Granjeros: cooperación y competición en un nuevo juego de gestión de recursos

Granjeros es un juego de mesa inspirado en una nueva generación de empresas que están cambiando el mundo, no por ser las mejores empresas del mundo, sino por ser las mejores para el mundo”. Así definen esta nueva apuesta sus creadores, con motivo de su campaña de búsqueda de financiación en Kickstarter.

granjeros

GRANJEROS EN KICKSTARTER

Granjeros es un juego de mesa de 4 a 5 jugadores, con elementos competitivos y cooperativos, que convierte a los jugadores an agricultores. Creado por Idemax, estudio ubicado en Santiago de Chile, se encuentra inmerso en una campaña de búsqueda de financiación en Kickstarter.

A 14 días para que finalice, lleva recaudados 30.689 dólares, de los 35.000 que se necesitan para que el juego se convierta en realidad. En caso de conseguirse el objetivo inicial, los mecenas recibirán el juego (y sus recompensas) a lo largo del próximo año. Los envíos se realizan a todo el mundo.

Esta apuesta cuenta con el apoyo de Devir y de B-Corps, un movimiento global que trata de redefinir el modelo de negocio actual, convirtiendo la colaboración, la empatía y la confianza en las mejores herramientas para combatir la pobreza y los daños medioambientales. ¿Y en qué consiste el juego?

En Granjeros, los agricultores acaban de llegar a una tierra repleta de oportunidades, en la que desarrollar sus parcelas sostenibles. Más concretamente, a un lugar formado por 19 parcelas, divididas en hexágonos, y con un pozo de agua en el centro. Éste será uno de los principales elementos del juego, utilizado en cada turno y que incluso determinará las ventas. Los siete cubos de su interior se utilizarán para extraer el agua y para marcar la época de sequía.

Granjeros juego de mesa

Todos ellos compiten por crear la mejor granja, pero también cooperan entre ellos para alcanzar el progreso. La confianza se vuelve fundamental, tanto es así que se hacen responsables de unos recursos comunes, que afectan a todo el sistema.

Al principio de la partida, y por orden, los jugadores colocarán una cosecha en una casilla vacía del tablero y el dado determinará qué tipo de recursos ofrecerá. Cuando todos hayan colocado dos cosechas, la partida comienza. Cada turno se compone de una serie de pasos, que comienzan con la extracción de un cubo de agua y la tirada de dados para obtener frutas y verduras.

A continuación, el jugador podrá invertir en tecnología o comprar terreno, semillas y trabajadores, ya sea de forma individual o cooperando con otros jugadores. Por último, la fase de negociación se traduce en el diálogo con el resto para planear futuros desarrollos. Así, los jugadores podrán llevar a cabo acciones, aunque no estén en su turno.

Mientras que el huerto ofrece una producción limitada, el granero y la granja implican una mayor cantidad de recursos y, con ello, de ganancias. Finalmente, el desarrollo de una industria proporciona unos mayores beneficios, siempre respetando los valores de B-Corps de transparencia y mejora social y ambiental.

El ganador de la partida será aquel jugador que alcance los siete puntos de victoria ‘B’, aunque también puede ocurrir que sean varios los que los consigan a la vez. En este caso, habrá varios vencedores. Inspirado en clásicos como Catan o Aventureros al Tren, este proyecto nace como resultado a siete meses de trabajo. El dinero recaudado en Kickstarter está pensado para producir y comercializar el juego, para crear una versión en inglés y para trabajar en Granjeros Junior.