Quetzal: cartas y dados en un nuevo juego de gestión de riesgo

Quetzal

Elite Games ya tiene nuevo proyecto en marcha. Tras Time of Soccer y Estado de Sitio, la editorial presenta Quetzal. Se trata de un “push your luck”, es decir, de un título que apuesta por la gestión de riesgo.

 

QUETZAL EN VERKAMI

Quetzal es un juego de mesa de 2 a 6 jugadores, con partidas de 15 a 40 minutos de duración, en función del número de participantes. Creado por Antonio “Lipschitzz” Becerra, cuenta con ilustraciones de Ramsés Bosque.

Una vez más, Elite Games recurre a una campaña de búsqueda de financiación en Verkami para tratar de convertir su proyecto en una realidad. Tiene un objetivo marcado en 3.000 euros y 23 días por delante para obtenerlos. El motivo de la breve duración de la campaña es poder tener listo el juego para noviembre.

Los más rápidos pueden adquirirlo por 14 y 16 euros, en función de si se opta por un punto de recogida o por el envío a casa. Su precio durante toda la campaña es de 15 y 17 euros, respectivamente.

También es posible añadir seis dados personalizados de glifos, por 8 euros. Todas las recompensas incluyen los extras que pudieran desbloquearse, como nuevas cartas, la mini expansión Maldiciones Mayas o una bolsa de tela.

Quetzal juego

Este juego de mesa familiar traslada al jugador a una peligrosa selva, que podría ocultar un enorme tesoro Maya. Cada día, tratará de avanzar entre la maleza, con la ayuda de incompletos mapas. El rugido de los jaguares y las maldiciones amenazan la misma supervivencia, mientras que la presencia de los antiguos glifos y la ilusión por la pirámide animan a seguir.

¿Entiende la ambición de miedos? Este trasfondo se materializa a través de un mazo de cartas, con glifos, selva, pirámide, exploración y objetos mayas. Se complementan con seis dados de seis caras, en representación de los glifos.

Mientras que las primeras son imprescindibles en el avance por la selva y, posteriormente, por el interior de la pirámide, los dados servirán, además, para indicar la localización de los objetos escondidos. Por desgracia, un uso incorrecto de los dados nos dejaría sin objetos y perdidos en la selva.

Siguiendo con las características propias del género, cada lanzamiento conlleva un riesgo, pero también una posible recompensa. Saber cuándo parar será clave para llegar en primer lugar al centro de la pirámide y, por tanto, para ganar la partida.

Durante su turno, cada jugador llevará a cabo sus dos fases. A continuación, pasará los dados al jugador de su izquierda, y así sucesivamente. En la primera fase, comprobará la situación del campamento base, aplicando los efectos correspondientes a las posibles trampas. En la segunda, tendrá lugar la exploración.

En ella, se lanzan los dados de glifo de la zona de investigación para, después, asignarlos a las cartas. En caso de perderse en la exploración, pasará el turno al siguiente. Si no lo ha hecho, se podrá seguir explorando o parar, con la posibilidad de encontrar objetos mayas. Sus instrucciones completas (incluidas las de sus variantes) ya están disponibles para su consulta y descarga.