Splash!: habilidad y equilibrio en el nuevo juego de Mercurio

Mercurio Distribuciones acaba de trasladar a las tiendas su nuevo proyecto. Responde al nombre de Splash! y se define como “el juego que ocupará la bolsa de la playa y de la piscina de los más jugones”. Haciendo uso de su habilidad, los jugadores competirán por mantener la torre en pie.

TRES CODICIADAS GOTAS DE AGUA

Splash! es un juego de mesa de 2 a 6 jugadores, con partidas de 15 minutos de duración. Su edición en castellano, que ya se encuentra a la venta, se presenta en el formato de lata pequeña redonda. Es su práctico tamaño, unido a la sencillez de sus reglas, el que lo convierte en una apuesta para incluir en los planes de verano.

Recomendado para mayores de seis años, incluye un total de 30 piezas de madera y 14 gotas de agua. Las primeras cuentan con cinco formas distintas y se representan en seis colores. El objetivo del juego es deshacerse de todas las piezas o ser el primero en obtener tres gotas de agua. Quien cumpla con una de estas condiciones en primer lugar, se convertirá en el ganador de la partida.

Antes de empezar, se colocan todas las piezas en el centro. Por turnos, cada jugador irá tomando las que crea oportunas, hasta que todos tengan el mismo número. Las gotas de agua se dejan a un lado de la mesa. Comienza la partida. El primer participante dará una de sus piezas al jugador de su izquierda. Será éste quien tenga que colocar esa pieza en la torre central, y dar otra de las suyas al participante de su izquierda.

Dado que cada pieza colocada sobre la torre debe coincidir en forma o en color con la última colocada, cada jugador estará obligado a entregar al jugador de su izquierda una que cumpla con una de las dos condiciones. En caso de no contar con ninguna, tomaría una pieza válida de otro jugador para entregársela.

Esta mecánica continúa mientras la torre siga en pie. En el momento en que caiga, el jugador que la ha derribado incorporará tres de las piezas caídas a su reserva. Entregará una al jugador de su izquierda y se seguirá con la misma mecánica. Por su parte, el encargado de entregarle la pieza que provocó la caída obtiene una gota de agua.

Splash! también incorpora una mecánica de juego por equipos, de 4 a 6 jugadores. En ella, se continúan potenciando la competición y el equilibrio como principales elementos. La estrategia también está presente en este título familiar, puesto que será cada participante el que decida qué pieza colocará el siguiente, con la misión de que sea él quien derribe la torre.