Gloobz: monstruos y rapidez mental en el nuevo juego de Morapiaf

Morapiaf acaba de poner a la venta en España Gloobz, su nuevo juego de mesa en el que las figuras de plástico de monstruos y botes de pintura se unen a unas reglas basadas en la rapidez mental y en la habilidad. Ha tenido lugar un accidente en el laboratorio y los Gloobz no solo se han mezclado, sino que han desteñido…

gloobz

¿EN QUÉ CONSISTE GLOOBZ?

Gloobz es un juego de mesa de 2 a 6 jugadores, con partidas de 20 minutos de duración, recomendado para mayores de seis años. Alexandre Droit es el creador de este juego, que cuenta con Maxim Cyr como ilustrador, y que ahora llega en una edición en castellano de la mano de Morapiaf, después de su lanzamiento a través de Gigamic.

Ya puede comprarse a un precio de 16,50 euros y, además de tener una mecánica de juego de locura, destaca por sus figuras blanditas de monstruos blancas, de criatura especial y de botes de pintura. Son estas figuras las que los jugadores tienen que agarrar antes que el resto para conseguir los ansiados puntos que les lleven hasta la victoria.

Coger una figura u otra depende del grito del jugador en turno de “¡Más Gloobz!” o “¡Menos Gloobz!”, antes de levantar una carta y, por supuesto, del mismo resultado de la carta. Es en ésta donde se indicará qué bote de pintura y qué monstruo son los correctos. Aunque también puede haber varias soluciones.

gloobz morapiaf

UNA PARTIDA A GLOOBZ

Antes de empezar, se entrega a cada jugador un disco de puntuación y se colocan las cartas y todas las figuras en el centro de la mesa, al alcance de todos. El primer jugador, deberá escoger entre decir “¡Más Gloobz!” o “¡Menos Gloobz!”. A continuación, levantará la primera carta.

En cada una de ellas, aparecen varios monstruos y varios colores. Si se ha escogido la opción “¡Más Gloobz!”, todos los jugadores deberán coger el bote de pintura correspondiente al color mayoritario de la carta y el monstruo correcto, es decir, aquel que aparezca más veces en ella. En caso de que se haya gritado “¡Menos Gloobz!”, deberá cogerse el cubo de pintura que no aparezca (o que esté representado menos veces) y el monstruos minoritario.

Hay que tener en cuenta que, en buena parte de los casos, puede haber empate en el número de colores y de monstruos, por lo que deben agarrarse varios botes de pintura y varios monstruos con una misma carta. Además, como en todo juego de habilidad, existen cartas especiales.

En algunas de ellas, hace su aparición un monstruo de tres colores. Cuando esto ocurra, los jugadores deberán agarrar solo a ese monstruo. Por su parte, en el momento en que aparezca la carta con una lupa, se deberán coger todas las figuras de la mesa. Tras completar una carta, tiene lugar el recuento de puntos. Cada jugador sumará un punto por cada figura que haya cogido correcta. Por su parte, cada figura incorrecta restará un punto. Los discos de puntuación se utilizarán para marcar estos puntos, sin necesidad de lápiz y papel.

En función del número de jugadores que se enfrenten, será necesario llegar a una determinada cantidad de puntos. El jugador que los consiga en primer lugar, como resultado de su mayor atención, reflejos y rapidez, se convertirá en el ganador de la partida.

Gloobz juego

CONCLUSIONES

Gloobz es un juego que reúne sencillez, rapidez y habilidad, a través de partidas muy rápidas. A simple vista puede recordar mucho a los juegos de la serie Fantasma Blitz, en los que los jugadores compiten por agarrar las figuras correctas en función de las cartas. Sin embargo, tienen varias diferencias.

En primer lugar, las figuras son de material blando, algo que facilita su agarre y evita los golpes al intentar coger una figura dura. En segundo lugar, aquí se hace necesario agarrar muchas, sino todas, frente a los juegos de Fantasma Blitz en los que solo se debe coger una figura. Por este motivo, las partidas pueden parecer más caóticas y se puede tomar una gran ventaja en una sola jugada.

Además, puestos a comparar, tal vez resulten más sencillas de localizar las figuras de Gloobz una vez que se han jugado unas cuantas partidas, algo que puede verse como una ventaja o como un inconveniente. Sea lo que sea, Gloobz es una apuesta divertida, ideal para disfrutarse en familia o con amigos, sin necesidad de que éstos sean aficionados a los juegos de mesa.

Sin embargo, aunque se trate de un juego para mayores de seis años, es más emocionante jugarse solo con adultos o solo entre niños, sobre todo si éstos son pequeños, para que las partidas estén equilibradas. En definitiva, estamos ante un juego con una estética muy cuidada y atractiva, no solo a través de las figuras, sino de los útiles discos de puntuación, y con unas reglas que garantizan la emoción, la locura, los nervios, las risas y alguna que otra pelea. Sobre todo cuando son varias las opciones correctas.

COMPONENTES DE GLOOBZ

  • 56 Cartas
  • 3 Figuras Gloobz Blancas (esférica, piramidal y cúbica)
  • 3 Figuras Botes de Pintura (azul, rojo y amarillo)
  • 1 Figura Megagloobz Multicolor
  • 6 Discos de Puntuación
  • Instrucciones