combates contra todo tipo de criaturas. La estética, los diálogos y la banda sonora tienen una importancia enorme en la historia, algo que encantará a aquellos jugadores que buscan un juego bonito y que podría defraudar a aquéllos que prefieren un título centrado en la jugabilidad.

Su nivel de dificultad tampoco es demasiado elevado, ni en los combates ni en los puzles, ni tampoco su duración, pero dado que cuenta con un precio realmente económico, podríamos decir que verdaderamente merece la pena. Enseguida cogeremos cariño a los personajes y nos sentiremos parte de la aventura, emocionándonos con la historia y la ternura de Aurora, pero sin que eso impida que nos entreguemos en cuerpo y alma a los combates.

Estos combates no serán tan regulares como en otros juegos de rol (algo que puede considerarse incluso una ventaja por las pocas interrupciones en la historia), pero eso sí, serán bastante largos a no ser que poseamos ataques que afecten a todo el grupo de enemigos. En definitiva, nos encontramos ante una apuesta divertida, emocionante y preciosa que nos demuestra que la jugabilidad no tiene que significar una renuncia a la estética ni viceversa, ya que juntas dan como resultado una original propuesta como es Child of Light.