Análisis: 2Dark

¿Es que nadie piensa en los niños? Al parecer, sólo una persona: el detective Smith. La ciudad de Gloomywood ya no es lo que era. El secuestro de niños se ha vuelto más común que comprar una barra de pan y nadie parece querer solucionarlo. Tras ver como asesinaban a su esposa y se llevaban a sus hijos, la vida del señor Smith ha cambiado.

Su casa es el reflejo de su estado de ánimo. La luz va y viene y los gatos callejeros están a punto de convertirse en sus compañeros de piso. La imagen de aquella desgracia vuelve a su mente una y otra vez. Ni siquiera sabe si los pequeños, ya no tan niños, siguen con vida. Sin embargo, no ha perdido la esperanza de encontrarles o, al menos, de rescatar a almas inocentes, sin importar cuántas vidas se lleve por delante. Así es 2Dark.

 

DEL CREADOR DE ALONE IN THE DARK

2Dark llega bajo el sello Gloomywood, con Bigben Interactive como editores. Estos datos no nos aportan demasiado, pero si os decimos que es el nuevo juego del creador de Alone in the Dark, la cosa cambia. Frédérick Raynal es considerado uno de los padres del survival horror, género que vuelve a tocar en esta novedad.

Ya se encuentra disponible en los catálogos de Steam, PS4 y Xbox One, tanto en formato digital como físico. El segundo también está disponible en España e incluye el juego en una caja metalizada, la banda sonora y el libro de arte. Debe tenerse en cuenta que sus voces están en inglés, pero tanto su interfaz como los subtítulos se muestran en castellano.

2Dark

Presentada como una aventura de sigilo, recurre a una toma de decisiones constante y a unos recursos limitados. Un amplio inventario será el compañero del detective Smith durante todo el juego y a él irán a parar todos los objetos encontrados, por ridículos que parezcan. Su misión es poner fin a los planes de los psicópatas y, sobre todo, rescatar al mayor número de niños.

 

EL SIGILO, UNA HERRAMIENTA IMPRESCINDIBLE

Un fin de semana de acampada acaba convirtiéndose en la peor de las pesadillas. Smith ve como su mujer es apuñalada delante de sus narices y sus hijos gritan y lloran desconsolados en la parte trasera de una furgoneta. No hay forma de alcanzarles. Los años pasan y no hay novedades en relación a la tragedia.

Lo que sí que se sabe es que Gloomywood es una ciudad en la cual los psicópatas pueden campar a sus anchas. Los medios de comunicación se hacen eco de los constantes secuestros de niños. ¿Realmente no hay solución o es que todos parecen no querer mover un dedo? En la piel de Smith, el jugador tendrá la misión de rescatar a todos los pequeños.

A lo largo de diferentes misiones, se adentrará en varias casas, ya sean atracciones del terror de la feria o mansiones de adolescentes consentidas. Aunque las víctimas no siempre se rescatarán de la misma forma, sí que se mantiene la estrategia a seguir.

2Dark

Ésta pasa por mantenerse a la sombra. Nadie tiene que saber que estamos allí o, en su defecto, debemos hacerles creer que nuestra función es otra. Las luces y las sombras se convierten en las principales aliadas del sigilo, imprescindible para superar con éxito todos los retos. Escoger entre acabar con alguien a puñaladas o perdonar la vida ya es otra historia…

 

¡NO APTO PARA COULROFÓBICOS!

A través de una estética pixelada, 2Dark sumerge al jugador en un terrorífico mundo. Los sustos están asegurados. Los enemigos aparecerán desde los rincones más inesperados y no faltan los payasos, los leones ni las ratas (¡malditas ratas!) como principales enemigos, junto a las personas bien armadas.

Para sobrevivir, necesitamos hacernos con un buen inventario y equiparnos con el objeto correcto en el momento oportuno. Una habilidad a la hora de cambiar de objetos en la mano, que sólo tendrán los expertos en este tipo de juegos, ayuda a la hora de lograr la misión.

La parte positiva es que no necesitamos agarrar ninguno de ellos. Con sólo acercarnos, ese elemento se habrá incorporado al inventario. Encontramos una linterna, una vela o distintas armas de fuego, así como cuchillos, palos y palancas.

Los recortes de periódico, las fotografías, las muñecas, las pilas, las balas, las entradas, las cabezas de cerdo, las tartas y los caramelos podrían ser valiosos, en especial estos últimos, por lo que nuestro protagonista no dudará en coger todo, cual víctima del síndrome de Diógenes.

Este desorden puede pasar una mala factura en momentos críticos, al no encontrar el objeto deseado. Muchos de ellos se combinan entre sí mediante un sistema de crafteo. Las pilas se acoplan en la linterna y las balas en la pistola. Otros se utilizan para interactuar con el entorno.

