Análisis: Starific

“El caos en el cosmos”. Así define Beveled Edge Studios a Starific. Se trata de una apuesta arcade gratuita, en la que el jugador recurre a su habilidad para salvar a su querida estrella, que lucha por mantenerse a salvo. Con elementos que recuerdan al clásico Breakout, Starific cuenta con cuatro modalidades de juego y con numerosos extras. Pincha aquí para jugarlo por ti mismo o descubre más en este análisis.

Starific

ARCADE, MOVES, TIME Y SANDBOX

Starific es un juego que ya puede disfrutarse de forma gratuita en dispositivos iOS, Android o desde el navegador. De manera resumida, estamos ante un título en el que el jugador tiene que evitar que su estrella se pierda por el espacio. Para ello, cuenta con una barra y con un sencillo manejo para esta.

En mitad del espacio, aparecen todo tipo de bonificadores. Por norma general, es recomendable hacerse con ellos, aunque no siempre pueden ser tan buenos como parecen… Tras iniciar el juego, comprobamos como incluye cuatro modalidades, aunque en un principio solo esté desbloqueada la primera de ellas: Arcade. El resto lo componen Moves, Time y Sandbox.

En todos ellos, el objetivo es golpear a la estrella con la barra, independientemente de que tengamos que aguantar lo máximo posible para subir de nivel o contemos con un tiempo determinado. Así, ¿cuál es la diferencia respecto a Breakout?

Starific review

BREAKOUT VS. STARIFIC

A día de hoy, Breakout cuenta con innumerables versiones (más allá de la creada para Google Imágenes). No es para menos, puesto que se trató de un juego sencillo, pero revolucionario y altamente adictivo. Y sabemos que las comparaciones son odiosas, pero si nos encontramos ante un juego protagonizado por una barra y una estrella a modo de pelota, se hacen inevitables.

No podemos decir que Starific sea mejor que el clásico, ni tampoco sería justo por el avance en el mundo de los videojuegos. Pero sí que esta nueva apuesta ha tomado lo mejor de Breakout para convertirse en un nuevo juego, más completo y con un gran elemento a su favor: las sorpresas.

Estas llegan en forma de bonificadores para atrapar. Algunos de ellos aumentan el tamaño de la barra o fabrican una nueva, mientras que otros reducen la velocidad de la estrella para darnos algunos segundos extra. Por su parte, existen los objetos que aumentan el tamaño de la protagonista o que crean nuevas que se mueven en todas dirección. También están las que multiplican los puntos conseguidos. Y es que estos son un elemento clave, ya que se traducen en más niveles, más dificultad y más premios.

Starific juego

LOS PREMIOS DE LA RULETA

Por desgracia, no todos los elementos que se encuentran esparcidos por la pantalla son buenos. Podemos coger aquellos que multiplican la velocidad de la estrella o que congelan la barra y que podrían suponer un final. En Starific, los puntos hacen subir de nivel y, a diferencia de buena parte de los juegos por niveles, no se interrumpe la partida. De esta forma, se puede haber alcanzado un nivel muy alto sin necesidad de haber parado ni una sola vez.

A la vez que pasa el tiempo, aumenta considerablemente la dificultad. La velocidad de la estrella aumenta y, con ella, el auténtico caos por la enorme cantidad de objetos en pantalla. Un simple despiste o una mala jugada pueden hacer que la protagonista no rebote en la barra. En ese caso, no quedará otro remedio que volver a empezar, independientemente del tiempo invertido.

Es por esto que las partidas pasan de durar un par de segundos a varias horas, dependiendo de la habilidad del jugador. Sin embargo, una vez que pierda (o que decida suicidarse), no se irá con las manos vacías. Además de puntos, se recauda dinero con el que poder jugar a una colorida ruleta.

En ella, no solo podrán conseguirse útiles objetos, sino todo tipo de fondos con los que dar un toque diferente a las partidas. Estos pasan por escenarios invernales, lluviosos, montañosos, con agua, e inspirados en la naturaleza y en los animales. Pero también por fondos basados en comidas, en elementos urbanos, tecnológicos o en el mismo Superman. Su combinación entre partidas elimina la monotonía, a la vez que llena la pantalla de colorido. No faltan las nuevas opciones de configuración, que permiten cambiar, entre otros aspectos, el tamaño.

Starific game

CONCLUSIONES DE STARIFIC

Starific es un juego tremendamente adictivo y entretenido, ideal para disfrutarse en ratos de aburrimiento o cuando se dispone de poco tiempo. Requiere de una gran agilidad y destreza visual, ya que en pocos minutos la pantalla quedará repleta de colores, estrellas, paredes y bonificadores. Los formación de combos se conforma como uno de sus principales atractivos.

No resulta extraño que, en ocasiones, no sepamos ni donde se encuentra la misma estrella, a lo que contribuye que cada partida sea completamente diferente a la anterior. Sin embargo, esta dificultad creciente, junto con los más de 80 elementos a desbloquear lo convierten en un juego del que es muy difícil librarse una vez que se ha probado.

Su mecánica de juego y su estética también recuerdan a Bomberman y a Geometry Wars, por lo que despertará la nostalgia de aquellos que solían disfrutar de los arcade durante sus infancias y adolescencias. Como se puede comprobar en su tráiler de presentación, cuenta con inmensas posibilidades de juego, aunque siempre bajo la misma base. A todo ello le acompaña una banda sonora que, aunque no será del agrado de todos los jugadores, sí que servirá para añadir tensión, emoción y, sobre todo, para crear esa sensación de caos de principio a fin.