Análisis: Bear With Me

¿Existe un verdadero villano en la historia? ¿Y si el responsable de los crímenes fuera ese policía con el bigote falso? ¿Tienen algo que ver los traficantes de zanahorias? ¿Por qué el protagonista desaparece justo en el momento clave? Bear With Me es una propuesta repleta de interrogantes, puesto que su historia es su gran protagonista.

Exordium Games presenta una aventura gráfica, fiel al estilo de una novela negra, con jugabilidad point and click. Amber y su oso de peluche Ted E. Bear comienzan un viaje en busca de Flint, el hermano desaparecido de la niña. Nada es lo que parece, o quizás sí, y los más crueles asesinatos están a la orden del día…

 

BEAR WITH ME EN STEAM

Bear With Me ya forma parte del catálogo de Steam, en sus versiones para Windows, Mac y Linux. Se trata de un juego en formato episódico, del que ya están disponibles los dos primeros capítulos. A la espera de que se anuncie la disponibilidad de un tercero, ambos tienen un precio conjunto de 6,98 euros.

Con voces en inglés y con subtítulos en castellano, estamos ante una aventura gráfica con un enorme protagonismo hacia los diálogos. Debe tenerse en cuenta que las decisiones tomadas no influirán en el desenlace y que su historia es más o menos lineal. Sin embargo, estos dos elementos no hacen renunciar a la inmersión en el juego.

Bear With Me

El jugador se pone en la piel de Amber, de diez años. La niña acaba de descubrir que su hermano Flint ha desaparecido. Casualmente, el misterioso “hombre de rojo” ronda por la ciudad. Y, peor aún, por su casa. Su relación con el gruñón oso de peluche Ted E. Bear no es demasiado buena, pero requiere de su ayuda para encontrar a Flint. Al fin y al cabo, fue uno de los mejores detectives de la ciudad.

Ambos comienzan una investigación, pista a pista, para tratar de dar con su paradero. Les seguirá de cerca el misterioso personaje, quien, casualmente, busca desesperadamente a Amber y es responsable de varios incendios en la ciudad. Sin saber por qué, la sensación de peligro constante comienza a invadirles.

 

LA RECOLECCIÓN DE OBJETOS Y SU UNIÓN

La historia comienza en la habitación de Amber y es en el primer capítulo donde sus protagonistas recorrerán todas las dependencias de su casa, pasando por la habitación de los padres o por el mismo desván. Ya en el segundo, se adentrarán en la oscura Ciudad de Papel. Su misión es encontrar el objeto que les permita seguir avanzando, y así sucesivamente.

Por norma general, y a diferencia de otros juegos del género, la misma trama nos irá diciendo qué buscamos: cinta adhesiva, un gancho largo, café o el líquido con el que revelar un carrete fotográfico. Una llave nos abrirá una puerta, en la que encontraremos un objeto para añadir al inventario.

Sin embargo, esta sencillez no está exenta de momentos desesperantes. ¿Si ya tenemos un documento falsificado, por qué no podemos entregárselo al policía? ¿Cómo pescamos una llave en una rejilla si no es con una caña de pescar? Ante estas situaciones, nos encontraremos rebuscando en cada rincón del escenario.

Bear With Me

La solución, que no siempre atenderá a la lógica (tal vez para alargar la trama), acaba llegando. La paciencia y la ley de causa y efecto van de la mano en esos instantes. Un recurso muy habitual al que echar mano es a la combinación de objetos del inventario. No es mala idea combinar un gancho con una madera, o una vela con una navaja. El crafteo, más que la búsqueda en sí, podría ser la respuesta ante varios rompecabezas.

 

UNOS PECULIARES PERSONAJES

Aunque es el osito de peluche quien recapitula la historia, siguiendo el formato de un cómic clásico, los mismos personajes de la aventura también dan forma al argumento. Dentro de la temática de los juguetes, nos encontramos con una adorable jirafa anciana, con dos conejos traficantes de zanahorias o con una muñeca camarera.

Todos ellos nos darán pistas para continuar, siempre con el humor como aliado. Es más, resulta habitual que tengamos que entregarles objetos para que nos presten su ayuda, o hablar con ellos en el momento preciso.

Esta comunidad creará un ambiente que combina la ternura con el crimen y en el que resulta conveniente no tomarle demasiado cariño a nadie. Ninguno de ellos es controlable, a diferencia de Amber, Ted o del mismo “hombre de rojo”. Éste es responsable de los sustos y de los mensajes amenazantes, y hará acto de presencia en varias ocasiones.

Bear With Me

El propio jugador podrá controlarle en alguna ocasión. Para ello, deberá olvidarse de la idea del bien y actuar como un criminal. No importa que no queramos hacer algo o que no entendamos los motivos. Habrá que realizar las tareas oportunas, con sus consecuencias irreversibles, sin mirar atrás.

 

BEAR WITH ME: CONCLUSIONES

Con una acertada estética en blanco y negro (con elementos rojos), estamos ante una aventura gráfica cuidada y dirigida hacia los amantes del género. Se narra una historia, a la vez que se interacciona con sus personajes y sus objetos, para avanzar por la trama.

Comenzando por sus aspectos positivos, destacan sus continuos homenajes al cine. Una máscara que Amber quería prestarle a su amigo Jason, una mirada hacia el váter o los continuos diálogos de Ted servirán para sacar más de una sonrisa al jugador. Sin olvidarnos de una especie de superhéroe murciélago, con su particular voz.

Esta característica nos lleva a destacar esa perfecta combinación entre el drama y el humor. Con ella, no todo es tan trágico, pero tampoco será todo tan divertido. Los continuos piques entre sus dos protagonistas, así como los secretos del oso al descubierto, añaden emoción más allá de la propia historia.

La posibilidad de jugar como el malo de la aventura, con sus correspondientes acciones, completan los aspectos más sorprendentes de la aventura. La duración de cada episodio es, por el momento, correcta en relación a su precio. No existe una duración establecida, puesto que la habilidad del jugador y su nivel de concentración serán los que determinen el progreso.

Por desgracia, también cuenta con varios elementos negativos. Su bajo nivel de dificultad, con situaciones predecibles, podría ser la característica que eche para atrás a los grandes expertos en el género. Ellos completarían cada episodio en menos de una hora.

Se le unen unos diálogos demasiado largos y, aunque estén traducidos al castellano sin errores, pueden llegar a hacerse algo pesados. Son éstos los que ocupan más de la mitad del tiempo y, junto a los largos segundos de carga entre escenario y escenario, son responsables de que queramos continuar el misterio en otra ocasión.

Con todo ello, antes de adquirir Bear With Me debe tenerse en cuenta que su historia será más importante que su jugabilidad. La espera hasta el siguiente capítulo se hará larga, puesto que cada vez aparecerán más preguntas sin respuesta. Haber personificado a los peluches ha sido todo un acierto y, junto a su adictiva trama, serían los elementos determinantes a la hora de pasar por caja.

Bear With Me