Fantasma Blitz: Menudo Susto, la continuación de un clásico

Devir ha anunciado el lanzamiento del nuevo juego de Fantasma Blitz en castellano. Bautizado como Fantasma Blitz: Menudo Susto, incorpora dos novedades en forma de objetos. Su caja metalica hará las delicias de los nuevos jugadores y de los mayores aficionados a la serie.

Fantasma Menudo Susto

UN BARRIL Y UN FEZ, LOS NUEVOS OBJETOS

La serie Fantasma Blitz ya cuenta con tres juegos de mesa publicados en castellano, de la mano de Devir. Fantasma Blitz fue el primero de todos ellos, compuesto por un sillón, un libro, un ratón, una botella y el querido Balduin.

El fantasma había encontrado una cámara de fotos encantada, que cambiaría el color de los objetos. Una encantadora fantasma haría su aparición en Fantasma Blitz 2.0, mientras disfrutaba de un baño caliente. Un cepillo, una rana, una toalla y la misma bañera no faltaban en el juego.

En Fantasma Blitz: Las 12 menos 5, se modificarían las reglas de juego, y también aumentaría su dificultad. Una linterna, una lechuza, un murciélago, un reloj, un espejo, una llave, un sombrero y un frasco serían la perdición de Balduin, a punto de llegar a tarde a su cita con Brunilda.

Ahora, la serie continúa. Fantasma Blitz: Menudo Susto tiene previsto ponerse a la venta entre los meses de marzo y abril. Su precio será de 20 euros, ofreciendo partidas de 2 a 8 jugadores y de 15 minutos de duración. Su título original responde al nombre de Geistesblitz: Spooky Doo y vuelve a ser una creación de Jacques Zeimet.

Lo que más llama la atención a simple vista es su caja metálica, que representa el cuerpo del fantasma. Esta vez, luce un fez, es decir, un sombrero tradicional de Turquía y África del Norte. Tiene su explicación y es que, este tocado masculino es uno de los objetos que encontraremos en el interior de la caja.

Junto al fez, de color rojo, hace su aparición un barril azul. Les acompañan un ratón, una botella y el mismo fantasma, a los que ya vimos en el primer juego de la serie. En esta novedad, se seguirán las reglas del juego originales.

Así, tras levantar una carta, se coge el objeto que aparezca en ella siempre que coincida con su color. En caso de que ningún objeto aparezca tal cual es, se debe coger aquél que no aparezca en la carta en forma ni en color. El jugador más rápido se llevará esa carta y se levantará una nueva. Esta mecánica se repite hasta que se agoten todas y, el que haya reunido la mayor cantidad se convertirá en el ganador.

Sin embargo, se añaden nuevas reglas, provenientes del fez. El sombrero puede utilizarse para tapar un objeto, por lo que aumenta el nivel de concentración necesario para coger el objeto correcto. Es importante saber cuál está oculto a cada momento.

De esta forma, si el objeto correcto de la carta está tapado por el fez, simplemente tendremos que levantarlo y que se quede a la vista. Si por el contrario, la carta muestra que el objeto correcto es el fez, la solución pasa por decir el nombre del objeto que se esconde debajo. Tras esto, el sombrero pasaría a tapar un nuevo objeto.