Así jugaban los egipcios al senet hace 5.000 años

Los juegos de mesa han estado presentes en las culturas humanas desde hace milenios, y el senet es un buen ejemplo de ello. No sólo fue un pasatiempo muy famoso en el Antiguo Egipto, sino que también es uno de los juegos de mesa más primitivos de los que tenemos constancia. Estamos hablando, aproximadamente, del 3.500 a.C.

El senet era jugado por todas las capas de la sociedad egipcia, desde los esclavos a los faraones. De hecho, se han hallado tableros y piezas tanto de arcilla y piedras como de maderas nobles y marfil.

Senet-jeroglifico
Pintura en la tumba de la reina Nefertari (siglo XIII a.C.).

Su presencia en tumbas como la de Tutankamón y en pinturas funerarias en las que el difunto aparece jugando contra un rival invisible invitan a pensar que el juego llegó a tener un significado religioso. Quizá se creía que los muertos debían jugar contra alguna deidad antes de ir al Más Allá, estando ligado su destino al resultado de la partida.

UNAS REGLAS MILENARIAS

La labor de diversos arqueólogos ha devenido en un conjunto de reglas, si bien existen algunas variaciones. El senet es un juego para dos jugadores en el que se combina la estrategia con el azar. El objetivo de la partida es sacar del tablero todas las piezas propias. Un jugador controla cinco piezas claras o cilíndricas, y otro cinco oscuras o cónicas.

El tablero es rectangular, con tres filas de diez casillas o ‘casas’ cada una. Las piezas de los jugadores se colocan de forma intercalada en la fila superior, como se observa en el gráfico, e inicia la partida el jugador con blancas. El recorrido que deberán seguir las fichas es el de una S invertida. En cada turno el jugador decide qué figura mueve después de la tirada.

Senet-reglas-1

A modo de dado, los egipcios lanzaban cuatro tablillas de dos caras. El número de casillas a mover dependía de cada tablilla que cayera boca arriba. En el caso de que las cuatro estuvieran boca abajo, la tirada equivalía a cinco. Sacar un 1, un 4 o un 5 permitía ganar un turno adicional, que se prolongaba indefinidamente hasta que se obtuviera un 2 o un 3.

Al margen de esto, hay que tener en cuenta las siguientes reglas básicas:

  • Sólo puede haber una pieza por casilla.
  • Caer en una casilla ocupada por una pieza enemiga supone intercambiar la posición con ella.
  • Cuando dos piezas del mismo jugador se encuentran en casillas consecutivas, se protegen mutuamente y no pueden ser capturadas.
  • Cuando son tres las piezas consecutivas, forman una barrera que el rival no puede saltar. Las figuras del dueño de la barrera sí pueden franquearla.
  • Si no se puede avanzar hacia delante con el resultado de la tirada, es obligatorio hacerlo hacia atrás. Si tampoco es posible retroceder con ninguna pieza, hay que pasar el turno. “Senet” significa, de hecho, “pasar”.
  • Un jugador no puede sacar fichas del tablero mientras tenga alguna en la primera fila.

Senet-reglas-2

En el tablero del senet hay una serie de casillas especiales, decoradas con símbolos, que cuentan con reglas especiales. Éstas son:

  • 15 o Casa del Renacimiento: Casilla refugio en la que no pueden ser capturadas las piezas.
  • 26 o Casa de la Felicidad: Las piezas han de caer obligatoriamente en la casilla 26 antes de emprender el trayecto final para salir del tablero. No se puede avanzar más allá de la Casa de la Felicidad si no se ha estado en ella.
  • 27 o Casa del Agua: Caer en la casilla 27 obliga a retroceder hasta la 15, y en caso de estar ocupada, a la casilla anterior desocupada. Es la única casilla perjudicial del senet.
  • 28 o Casa de las Tres Verdades: La pieza permanecerá aquí hasta que obtenga una tirada exacta que la saque del juego (un tres) o sea capturada, en cuyo caso pasa a la casilla 27 con todas sus consecuencias.
  • 29 o Casa de las Dos Verdades: La pieza permanecerá aquí hasta que obtenga una tirada exacta que la saque del juego (un dos) o sea capturada, en cuyo caso pasa a la casilla 27 con todas sus consecuencias.
  • 30 o Casa de Horus: La pieza permanecerá aquí hasta que obtenga una tirada exacta que la saque del juego (un uno) o sea capturada, en cuyo caso pasa a la casilla 27 con todas sus consecuencias.

Si quisiéramos jugar al senet hoy en día, lo tendríamos bien fácil. Un tablero, cinco fichas de un color, cinco fichas de otro y un dado de seis caras serían suficientes. Recordemos que el seis es un resultado imposible de obtener en una tirada, por lo que deberemos omitirlo y efectuar un nuevo lanzamiento.

También podemos recurrir a los juegos para móvil, ya sea en Android, iOS o Windows Phone. Las reglas no son exactamente las mismas que las aquí expuestas pero sí muy similares.

Senet-juego.png
Senet del faraón Amenhotep III (siglo XIV a.C.). Las piezas se podían guardar dentro del tablero.