Squadratik, un nuevo concepto de baraja que prueba suerte en Verkami

Squadratik se presenta como una baraja de 48 cartas, que permite participar en juegos ya existentes o crear los propios. Su autor, Antonio Vilar, busca editar la primera edición a través de una campaña de búsqueda de financiación en Verkami.

Squadratik

LA SUMA DE PUNTOS ROJOS Y NEGROS

Squadratik es una baraja de cartas de 1 a 8 jugadores, que ya cuenta con distintos juegos creados por su mismo autor, y abierta a otras posibilidades. Dado que su concepto nace en base a las coordenadas X e Y, la mecánica de juego en todos ellos sigue esta posición.

Para convertirse en una realidad, necesita recaudar 3.895 euros a través de su campaña en Verkami. El precio de la baraja, con gastos de envío incluidos, es de 8 euros. En caso de superar su objetivo, los mecenas recibirían su juego en julio de este año.

Definido como “un sistema que genera juegos”, destaca por su pequeño tamaño, así como por la sencillez de sus cartas. Éstas se dividen en cartas vacías, cartas maestras con puntos de un único color (rojos o negros) y cartas normales. Una carta normal se compone de cuatro partes y cada una de ellas tiene un determinado número de puntos.

La parte central indica cuántos puntos totales suma la carta, mientras que en la esquina superior izquierda se informa de cuántos puntos contiene cada cuarto. En la derecha, se especifican cuántos rojos y negros hay. Así, una carta se podrá enlazar con otra cuando su lado coincida en número y en color.

Siguiendo esta premisa, ya existen reglas para las modalidades Stop, El Solitario, Links, Cero, El Objetivo, Doble, Color contra Color y La Ronda. Todos ellos se explican en su misma página de Verkami, con sus respectivos enlaces. Veamos algunos ejemplos.

Squadratik juego
Cartas vacías, maestras y normales.
  • STOP. 2-6 jugadores.

Tras repartir cuatro cartas a cada jugador, se coloca una vacía en el centro de la mesa, junto a las sobrantes. En su turno, cada jugador deberá enlazar una carta a una ya colocada, atendiendo al número de puntos y a su color, y robar una nueva.

Mientras que las cartas vacías se utilizan para cerrar caminos, las maestras sirven para obtener cartas para el recuento final. Éstas también se obtendrán añadiendo una quinta carta enlazada.

En el momento en que los cuatro caminos en torno a la carta central están cerrados o ya no se puedan colocar más cartas, la partida habrá finalizado, procediéndose al recuento de puntos.

  • EL SOLITARIO. 1 jugador.

El jugador coloca una carta vacía en el centro de la mesa y roba cuatro cartas. En torno a esta carta central, se irán colocando cartas siguiendo las reglas del enlace (que coincidan los puntos tanto en número como en color).

Cada vez que se coloque una, se robará otra y así sucesivamente. Cuanto haya cuatro cartas enlazadas, se recogen. El objetivo es, así, ganar todas las cartas del mazo, sin que quede ninguna en el centro de la mesa.

  • DOBLE. 2-6 jugadores.

Se reparten cuatro cartas al jugador. El resto se coloca en el centro, al alcance de todos. El objetivo de cada uno es enlazar estas cuatro cartas tanto con el color negro como con el rojo.

Sólo están permitidos cuatro descartes y, el que consiga las dos combinaciones correctas en primer lugar al grito de ‘Doble’, será el ganador de la partida.