Bienvenido a la Mazmorra: ¿quién abre las puertas?

Será en estos últimos días de abril cuando Devir ponga a la venta la versión en castellano de Welcome to the Dungeon. Bajo el título Bienvenido a la Mazmorra y en una caja de pequeño tamaño, encontramos un juego de cartas competitivo, con el riesgo o la desesperación como principales elementos.

UN HÉROE CONTRA TRECE MONSTRUOS

Bienvenido a la Mazmorra es un juego de cartas de 2 a 4 jugadores, con partidas de 30 minutos de duración. Creado por Masato Uesugi e ilustrado por Paul Mafayon, la versión en castellano sigue el mismo diseño que la publicada por IELLO.

En él, los jugadores se enfrentan a todo tipo de monstruos entre los que aparecen vampiros, esqueletos o dragones. Lejos de colaborar entre ellos para vencerles a todos, compiten por ser el héroe más fuerte y valiente. No solo no unirán fuerzas, sino que, además, tratarán de crear el peor escenario posible a los rivales.

Existen dos formas de vencer. La primera de ellas pasa por ganar dos rondas, marcadas por cartas de victoria. Una de ellas es entregada al jugador que ha entrado en la cueva, siempre y cuando permanezca con vida después de su enfrentamiento contra las criaturas. Le sigue el inicio de una nueva ronda.

La segunda pasa por ser el último jugador con vida. En caso de que el héroe que ha entrado en la cueva muera en el intento, habrá perdido la ronda, girando su respectiva carta. Si le ocurre una segunda vez, quedará eliminado del juego.

Antes de empezar, se escoge qué héroe será el protagonista, a elegir entre el mago, el bárbaro, el pícaro o el guerrero. Éste será común para todos los jugadores, por lo que su correspondiente loseta se colocará en el centro de la mesa, junto a los atributos que le acompañan, también en forma de losetas.

El mazo de cartas de monstruo, compuesto por trece, también se sitúa al alcance de todos. Tras elegir al jugador inicial y repartir una carta de información a todos, comienza la ronda. En su turno, cada jugador puede llevar a cabo una acción, a elegir entre dos.

1. Levantar la primera carta del mazo de monstruos. Sin que los demás vean la carta, decidirá si la incorpora al mazo de mazmorra o si la elimina de la ronda. La segunda posibilidad implica el descarte de una loseta de atributo del héroe.

2. Pasar el turno al siguiente jugador. Si escoge esta opción, no podrá realizar nada más a lo largo de la ronda.

Conforme avancen los turnos, los jugadores se encontrarán con una mazmorra que crece en número de monstruos y con atributos perdidos del héroe en común. En el momento en que todos los jugadores menos uno hayan pasado, será obligatorio para el que quede adentrarse en la mazmorra.

Así, irá levantando una a una las cartas de la mazmorra, enfrentándose a los monstruos. Para ello, se tendrá en cuenta el nivel de fuerza de las criaturas, del mismo héroe y de los objetos con los que aún cuente, así como de sus propiedades.

Entre ellos, aparecen pociones que permiten recuperar vida, antorchas para defenderse de monstruos con fuerza tres o inferior, o espadas, exclusivas para acabar con los dragones. Si toca enfrentarse a un dragón sin esa espada, restaremos un buen número de puntos de fuerza al héroe y, en el peor de los casos, habrá fracasado.

Si el jugador ha vencido a todos y aún tiene, como mínimo, un punto de vida, habrá ganado la ronda. Recibirá así la carta de victoria y dará comienzo una nueva, con las preparativos iniciales. Si se ha quedado sin vida, girará su carta de información, de manera que quede visible su lado rojo.

En este último caso, también dará comienzo una nueva ronda. Bienvenido a la Mazmorra se conforma así como un juego estratégico y competitivo, con una mecánica muy sencilla. Es posible jugar al despiste a la hora de creer que hemos descartado un monstruo fuerte. Aunque teniendo en cuenta que el riesgo no desaparece en ningún momento.

Podemos planear cuándo entrar en la mazmorra, pero en la mayoría de los casos, la entrada nos puede pillar por sorpresa. Si todos los jugadores han pasado, no nos quedará otro remedio que abrir sus puertas y utilizar, de la manera más efectiva posible, los atributos que entre todos no hayamos descartado.

Bienvenido a la mazmorra devir

COMPONENTES DE BIENVENIDO A LA MAZMORRA

  • 13 Cartas de Monstruo
  • 28 Losetas (4 héroes y 6 de equipamiento para cada uno)
  • 8 Cartas de Victoria
  • 4 Cartas de Ayuda
  • Instrucciones