El juego de dados Piratinies libera sus instrucciones

Piratinies juego de mesa

Durante el pasado mes de mayo, conocimos Piratinies, un juego de dados protagonizado por emblemáticos piratas. A los pocos días, se desvelaron nuevos detalles en relación a su jugabilidad. Es ahora cuando sus responsables ponen a disposición de todos los interesados sus instrucciones, para su consulta y descarga.

 

PIRATINIES: ABORDAJE Y RECLUTAMIENTO

Piratinies, presentado como un “filler de cartas y dados”, ofrecerá competiciones entre 2 y 5 participantes, de 20 a 30 minutos. Esta propuesta española tratará de ver la luz mediante una campaña de búsqueda de financiación en Kickstarter, que comenzará en los próximos meses.

En ella, sus jugadores se pondrán en la piel de capitanes, al mando de una tripulación cambiante. Mediante el reclutamiento de piratas y con la suerte como aliada, tratarán de hacerse con fama y riqueza. Los saqueos de las distintas localizaciones serán fundamentales para hacerse con los preciados puntos de victoria.

Tras crear el escenario de juego, compuesto por un tablero, dados, monedas, pergamino, cartas de localización y de pirata, se reparten cuatro piratas iniciales a cada uno, así como una moneda y el disco de su color, a colocar en el espacio de puntuación marcado con un cero.

Teniendo en cuenta que nunca se podrán tener más de cuatro monedas ni piratas y que las fichas numeradas (para marcar el orden de turno) nunca se redistribuirán entre los jugadores, comienza la partida. Ésta se compone de dos fases, con una mecánica que se repite hasta que alguien alcance los puntos de victoria marcados, convirtiéndose en el ganador.

Piratinies juego de mesa

1. Fase de Abordaje.

El jugador activo lanzará tantos dados como le permitan sus cartas de pirata y todos tratarán de asaltar una localización de forma simultánea. Es decir, competirán por llevarse una de las cartas de localización visibles.

Tras lanzar los dados, cada participante observará su tripulación en silencio para saber qué resultados puede utilizar. Por su parte, podrá aplicar los efectos correspondientes a sus piratas, con el objetivo de modificar los resultados. En el momento en que alguien crea que puede llevarse una localización, tomará el pergamino, situándolo frente a ella.

Se comprueba si se cumple el requisito de la localización. Si es así, se la lleva, anotándose su recompensa en forma de monedas o de puntos de victoria. Se repone el espacio dejado con otra del mazo y se acaba el turno del jugador activo, girando su ficha numerada. El turno pasa al siguiente.

En caso de haberse equivocado y de no ser el jugador activo, retrocede su marcador de puntuación un espacio (si llega a la casilla de calavera será eliminado de la competición). Además, girará sus cartas de pirata, de forma que no podrá participar en los siguientes intentos hasta que llegue el turno de otro participante. El jugador activo vuelve a lanzar los dados.

Si es el jugador activo quien se ha equivocado, retrasa su marcador de puntuación y finaliza su turno. Esta mecánica se repite hasta que todos hayan sido jugadores activos, pasándose a la siguiente fase.

2. Fase de Reclutamiento.

El último jugador puede reclutar a uno de los piratas visibles para que forme parte de su tripulación, seguido por los demás participantes. Paga su coste y lo sustituye por uno que ya tuviera. El primer pirata reduce su coste en una moneda, pudiendo llegar a ser gratis.

A la hora de reclutar, deben tenerse en cuenta las habilidades, pero sobre todos los dados que dejará tirar y utilizar. Varios piratas de un mismo bando reportan una recompensa, también en forma de puntos y monedas. Se desplazan los piratas sobrantes a la izquierda y se reponen sus huecos. Comienza una nueva fase de abordaje.

 

PRIMERAS IMPRESIONES

A la espera de que Piratinies se convierta en una realidad, ya sabemos que estamos ante un juego basado en la rapidez mental, con la concentración como aliada y con buenas dosis de azar.

Tras lanzar los dados, comenzará la tensión y el nerviosismo. Todos analizarán los resultados de forma simultánea, teniendo en cuenta los dados que su tripulación le permita aprovechar. Si a esto le sumamos la aplicación de las posibles habilidades para cambiar resultados, estaremos ante un auténtico caos y situaciones de locura.

Piratinies

Los jugadores podrán acceder a cartas muy distintas y, aunque ese azar resultará clave, los más rápidos (o los que soporten mejor la presión) tendrán grandes posibilidades de hacerse con la victoria. Sus cartas simbólicas e independientes del idioma facilitarán esa identificación de efectos, con el objetivo de no hacer perder nada de tiempo.

Aunque la fase de abordaje promete ser la más divertida y emocionante, convendrá no descuidar la de reclutamiento. Un buen equipo puede ayudarnos en el abordaje, aunque nuestra mente acostumbre a reaccionar más tarde que la de los demás. Por su parte, sus pinceladas de set collection, con sus recompensas, también deben tenerse en cuenta.

Con todo ello, Piratinies promete ser un divertido juego familiar, basado en una mecánica sencilla y con una tensión constante. Sus beneficios serían muchos, ya que potenciaría la agudeza visual, la identificación de formas y, por supuesto, la rapidez mental y la capacidad de reacción, tanto en los adultos como en los más pequeños.

Sus coloridos componentes estarán protagonizados por esa pieza de pergamino, que recordará a otros juegos de habilidad. Sus cartas de pirata rendirán homenaje a personajes del mundo del cine, la televisión y los videojuegos, haciendo las delicias de los amantes del mundo pirata.

¿Lo peor del juego? Tal vez esa eliminación de jugadores no sea del agrado de todos, ya que quedarse sin jugar no es algo que acostumbre a sentar bien. Sin embargo, y puesto que el juego aún no está finalizado, tal vez pueda solucionarse con alguna nueva regla, que permita volver a la partida o otorgarle una función extra a ese participante eliminado.