Un día en el mercado: la competición más dura entre comerciantes

Una buena fórmula para conseguir un gran número de clientes en un mercado es ofrecer los productos más frescos. Sin embargo, no siempre es fácil colocarse al lado de los camiones de reparto, sobre todo cuando más comerciantes tienen los mismos objetivos. Un día en el mercado, el nuevo juego publicado por Edge, resumen a la perfección está competición.

Un día en el mercado

¿CÓMO ES UN DÍA EN EL MERCADO?

Un día en el mercado es un juego de Friedemann Friese, autor de juegos como Alta Tensión o Viernes y una versión renovada de Fresh Fish (juego que salió a la venta en el año 1997). Su fecha de lanzamiento está prevista para el próximo 14 de noviembre, a un precio de 39,95 euros.

Se trata de una apuesta de 2 a 5 jugadores, en la que nos ponemos en la piel de comerciantes que experimentan cómo es un día en el mercado. Desde los primeros minutos de juego, comprobaremos que no es una tarea sencilla: hay que conseguir colocar los puestos cerca del camión de reparto, para poder ofrecer los mejores productos a los clientes.

Teniendo en cuenta que el resto de jugadores tendrá el mismo objetivo, la plaza del mercado se convertirá en escenario de peleas. Unos comerciantes se adueñarán de sitios que parecían estar reservados, otros se empeñarán en bloquear nuestras rutas hasta el camión, mientras que el resto podría colocar su puesto en nuestra ruta más corta.

Dado que no está permitido la entrega de artículos de forma directa desde el camión, siempre es necesario crear al menos una ruta que comunique el puesto con el camión. Y cuanto más corta sea la ruta mejor, ya que al final de la partida se contarán las rutas entre el camión y los puestos y se restarán las monedas que hayan sobrado, siendo el ganador aquel comerciante con menos puntos, por ofrecer los productos más frescos y por haber colocado mejor sus cuatro puestos de mercado.

¿Y para qué sirven las monedas? En esta dura competencia, tendrán un gran protagonismo las subastas. Éstas se utilizarán para conseguir los mejores sitios en el mercado, a través de la compra de piezas de puesto baratas. Eso sí, los jugadores que apuesten muy poco tendrán consecuencias negativas, como sitios muy alejados del camión. ¿Merecerá la pena apostar por sitios más o menos buenos o esperar a ver si aparecen sitios perfectos?

Con todo ello, Un día en el mercado se convierte en una emocionante competición, en la que fastidiar a los rivales e intentar solucionar las nefastas consecuencias de sus planes. En esta ocasión, en comparación con el juego original, se añaden nuevas rutas y algunos pequeños cambios, para una experiencia de juego aún más competitiva.

Un día en el mercado juego

COMPONENTES UN DÍA EN EL MERCADO

  • 42 Componentes grandes de madera (puestos de mercado, camiones de reparto y mesas de mercadillo)
  • 126 Piezas con rutas, puestos de mercado, aparcamientos y calles
  • 7 Tableros de juego distintos con casillas de mercado diferentes
  • 30 Discos de reserva
  • 55 Monedas
  • Instrucciones