Plano Detalle: El Tesorero

De 2 a 5 jugadores compite en El Tesorero, un juego de cartas en el que “crear riqueza, guardarla en Suiza o Andorra y arruinar a los demás”, en palabras de Guantini Manoplof, autor del juego. Ya se encuentra a la venta tras una exitosa campaña en Verkami, a un precio de 25 euros.

Los aeropuertos sin aviones, los bolsos y trajes, las tarjetas black, Europelas, el Índice 35, los medios de comunicación y los sobres son algunos de sus protagonistas. Todos sus elementos y personajes reflejan la corrupción española desde un toque humorístico, de la mano de Miguel Rejas, su ilustrador. Así, las risas al poner en juego cada carta se combinan con una alta competición por reunir tres grupos completos de propiedades, en una mecánica que recuerda al clásico Monopoly.

Un total de 110 cartas crean partidas con una estructura sencilla, en las que priman la libertad de acciones y la estrategia. ¿Qué me conviene más en este momento? ¿Bajo a la mesa una propiedad para sacarle beneficio económico o la reservo para que no me la roben? Esquematizamos una partida en este Plano Detalle.

GALERÍA DE IMÁGENES EL TESORERO

Componentes de juego.
Componentes de juego.
Cartas de acción, sobres y tarjetas.
Cartas de acción, sobres y tarjetas.
Cartas de propiedad.
Cartas de propiedad.
Antes de empezar, se reparten siete cartas a cada jugador.
Antes de empezar, se reparten siete cartas a cada jugador.
Éstos podrán bajar a la mesa sobres y propiedades. En su turno, podrán llevar a cabo hasta tres movimientos (pudiendo repetir o elegir el orden).
Éstos bajarán a la mesa los sobres y las propiedades que deseen. En su turno, podrán llevar a cabo hasta tres movimientos (pudiendo repetir o elegir el orden).
El primero es robar una carta del mazo.
El primero es robar una carta del mazo.
La segunda opción permite bajar una carta de sobre o de propiedad a la mesa.
La segunda opción permite bajar una carta de sobre o de propiedad a la mesa.
La tercera posibilidad consiste en jugar una carta de acción.
La tercera posibilidad consiste en jugar una carta de acción.
Entre ellas, destaca El Tesorero, con el que cobrar por las propiedades.
Entre ellas, destaca El Tesorero, con el que cobrar por las propiedades.
Las tarjetas black no cuentan como acción, pero permiten robar dos cartas del mazo.
Las tarjetas black no cuentan como acción, pero permiten robar dos cartas del mazo.
La partida termina cuando alguien completa su tercer grupo de propiedades, convirtiéndose en el ganador.
La partida termina cuando alguien completa su tercer grupo de propiedades, convirtiéndose en el ganador.