Así son los tres nominados al Spiel des Jahres 2015

La semana pasada, se anunciaron los nominados al Spiel des Jahres 2015, los premios más importantes otorgados a los mejores juegos de mesa del año en sus tres categorías: Mejor Juego de Mesa, Mejor Juego de Mesa Infantil y Mejor Juego de Mesa Avanzado.

En la categoría a Mejor Juego de Mesa compiten Colt Express, Machi Koro y The Game y, a la espera de saber quién será el ganador, analizamos cómo son y en qué consisten estas tres apuestas.

  • COLT EXPRESS

Colt Express es un juego de mesa de 2 a 6 jugadores, con partidas de 40 minutos de duración, que ya se encuentra a la venta en castellano de la mano de Asmodee. En él, los jugadores compiten por ser los más ricos y, para ello, se convierten en forajidos que asaltan el tren Union Pacific Express.

Los viajeros descansan tranquilos sin saber que un grupo de bandidos va a intentar atracarles para conseguir su dinero y sus objetos de valor. Éstos hacen su aparición por el techo a golpe de disparos y se encuentran armados. Lo que no saben es que los atracadores competirán por ser los más ricos. Aquel con más dinero, se convertirá en el ganador de la partida.

En total, las partidas se componen de cinco rondas, marcadas por una carta de evento y en las que cada personaje cuenta con una habilidad especial. En ellas, se juegan cartas de acción y se aplican sus efectos, ya sean movimientos, disparos o robos. Toda la acción se desarrolla en un tren en tres dimensiones.

Las fichas de los jugadores se moverán a través de los vagones (y por el techo) y, en función de su posición, podrán robar, disparar, distraer al vigilante o atacar a los rivales a golpe de puñetazo o mediante disparos. Al final de la partida, el jugador que haya realizado más disparos recibirá una bonificación especial.

mejor juego de mesa 2015

  • MACHI KORO

Machi Koro, que cuenta con una edición en castellano renombrada como Ciudad Machi Koro y distribuida por Homoludicus (Devir), es un juego de cartas de 2 a 5 jugadores, con partidas de 30 minutos de duración. Bajo su colorida estética, el objetivo es convertirse en el alcalde con la ciudad más rica.

Cada jugador comienza la partida con un parque de trigo, una panadería y tres monedas. En su turno, cada uno lanzará el dado o los dados y, en función del resultado y del color de las cartas, podrán activarse cartas propias o de los rivales. Esto implica ganar monedas por parte del banco o de otros jugadores o pagar a los rivales. A continuación, se puede adquirir un nuevo edificio para sacarle rendimiento económico en un futuro, ya sean minas, manzanares, bosques, mercados o centros de negocios.

El primer alcalde que consiga edificar una estación de tren, un parque de atracciones, una emisora de radio y un centro comercial será el ganador de la partida. Estos edificios pueden construirse en cualquier orden y su creación traerá consigo ventajas, como el lanzamiento de dos dados o la opción de repetir tiradas.

La edición en castellano del juego incluye la expansión El Puerto, que añade nuevas cartas y nuevas reglas. En ella, el objetivo pasa a construir seis puntos de interés antes que el resto, en lugar de cuatro. Además, aparecen nuevos centros, como el restaurante de sushi, el almacén de comida, la floristería o la hacienda.

  • THE GAME

The Game es un pequeño juego de cartas de 1 a 5 jugadores, con partidas de 20 minutos de duración, que por ahora no cuenta con una distribución en España. Calificado como un juego muy sencillo de aprender en el que es muy difícil ganar, The Game se presenta con ilustraciones maléficas sobre sus cartas numeradas y con una jugabilidad cooperativa.

El objetivo es colocar todas las cartas sobre la mesa de juego. Cada jugador empieza con varias cartas en la mano, que varían en función del número de jugadores. En la mesa, se colocan las dos cartas numeradas con el uno y las dos del cien, formando cuatro filas. En su turno, cada uno colocará dos cartas al lado de ellas.

Las cartas marcadas con el número uno tienen una flecha hacia arriba, lo que indica que solo pueden colocarse cartas de un número mayor a su lado. Por su parte, las marcadas con el cien cuentan con una flecha hacia abajo, para situar sobre ellas cartas de un valor inferior. La única excepción es que pueden colocarse cartas con un valor exacto de diez puntos por encima o por debajo de la última carta colocada. Es decir, sobre una carta marcada con un 25 podría colocarse una con un 15 aunque no cumpliese las reglas marcadas por las flechas.

A pesar de ser una apuesta cooperativa, no está permitido comunicarse con el resto de jugadores, aunque sí realizar advertencias. Para aumentar su dificultad, cuenta con otra modalidad de juego en la que colocar tres cartas por turno en lugar de dos.