Plano Detalle: Take it Easy!

Take it Easy!

Una pieza inoportuna puede cambiarlo todo en cuestión de segundos. Y, si contiene una luna en lugar de un sol, más todavía. Take it Easy!, lanzado en 1983, vuelve a las mesas de juego de la mano de Mont Tàber.

Con la estrategia como aliada, de 2 a 6 jugadores compiten por anotarse la mayor cantidad de puntos. Lo harán creado líneas continuas de un mismo color, preferiblemente del mayor valor posible. Su modalidad en solitario y sus distintas variantes añaden reglas adicionales que complican la tarea.

Tal y como explicamos en la reseña publicada hace unas semanas, esta inyección de nostalgia divertirá y emocionará a partes iguales, volviendo a crear momentos que podíamos dar por perdidos. Es ahora cuando resumimos su mecánica de juego y sus posibilidades en este Plano Detalle, a través de ocho imágenes.

 

GALERÍA DE IMÁGENES TAKE IT EASY!

Take it Easy!
Componentes de juego.
Take it Easy!
Cada jugador recibe su tablero y sus piezas. El locutor las coloca boca abajo.
Take it Easy!
Los demás las agruparán en tres montones, organizados bajo los números 1, 5 y 9.
Take it Easy!
El locutor coge una pieza para leer los tres números que contiene y situarla en su tablero. Los demás la buscarán para hacer lo propio.
Take it Easy!
La partida (o la ronda) finaliza al ocuparse todos los espacios del tablero.
Take it Easy!
Se cuentan los puntos, atendiendo a las líneas de un mismo color, de extremo a extremo. Su valor se multiplica por el número de piezas de la fila. El ganador será quien sume la mayor cantidad de puntos.
Take it Easy!
Take it Easy! cuenta con otros modos, además del reto en solitario. Existen variantes de colocación.
Take it Easy!
Pueden combinarse con las variantes de puntuación, donde crear rayos de sol y de luna.