Edge publicará Fuji Flush, de Friedemann Friese

A la par que Edge anuncia la disponibilidad de la nueva edición de Misión: Planeta Rojo, se confirma el lanzamiento de Fuji Flush. Este juego de cartas forma parte del catálogo de Friedemann Friese y se pondrá a la venta en su versión en castellano en el último trimestre del año.

UNIR FUERZAS O ACTUAR EN SOLITARIO

Friedemann Friese, el reconocido autor de pelo verde que acostumbra a comenzar los títulos de sus juegos con la letra ‘F’ (en su versión original), es responsable de Alta Tensión, Viernes, Félix El Gato EncerradoUn día en el MercadoTesoros Inesperados, El Último Dulce, 5 Pepinos o El Casero, entre otros. Edge, responsable habitual de lanzar sus juegos en castellano, presenta ahora Fuji Flush.

Esta novedad se pondrá a la venta en los últimos meses del año, con partidas de 3 a 8 jugadores y de 10 a 20 minutos de duración. Compuesta por 90 cartas, tiene como objetivo deshacerse de todas las cartas antes que los rivales. Antes de empezar, se reparten seis cartas a cada jugador. Hay que tener en cuenta que todo el mazo está numerado del 2 al 20.

En su turno, jugará una carta delante suya. El siguiente participante pondrá en juego otra y así sucesivamente. Existen varias reglas, en función de la carta jugada. Si ésta tiene un valor más alto que otras que estén sobre la mesa, éstas se descartan y sus antiguos dueños están obligado a robar una nueva del mazo central.

Otra posibilidad es poner en juego una carta con el mismo valor que otra de la mesa. En este caso, se sumarán los números coincidentes, uniendo sus fuerzas. Si el resultado es más alto que el número de una o más cartas del resto de jugadores, éstas se descartarían y sus dueños robarían una nueva. Si la suma es superada por cartas de los demás, serán los que han unido fuerzas quienes descarten las suyas para robar nuevas.

En caso de que un jugador se encuentre con que su carta sigue frente a él en su siguiente turno, sin haberse visto afectada, se descartará. Como recompensa, no tendrá que robar una nueva. Esta mecánica se repite hasta que alguien no tenga cartas en la mano ni frente a él, convirtiéndose en el ganador de la partida.

Fuji Flush combina así la enorme sencillez con la rapidez, en enfrentamientos sin esperas entre turnos. Friedemann Friese demuestra que no está todo visto en las cartas con números, sobre todo cuando se apuesta por varias posibilidades en un mismo juego.

Esta novedad permite unir fuerzas con otros compañeros o actuar en solitario, sin depender de las cartas de los demás. Ambas opciones son válidas y permiten llevar a cabo estrategias distintas, pero no hay que olvidar que sólo puede haber un ganador. Por tanto, la competición es su elemento principal y “tirar por el desagüe las cartas de los demás”, con su correspondiente penalización, es su gran atractivo.