2Dark

Por su parte, el mechero y los cigarros permiten guardar el juego, algo recomendado para quienes aborrecen repetir la misma historia una y otra vez. Sin embargo, hacerlo podría aumentar los ataques de tos, nada buenos en estos casos. Ya se sabe, fumar mata.

Ya puestos con el inventario, diremos que algunos objetos son limitados. Aunque cada misión supone empezar casi de cero, en cada una, las balas y las pilas son escasas. Con ello, es recomendable no llevar siempre la linterna encendida ni recurrir a un arma de fuego. El equilibrio también traerá ventajas, ya que evitaremos ser descubiertos con tanta frecuencia. Al fin y al cabo, un cuchillo puede ser la solución a muchas cosas.

 

¿HAY ALGUIEN INOCENTE?

El verdadero sentido de 2Dark reside en descubrir cosas conforme avancemos en la historia. En ir obteniendo datos que nos lleven a decidir qué hacer a cada momento. En ocasiones, el debate interno será enorme.

Sabemos que ciertos psicópatas pueden merecer una muerte dolorosa, pero en caso de hacerlo, otros podrían dirigirse hacia nuestra localización y arruinarnos el plan. Una de las particularidades del juego es que su protagonista tiene la fea costumbre de morir una y otra vez, para volver al último punto de guardado. Un par de tiros o puñaladas son suficientes para descubrir el mensajito de “estás muerto”.

Por otro lado, ¿tiene algo de culpa una recepcionista? ¿Y un guardia de seguridad que sólo se limita a dormir trabajar? ¿Matamos al león o lo encerramos? ¿Merece la pena sacrificar a un niño por el bien de otros cuantos? Cada decisión tendrá sus consecuencias. Si matamos a todos, tal vez la huida resulte más sencilla. Si escogemos a quiénes, quizás nuestra conciencia esté más limpia.

2Dark analisis

También se hace necesario mover algunos cadáveres. Los niños podrían verlos y no todos reaccionarían demasiado bien. Al fin y al cabo, el grito y el llanto de un mocoso suponen un problema de los grandes. Eso por no hablar de la misma elección del zoom…

Al final de cada misión, encontraremos un resumen del progreso. El éxito será mayor si hemos rescatado a todas las criaturas o si hemos encontrado (y vuelto a guardar) todos los caramelos. Si nos vemos con ganas o se nos hace corto el juego, siempre podemos volver a completar una misión con mejores resultados.

 

2DARK: CONCLUSIONES

Desde su presentación, 2Dark se ha convertido en uno de los juegos más esperados. Ya es una realidad, ¿pero supera las expectativas?

Es innegable que su argumento es original, mientras que esa combinación entre drama y humor negro resulta brillante. Bien puede convertirse en uno de los grandes representantes del sigilo de aquí en adelante, más que de un juego de terror y supervivencia.

Frédérick Raynal vuelve a ofrecer un juego de calidad, cuya estética oscura y pixelada se amolda a la perfección a su temática. El suspense está garantizado y las horas pasarán como si nada. Nos habremos quedado pegados a la pantalla demasiado tiempo, movidos por la angustia, desde el momento en que su peculiar melodía del menú principal comienza a sonar.

No es un juego sencillo y la desesperación es una constante. Esto lleva a repetir la misma estrategia en quince ocasiones hasta aprendernos los giros de todos sus personajes. Un paso en vano será una muerte segura, por lo que es necesario pensar cada movimiento.

Esta dificultad lo convierte en todo un desafío, a la vez que contribuye a crear una apuesta adictiva. Esa libertad en la toma de decisiones constituye uno de sus grandes atractivos, junto a una exhaustiva exploración y a una correcta gestión de los recursos disponibles.

Sin embargo, ésta puede alejar a los jugadores. No todos aguantan este sistema de muertes constantes, ni todos se manejarán tan bien con el inventario. Sus controles son sencillos, pero no siempre se pulsa el botón correcto en el momento exacto. ¿El resultado? Una muerte más.

Por otro lado, no todos encontrarán atractivas sus escenas. Se representan situaciones alejadas de lo normal que, si bien serán el principal reclamo para muchos jugadores, también podrían ser desagradables para otros tantos. Un payaso asesino o un niño devorado por un león son algunas de las menos fuertes, lo que debe tenerse en cuenta antes de adquirir el juego.

Su duración es más que correcta en relación a su precio y luce igual de bien en las tres plataformas. Con todos estos puntos positivos y negativos, podemos decir que es un trabajo cuidado que encantará a quienes buscan apuestas diferentes.

Sin embargo, el listón dejado por Alone in the Dark es demasiado alto. Marcó un antes y un después en el mundo de los videojuegos. Es difícil que 2Dark acabe convirtiéndose en un clásico, pero sí que puede considerarse una de las apuestas más interesantes en lo que va de año. Como ya hemos dicho, es un buen ejemplo de todo lo que un juego de sigilo debería ofrecer.

2Dark nota

 

Análisis realizado en la versión de PS4.