Miskatonic Escuela para Señoritas, la nueva apuesta de mazos (y humor) de Edge

Hace unas semanas, Edge anunció en su cuenta de Instagram que Miskatonic Escuela para Señoritas se encontraba en su fase final de desarrollo. Ahora, se ha confirmado de manera oficial, estando prevista su salida para este mes de julio, tal y como ha señalado la misma Edge en su web oficial.

Miskatonic Escuela Para Señoritas

ASÍ SERÁ MISKATONIC ESCUELA PARA SEÑORITAS

Miskatonic Escuela para Señoritas nos sumergirá en un reto al mando de una de las casas de estudiantes de la escuela privada, en partidas de 2 a 4 jugadores, de una hora de duración. Su precio rondará los 39,95 euros y, por supuesto, ya se puede reservar desde la tienda de Edge.

El objetivo es convertirnos en la casa de estudiantes que conserve algo de cordura, algo que no resultará fácil debido a la cantidad de extrañas criaturas que habitan en la escuela. Presentado como un juego de construcción de mazos, llama la atención la posibilidad de construir los mazos de nuestros rivales, además de los propios, por lo que la interacción está asegurada.

Y es que, para enfrentarnos a las casas rivales no sólo será imprescindible contar con las alumnas más eficaces en nuestro mazo, capaces de hacer frente a los profesores sectarios, sino que será necesario enviar a estas criaturas a las otras casas. En Miskatonic Escuela para Señoritas no nos penalizarán por ser chivatos, así que está permitido jugar sucio, sobre todo si son los demás quienes intentan construirnos nuestro mazo, teniendo en cuenta que los profesores son los mayores enemigos (y que no están permitidas las visitas de padres)…

Miskatonic
Cartas y tablero individual.

En medio de esta locura, no podían faltar las humorísticas cartas, perfectamente ilustradas y con habilidades muy diferentes entre sí. Su temática está basada en los Mitos de Cthulhu, por lo que cuenta con un toque siniestro, pero sin perder la alegría.

Además, tal y como ha confirmado Edge, Miskatonic Escuela para Señoritas estará compuesto por más de 190 cartas ilustradas por Betsy Peterschmidt, cuatro tableros individuales para las casas, contadores y cuatro pizcas de desesperanza. También, pensando en los jugadores más imaginativos, incluirá varias cartas en blanco, para personalizarlas con estudiantes y profesores provenientes de la imaginación.

Estos tableros individuales servirán para “acoger” a los monstruos que nos regalen otros jugadores, pero también para colocar a las estudiantes que hayamos comprado en nuestros turnos y para medir los puntos de cordura que nos queden. Como ya hemos explicado, el jugador que conserve más cordura, de los 20 puntos totales, será el ganador.