Asmodee Ibérica pone a la venta Raptor en su versión en castellano

A pocos días para que finalice febrero, Asmodee Ibérica ha anunciado el lanzamiento inminente de tres juegos de mesa en este mes, en su versión en castellano. Todos ellos ya están llegando a buena parte de las tiendas.

El primero del que os hablamos es Raptor, una apuesta protagonizada por una hembra de velociraptor y sus crías. Barony y Zombies vs. Cheerleaders, de los que os contaremos todos los detalles la próxima semana, completan este anuncio.

Raptor juego de mesa

CIENTÍFICOS CONTRA VELOCIRAPTORES

Raptor es un juego de mesa para dos jugadores, con partidas de 25 minutos de duración. Creado por Bruno Cathala y Bruno Faidutti e ilustrado por Vincent Dutrait, ya cuenta con edición en castellano.

La historia comienza con una exploración a una misteriosa isla del Pacífico. Tras regresar de su misión, los cientíticos cuentan con numerosas heridas que demuestran que la teoría era cierta: los dinosaurios siguen existiendo. Más concretamente, este lugar es el hábitat de un velociraptor hembra y de sus cinco crías.

Así pues, los científicos regresarán a la isla con la misión de capturar vivos a los pequeños. Teniendo en cuenta el carácter de la madre, fiel defensora de sus dinosaurios, todo indica que neutralizarla no será una tarea sencilla.

Un jugador se pone en la piel de este grupo de científicos, mientras que el otro controla a los animales. El primero ganará la partida en caso de que consiga paralizar a la hembra o capturar a tres pequeños, habiéndolos dormido. Por su parte, el segundo jugador obtendrá la victoria si elimina a todos los científicos o si consigue esconder a tres crías en un lugar inalcanzable para ellos.

Raptor juego

UNA PARTIDA A RAPTOR

Tras elegir el escenario de la partida (jungla o sabana), se crea el tablero. Éste se compone de distintas partes, a las que se suman varias rocas para repartir en el terreno. El jugador que controle a los velociraptores, colocará las figuras de la madre y de las crías a lo largo del escenario y recibirá, además, sus nueve cartas de acción.

Por su parte, el que maneje a los humanos colocará cuatro de sus figuras en la parte exterior del tablero. Las otras seis pasarán a formar parte de la reserva. Contará también con sus nueve cartas de acción y con las fichas de tranquilizante y fuego. Tras robar tres cartas de sus respectivos mazos de acción, comienza el juego.

Un turno comienza con la elección de una de las tres cartas de la mano por parte de cada jugador. Tras mostrarlas a la vez, aquel cuya carta tenga el valor más bajo podrá realizar la acción de dicha carta. La diferencia entre el valor de ambas cartas marcará los puntos de acción disponibles para el segundo jugador, a canjear en su turno.

Tras robar una nueva carta, comienza un nuevo turno, siguiendo con la misma mecánica de juego. Hay que tener en cuenta que todas las cartas jugadas deben permanecer boca arriba, de forma que el rival puede ver su valor en todo momento.

El juego termina cuando uno de los dos bandos cumple con una de las condiciones para la victoria, es decir, trasladar a las casillas exteriores a tres crías o acabar con todos los científicos (en el caso del jugador de los dinosaurios) o capturar a tres crías o neutralizar a la madre con cinco dardos tranquilizantes (para el jugador de los humanos).

Ahora bien, ¿qué acciones pueden llevar a cabo durante sus turnos? Comenzando por los velociraptores, existen cinco disponibles en las que invertir los puntos de acción (en caso de quedar segundos al mostrar las cartas). Se puede optar por realizar acciones distintas o por repetir cualquiera de ellas.

1. Mover a una cría una casilla.

2. Mover a la madre en línea recta, tantas casillas como se desee.

3. Matar a un científico con la madre, siempre que éste se encuentre en una casilla adyacente.

4. Despertar a una cría de una casilla adyacente a la madre.

5. Apagar, con la cola de la madre, una ficha de fuego de una casilla adyacente.

En caso de que al mostrar las cartas este jugador tenga el valor más bajo, llevará a cabo la acción de dicha carta en lugar de utilizar los puntos de acción. Éstas pasan por asustar a científicos, observarles o eliminar fichas de tranquilizante de la misma madre o de las crías dormidas.

Respecto al jugador que controla a los científicos, también existen cinco opciones en las que invertir los puntos de acción.

1. Mover a un científico una casilla.

2. Poner en pie a un científico asustado.

3. Disparar a una cría de una casilla adyacente para dormirla.

4. Capturar a una cría dormida de una casilla adyacente (y eliminar su figura del tablero).

5. Disparar a la madre siguiendo una línea recta para darle una ficha de tranquilizante.

Por el contrario, si debe llevar a cabo la acción de una de sus cartas, podrá dormir a una o a dos crías, introducir a nuevos científicos en el tablero, moverse en línea recta todas las casillas que se desee o colocar fichas de fuego.

Al igual que ocurre con las cartas de velociraptor, cuanto más alto es su valor, más posibilidades permite. Sin embargo, no hay que olvidar que sólo la podrá llevar a cabo el jugador con la carta de número más bajo. Esto permite distintas estrategias de juego y tratar de conocer, cuanto antes, los planes del rival.

raptor asmodee

COMPONENTES DE RAPTOR

  • 10 Miniaturas de Científico
  • 5 Miniaturas de Cría de Velociraptor
  • Miniatura de Velociraptor
  • 15 Fichas
  • 9 Cartas de Acción Velociraptor
  • 9 Cartas de Acción Científicos
  • 9 Rocas de Cartón
  • 2 Hojas de Jugador
  • Tablero
  • Instrucciones