Demundus: un original universo para conocernos y aprender de los demás

En ocasiones, creemos conocer de verdad a alguien y, sobre todo, creemos conocernos a nosotros mismos. Otras veces, no disponemos de tiempo (o de ganas) para quedar y hablar de nuestros miedos, preocupaciones, problemas o inquietudes. Reflexionar sobre nosotros mismos y conocer realmente a alguien requiere de un esfuerzo importante, pero ¿y si hacemos todo esto jugando? Demundus, un precioso juego de mesa, nos transporta a una original experiencia donde siempre ganamos, aunque no nos convirtamos en el vencedor de la partida.

demundus

DEMUNDUS: TE CONOCERÁS. TE CONOCERÁN

Demundus es un juego de cartas, de 2 a 8 jugadores, con partidas de una hora de duración, creado por Bruno Ketels y Rosa Membrado y editado por Mind2Feel. Está recomendado para personas mayores de 14 años y ya se encuentra a la venta en su web oficial, a un precio de 29,70 euros, con sesión de coaching incluida y envio gratuito.

El objetivo es vivir una experiencia diferente, lejos de nuestros miedos, que nos haga conocernos mejor a nosotros mismos, a los que nos rodean y aprender de la vida, en general. Esto será posible a través de un universo de espectaculares imágenes realizadas por Laia Juez, que conformarán un gigantesco puzle, a medida que vayamos progresando. Sin embargo, esto no significa que haya que renunciar a la diversión. Todo lo contrario: Demundus ofrece divertidas experiencias, con risas aseguradas, gracias a las pruebas a realizar.

El demonio es el encargado de poner patas arriba el mundo, alejándonos de la comodidad y la seguridad, haciendo que perdamos la noción sobre donde estamos e impidiéndonos ver y escuchar. Sin embargo, no es imposible vencerle. Los Talentos, representados a través de Riesgo, Regalo, Acogida y Gurú pueden darnos la victoria de la partida, al ganarle. ¡Bienvenidos a la terapia más divertida del mundo!

Demundus Componentes

UNA PARTIDA A DEMUNDUS

Está muy bien que Demundus nos introduzca en los valores y en el conocimiento hacia el mundo, haciendo que todos resultemos ganadores en cierto sentido, pero, como juego de mesa, es lógico que haya un jugador que se convierta en el vencedor de la partida. En este caso, el ganador será aquel jugador que consiga completar en primer lugar su cartilla Demundus con las fichas de Talentos (aunque su carácter semi cooperativo hará que todos consigamos poner orden en el mundo, uniendo el puzle si un jugador completa su Cartilla).

Antes de comenzar la partida, se reparte una Cartilla a cada jugador. Estas Cartillas están formadas por cinco huecos de Riesgo, cuatro de Regalo, tres de Acogida y tres de Gurú. Para completarla, deberemos ir ganando las  fichas de Talento correspondientes y así rellenar todos los huecos. Después, se coloca la carta de Diablo en el centro de la mesa, junto a las cartas del juego, que separaremos en función de su dificultad. Al otro lado de la carta de Diablo, irá situado el mazo de descartes.

¿Y cómo se consiguen estos Talentos? Muy sencillo. A través de las cartas del juego, que representan fragmentos del mundo que hay que ordenar. Cada una de ellas se compone de dos caras, que muestran una parte repleta de detalles de un precioso dibujo y, en su reverso, la prueba a realizar. Tras decidir quien hará el papel de juez en primer lugar (en cada turno habrá un juez diferente), comienza el juego. El juez tomará dos cartas y elegirá una.

Deberá leerla al resto y, en caso de que los jugadores realicen correctamente lo que se indica en la carta, otorgará la totalidad o una parte de los Talentos que en ella se indican. Aunque siempre puede optar por no dar ninguno o por dar un Talento extra, valorando siempre el atrevimiento de cada jugador a pruebas nuevas, la generosidad de cada uno, la forma en que se abre al resto y como escucha las necesidades de los compañeros.

Dibujo resultante de la unión de las cartas.
Dibujo resultante de la unión de las cartas.

Así, unas pruebas se irán sucediendo a otras, hasta que algún jugador complete su Cartilla, momento en que podrá ordenarse el mundo, uniendo el puzle con todas las cartas. ¿Pero en qué consisten? Demundus posee retos de todos los tipos con tiempo para completarlos: orientados a conocer nuestro cuerpo, a hablar de experiencias pasadas, de los cambios en nuestra personalidad, confesiones, relajación a través de la respiración y de la tranquilidad, conocimiento de los demás a través de las reacciones del cuerpo y de la mente…

En definitiva, estamos ante un enorme número de retos que harán que cada partida sea completamente diferente a la anterior y en los que la estrategia para conseguir los Talentos necesarios para completar la Cartilla se convierte en fundamental.

A todo esto… ¿qué ocurre si las cartas se han terminado sin que nadie complete su Cartilla? Pues que el demonio habrá ganado y el mundo seguirá siendo más caótico. ¡Más suerte para la próxima vez! Con todo ello, estamos ante una apuesta divertida y original que nos sumerge en un universo repleto de colorido al que, por desgracia, no estamos acostumbrados a viajar.

Sus sencillas reglas lo convierten en un juego apto para todo tipo de personas y, cuanto mayor sea el número de jugadores y más distintas sean sus personalidades, más riquezas tendrán las partidas. Por su parte, la gran calidad de sus componentes y el gran tamaño de sus cartas son otro de los puntos a su favor. Os recordamos que, si os ha gustado, podéis adquirirlo en su web oficial, desde donde también podéis conocerlo con más detalle.

COMPONENTES DEMUNDUS

  • 28 Cartas
  • 8 Cartillas
  • 120 Fichas de Talento
  • Instrucciones
  • Sesión de coaching gratis