La segunda edición de 4 en Letras presenta sus novedades

Con una llegada a las tiendas prevista para el 15 de julio, 4 en Letras ya cuenta con su segunda edición. Esta apuesta, que recurre a las cartas para formar palabras, tiene varias novedades respecto a su edición original, también publicada por Edge. Además de contar con cambios en su estética, incorpora dos nuevas modalidades de juegos.

REACCIÓN Y ENCADENADO

4 en Letras es un juego de cartas de 1 a 16 jugadores, con partidas que van desde los 5 hasta los 15 minutos de duración. Creado por Daniel Ortiz Lausin, pone a prueba el vocabulario y la agilidad mental de sus participantes. Su edición original contaba con ocho formas de jugar, a través de dos modalides: competitiva y temática.

A ellas se les unen dos nuevas, con el objetivo de ampliar su experiencia de juego. Tal y como ha explicado su autor, la primera responde al nombre de Reacción. En ella, se colocan dos cartas boca arriba, en el centro de la mesa. Junto a las seis cartas de la mano, cada jugador tendrá que crear una palabra que contenga, obligatoriamente, estas dos letras. Deberá utilizar, como mínimo, una carta de su mano para incluir en la palabra.

4 en letras segunda edicion

Dado que todos los participantes compiten al mismo tiempo, los nervios continúan estando presentes. No es para menos, ya que sólo será el más rápido quien se anote los puntos correspondientes a su palabra. La segunda modalidad añadida, Encadenado, imita la forma de un crucigrama. Vuelve a recurrir a la rapidez, pero también a la “visión espacial”, en palabras de su autor.

Los jugadores formarán tres palabras, como máximo, con las cartas de su mano. Las colocarán por separado en la mesa y tendrán que encajarlas para terminar la partida. El ganador será quien haya colocado todas sus cartas en primer lugar. A estos dos modos, se les une la inclusión de la letra de cada carta en su parte posterior izquierda, a petición de los jugadores, para poder localizarlas de una manera más sencilla.

Respecto a su modalidad básica, ha habido un cambio en el número de jugadores. Ahora, compiten de dos a cuatro (con opción de dos equipos de dos contra dos), frente a los seis jugadores que podían enfrentarse. Esta reducción en el número de participantes se debe a que la victoria estaba más influenciada por las acciones de los demás jugadores que por las propias.

En este modo básico, cada jugador recibe seis cartas. Se deja una boca arriba, en el centro de la mesa. Durante su turno, cada participante coloca una carta boca arriba en el centro, en un espacio de 7×7 cartas, y roba otra. Los requisitos son que la carta colocada no debe sobrepasar el límite de siete filas y siete columnas. El jugador que forme una palabra compuesta por cuatro letras o más, se declara ganador de la partida.

Esta segunda edición, compuesta por 55 cartas de letra, pretende seguir potenciando la diversión de los juegos de mesa no sólo en el salón de casa. Su precio recomendado es de 9,95 euros.