Castlecards: batallas medievales y mazmorras a través de las cartas

Suerte y estrategia a través de partidas muy rápidas. Así se presenta Castlecards, un nuevo juego de cartas protagonizado por las batallas medievales en el que no faltan la construcción de armas, la exploración de mazmorras y los constantes asaltos.

 

CASTLECARDS EN VERKAMI

Castlecards: ¡Asalto al Castillo!, nombre completo del juego, ofrece partidas de 2 a 4 jugadores y de 10 a 15 minutos de duración. Creado por Alberto Cano, se conforma como su segundo juego de mesa tras The Writer: Lovecraft Playing Cards. Sus ilustraciones corren a cargo de Evelt Yanait. 

Con una recién estrenada campaña de búsqueda de financiación en Verkami, busca convertirse en una realidad. En caso de superar su objetivo inicial, fijado en 5.000 euros, vería la luz entre los meses de octubre y noviembre de este año.

Adquirir una copia durante la campaña tiene un coste de 18 euros. Se le unen otras recompensas que pasan por un tapete exclusivo, una carta firmada por el autor y la ilustradora, pegatinas o la posibilidad de ponerle nombre a una mazmorra. Todas ellas incluyen los extras que pudieran desbloquearse de los que, por ahora, sólo ha sido confirmado un nuevo personaje.

 

 

UN CASTILLO Y SUS MURALLAS

El objetivo del juego es ser el único jugador que aún conserve su castillo. Es por ello que, durante la partida, se apuesta por los ataques a las murallas enemigas y el asalto a los castillos rivales. A su vez, se hace necesaria la exploración de mazmorras en busca de recursos, la construcción de armas y la defensa del propio territorio.

Tras repartir una fortaleza a cada jugador, compuesta por una carta de castillo y dos de muralla, se colocan los mazos en el centro de la mesa. Éstos se dividen en mazmorra, asedio, poblado y academia. Cada jugador comienza la partida con cinco cartas de poblado.

Un turno empieza con el robo de una carta de poblado, seguido de una acción. Esta mecánica se repite hasta que sólo uno de los jugadores conserve su castillo.

Ahora bien, ¿qué acciones se pueden realizar en cada turno? Las posibilidades son atacar, realizar un ataque nocturno, defenderse, construir un arma, explorar mazmorras, comprar cartas, ir a la academia o jugar un rey. La primera acción se conforma como el alma de Castlecards.

En ella, se ponen en juego soldados, arqueros y armas. Un ataque a una muralla se realizará con éxito si los símbolos de espada del atacante superan a los escudos del defensor. Las cartas de ataque utilizadas se descartan, independientemente del resultado.

Si el atacante ha ganado en fuerza (o no ha sido evitado con una carta de reacción del mazo de academia), ganará una carta del mazo de poblado. El defensor girará su carta atacada. Hay que tener en cuenta que, a excepción de las cartas de arma asalto, no es posible atacar un castillo que aún tenga murallas.

Esta mecánica es la misma que en un ataque de noche salvo que, en este caso, el defensor no puede ver el ataque, jugándose las cartas boca abajo. Durante un ataque, es posible intervenir aunque no se esté en el turno. La acción supone aportar unidades de ataque para sumar más fuerzas al bando del atacante.

Por su parte, también es posible defenderse, colocando un soldado o un arquero por turno sobre una muralla o en el mismo castillo siempre que coincida el color y el límite de cartas.

La construcción de un arma se lleva a cabo con la combinación de cuatro cartas de constructor. Se pueden sustituir por oro siempre y cuando esté presente, al menos, un constructor. Con ellas, los ataques serán más fuertes. Para conseguir cartas extra, se puede llevar a cabo una exploración a la mazmorra.

Para ello, se envían a uno o a varios exploradores y se levanta la primera carta del mazo de mazmorra. Si se supera el número de antorchas, podremos llevarnos el tesoro a modo de cartas de poblado. Éstas también podrán obtenerse mediante el pago de oro: una carta de oro equivale a dos de poblado.

El pago de un duque y dos oros puede canjearse por una carta de academia, que proporciona ventajas en una defensa. Por último, es posible jugar al rey para llevar a cabo dos acciones en un mismo turno.

castlecards juego de cartas

PRIMERAS CONCLUSIONES

Castlecards, compuesto por 120 cartas, promete ser un juego con una mecánica muy estructurada y sencilla de recordar: robar una carta de poblado y, después, realizar una acción en función de las cartas de la mano. Todas están relacionadas entre sí y permiten llevar a cabo distintas estrategias.

Para los que prefieren los ataques constantes, se harán necesarias las exploraciones a las mazmorras, en busca de nuevas cartas, y la construcción de armas. Por contra, los que optan por una buena defensa mientras que los demás se destruyen sus murallas, podrán apostar por las cartas de academia o por la colocación de soldados y arqueros.

La competición se convierte en su principal elemento, dado que el ganador será quien aún siga en pie tras la destrucción de todas las fortalezas. Los planes con vistas al futuro y el gran número de detalles a tener en cuenta se complementan con un diseño más que colorido.

La espera entre turnos, ya de por sí breve, se amenizará con la participación de todos los jugadores interesados en los ataques. Sus instrucciones ya están disponibles.