Análisis: Push Me Pull You

¿Alguien ha probado alguna vez a jugar al fútbol unidos de dos en dos por una cuerda? Sería una experiencia un tanto extraña, rara y complicada, pero divertida. Algo parecido es lo que se propone en Push Me Pull You.

En esta novedad, el jugador se adapta a la difícil situación de tener dos cabezas y cuatro brazos, unidos por un solo cuerpo. Si la diversión a la vieja usanza os gusta, junto a esa nostalgia de los momentos con amigos sin importar los gráficos, el ruido, ni las vidas, ésta es una buena opción para invertir la tarde.

Los desarrolladores del juego, House House, han apostado por la sencillez tan escasa en los tiempos que corren, a través de competiciones con fáciles controles, ya sea con un mando o con dos.

Eso sí, hay que tener en cuenta que no puede disfrutarse de manera individual, sino de dos a cuatro jugadores, tal y como os contamos en este análisis realizado con la versión de PS4.

COMPETICIÓN DE HABILIDAD

Si algo se premia en Push Me Pull You es la habilidad que se tiene al manejar al personaje, algo a tener presente para los más torpes. Disponible desde hace unos días en PS4 (14,99 euros), se pondrá a la venta muy pronto en Steam, en sus versiones para Windows, Mac y Linux.

El objetivo de este juego es tener la pelota en el campo propio hasta que se acabe el tiempo. Si el contrario se lleva la pelota a los márgenes del campo o al suyo, el tiempo necesario para ganar se volvería a ampliar.

El juego normal, así como las variantes que incluye, se dividen en tandas. El primero en llegar a tres victorias será el vencedor de la partida. Tras iniciar el juego, se muestra un menú muy sencillo, con tres únicas opciones: jugar, variantes y cómo jugar.

Esta última enseña a jugar mediante seis cómodos pasos, representados en imágenes. La primera opción lleva a disputar un enfrentamiento, pero antes, se nos deja el tiempo que precisemos para entrenar en un parque. Es importante saber que no es un juego para un único jugador, puesto que se precisa de otro para poder disfrutarlo, en modo local.

Los controles del juego son muy simples. Con el joystick, el control más básico y esencial, nos movemos. Además, podemos encogernos para hacer valer nuestra propia estrategia, o todo lo contrario: podemos crecer para acaparar más espacio del terreno de juego.

Push Me Pull You

MODOS DE JUEGO

Push Me Pull You incluye cuatro modos de juego en campos circulares. Cualquiera de las variedades puede jugarse también con la opción de un solo mando o con dos.

Derribado es el primer modo de juego. En él, tenemos dos pelotas, una de un color y otra de otro, y cada una de ellas se corresponde con un equipo. El objetivo es que la pelota que nos pertenece se quede en el campo y la del contrario sea llevada hasta la parte exterior.

En el segundo modo, llamado codicioso, encontramos tres pelotas. Quien más pelotas se lleve a su campo gana. Esta vez, habrá que pelear más que nunca, ya que contra más pelotas bajo nuestro yugo, más rápido se acabara el tiempo necesario para la victoria.

El tercer modo es medio campo, el más competitivo de todos por la dificultad que conlleva cumplir la misión. Ésta no es otra que trasladar la pelota al centro del campo de juego. No necesitaremos aguantar tiempo con la pelota en el centro, ya que con llevarla al centro servirá. Eso sí, antes de llevarla al centro para hacernos dueños de la posesión, tendremos que pasar la bola por el margen del campo que nos corresponda.

La ultima modalidad, hora de dormir, sólo resulta útil cuando tenemos dos mandos para jugar, puesto que una de nuestras partes se quedará dormida y será un lastre para la parte espabilada. ¿El objetivo? Mantener la pelota dentro de nuestro campo hasta que se acabe el tiempo.

Push Me Pull You entrenamiento

¿COOPERACIÓN O COMPETICIÓN?

Push Me Pull You es un juego cooperativo y competitivo. La parte cooperativa llega entre uno mismo, al tener que manejar a dos personajes. Tendremos que cooperar y sincronizarnos para que los dos joysticks del mando nos sean de utilidad, cada uno con una cabeza. 

La posibilidad de jugar en el mismo cuerpo que nuestro compañero llega en partidas de más de dos jugadores. Cada dos jugadores manejan un mismo cuerpo en un único mando, con sus respectivas cabezas.

Se define como el “juego de la amistad”, puesto que las discusiones así están más que aseguradas.  La parte competitiva aparece al jugar contra cualquier participante.

Además, en Push Me Pull You podremos modificar al personaje que nos pediremos. La cabeza, el peinado, el color y el sexo son los elementos a personalizar a nuestro antojo. Porque es importante elegir quién nos va a representar en el terreno de juego.

Push Me Pull You ganar o perder

PUSH ME PULL YOU: CONCLUSIONES

Push Me Pull You nos servirá para amenizar esos tiempos de espera tras llamar a la pizzería, y es ideal para jugarlo a modo de pasatiempo, entre títulos más largos, y disfrutar de una competición diferente al resto.

Las carencias las encontramos en la falta de un modo de juego con una pequeña aventura, en una modalidad para un jugador o en una posibilidad online. Tampoco hubiese venido nada mal una melodía para acompañar los enfrentamientos, más allá del menú de inicio.

Entre sus cualidades encontramos su sencillez, su temática original y su comodidad en cuanto a controles. El humor se convierte en su principal aliado, junto a los nervios por vencer al rival o por cooperar con nuestro compañero. En definitiva, un título diferente con risas aseguradas.