Yangtze: linternas flotantes en el nuevo juego de Devir

Yangtze juego

Yangtze formará parte del catálogo de Devir durante este mes de mayo. La sencillez es una de sus principales características, junto a su toque estratégico y a su cuidado apartado gráfico. Así es este juego de mesa, protagonizado por linternas flotantes.

 

LINTERNAS, DEDICACIONES Y LAGOS

Yangtze es un juego de mesa de 2 a 4 jugadores, con partidas de 30 minutos de duración, recomendado para mayores de 8 años. Creado por Chistopher Chung, sus ilustraciones corren a cargo de Beth Sobel.

Publicado como Lanterns: The Harvest Festival en 2015, contará ahora con una edición en castellano. Ésta corre a cargo de Devir y será a lo largo de este mes de mayo cuando llegue a las tiendas. El nombre escogido hace honor al río más largo de Asia, que recorre China.

En esta novedad, los jugadores tienen como objetivo decorar el lago de palacio. Lo harán mediante linternas flotantes de todos los colores que, jugadas de forma inteligente, traerán consigo un buen puñado de puntos. Estos puntos, en representación del honor, serán los que determinen quién es el ganador.

Tras colocar la ficha de lago inicial en el centro de la mesa, de tal manera que marque el color de cada participante, se reparten tres de ellas a cada uno. Éstas deben permanecer en secreto. Reciben, además, una carta de linterna de su color. El número de fichas de lago, de dedicación y de cartas de linterna estará determinado por el número de jugadores.

Yangtze

Tras agrupar todos estos componentes por tipos, comienza la competición. En su turno, cada jugador podrá llevar a cabo tres acciones, respetando el orden. Las dos primeras son opcionales (no podrán realizarse en un primer turno), mientras que la tercera resulta obligatoria.

1. Intercambiar una carta de linterna. A cambio de dos monedas, el jugador puede intercambiar una carta de linterna de su mano por otra de la reserva, del color que prefiera.

2. Realizar una dedicación. El jugador devuelve cartas de linterna a la reserva a cambio de una ficha de dedicación. En función de la ficha que se desee obtener, se hará necesario entregar cuatro cartas del mismo color, seis cartas agrupadas por parejas (dos de cada color) o siete cartas, una de cada color.

3. Colocar una ficha de lago. Como acción obligatoria, se deberá situar una ficha de lago en el centro de la mesa, de tal manera que conecte con una ya colocada. Deberá coincidir en color en un lado, como mínimo.

El jugador activo recibe una carta de linterna si ha conectado un lado de su color y una moneda, en caso de que exista un marcador en uno de los lagos conectados. Todos, incluido él, recibirán una linterna de su color si la orientación de la ficha de lago así lo indica. Tras robar una nueva, pasa el turno al siguiente.

Esta mecánica se repite hasta que todas las fichas hayan sido colocadas. Tras una ronda final en la que poder llevar a cabo las dos primeras acciones, la competición finaliza. Los jugadores cuentan sus puntos de honor, provenientes de las cartas de dedicación obtenidas. El ganador será el que posea la mayor cantidad.

Con ello, Yangtze puede englobarse como un juego familiar, a través de su sencilla y estructurada mecánica de juego. Capaz de enamorar por su colorido, la estrategia está más presente de lo que parece a simple vista. La toma de decisiones será constante, no sólo a la hora de “pagar” linternas o de ahorrarlas, atendiendo a la puntuación, sino al colocar la ficha de lago.