Goblins en la mina, un nuevo éxito en Verkami

Dos mazos: goblin y mina. 150 cartas y un único objetivo: encontrar la mayor cantidad de oro. Goblins en la mina es un nuevo juego de cartas, que ha apostado por la plataforma Verkami para convertirse en una realidad. Aún quedan días de campaña, pero ya ha superado su objetivo inicial, fijado en 5.000 euros.

Goblins en la mina

A PRINCIPIOS DE SEPTIEMBRE

Goblins en la mina es un juego de cartas de 2 a 5 jugadores, con partidas de 30 a 45 minutos de duración. Sus creadores son Alberto Gandía y Lisi Franch, quienes llevan trabajando en el proyecto durante seis años. David Ramón se encarga de las ilustraciones.

Así, los años de testeo y desarrollo han dado lugar a una etapa decisiva: la campaña en Verkami. Su objetivo inicial ya está superado, pero aún quedan días suficientes para buscar más financiación, con la que desbloquear distintos extras.

Éstos pasan por láminas firmadas por sus creadores o por nuevos packs de cartas para aumentar hasta seis el número de participantes o que permitan crear goblins profesionales propios. Por el momento, un 5% de la recaudación irá a parar a la asociación Ayudar Jugando. Esta suma podría aumentar hasta un 10% conforme fuesen aumentando las recaudaciones.

Las recompensas pasan por el mismo juego, a un precio de 20 euros, o por la suma de una carta de lingote personalizada a la baraja, ya sea con nuestro nombre o logo (70 euros). A los packs con varias copias y exclusivos para tiendas, se les une una tarde con sus mismos creadores. Ahora bien, ¿cómo se juega a Goblins en la mina?

Goblins en la mina juego

UN TURNO COMPUESTO POR CINCO FASES

Con el objetivo de hacerse con el preciado oro, cada jugador tiene la tarea de construir una mazmorra, compuesta por goblins y aposentos. Su construcción trae consigo la exploración de la mina, en busca de esos tesoros.

Durante su turno, un jugador puede llevar a cabo cinco fases. En la primera, los goblins jugados sobre la mesa descansan. En la segunda, tiene lugar el aprovisionamiento, por lo que se robarían dos cartas.

La tercera recibe el nombre de generación y se utiliza para convocar currantes (colocar cartas de goblin de la mano encima de la mesa por su reverso), para ascender a estos currantes a profesionales (jugando otras nuevas cartas) o para construir distintos aposentos. Con ellos, será posible aumentar el espacio de la mazmorra para alojar a un mayor número de goblins

En minería, la cuarta fase, el jugador puede realizar una exploración a la mina, robando tantas cartas del mazo de mina como correspondan al número de goblins currantes descansados. Este lugar contiene los preciados lingotes de oro con los que cargarán los currantes, pero también diferentes peligros, por lo que se recomienda ir más que preparados.

Éstos pasan por monstruos asustables y no asustables o por pesadas piedras. También es posible hacer una incursión a la mazmorra de otro jugador. El turno finaliza con la fase de descarte, en la que, como su propio nombre indica, nos descartamos de dos cartas de la mano.

En función del número de jugadores, se harán necesarios más o menos lingotes para alcanzar la victoria. Quien se haya hecho con ellos en primer lugar, se convertirá en el ganador de la partida.

Sus creadores lo definen como un juego “sencillo y ágil”, en el que las decisiones estarán a la orden del día. La valentía, a la hora de robar oro de la mazmorra de otro jugador, promete ser uno de sus puntos a favor. Sus divertidas ilustraciones pondrán el toque de humor a las partidas.

COMPONENTES DE GOBLINS EN LA MINA

  • Mazo de Goblin
    40 Cartas de Goblins Profesionales
    16 Cartas de Aposento
    28 Cartas de Suceso
  • Mazo de Mina
    20 Cartas de Monstruos
    12 Cartas de Contratiempo
    8 Cartas de Brecha
    26 Cartas de Lingote
  • Instrucciones (16 páginas)