Análisis: Tiger Simulator 3D

Tiger Simulator 3D

Goat Simulator, el juego que nos convertía en cabra, marcó un antes y un después en el género de la simulación. Le siguieron aquéllos que nos transformaban en oso, en gato, en paloma, en piedra o incluso en tostada.

Años después, los desarrolladores y los jugadores continúan apostando por la simulación. Todavía sigue resultando curioso imaginar el sabor de un jirafa o cuidar a un pequeño cachorro. Estas dos tareas forman parte de Tiger Simulator 3D, juego gratuito para navegadores.

 

EL MUNDO DE TIGER SIMULATOR 3D

Tiger Simulator 3D ya es una realidad. Tomando como referencia las características propias de la simulación, nos traslada a un precioso escenario en plena naturaleza. Su peculiaridad llega al hacerlo desde la piel de un tigre.

Tiger Simulator 3D

A través de unos controles sencillos y de una interfaz intuitiva, se desarrolla una aventura basada en las misiones y en los objetivos como forma de alcanzar el progreso. Las tareas completadas son recompensadas con puntos de experiencia, necesarios para desvelarse nuevos retos, y así sucesivamente.

La exploración y los ataques, principales elementos del juego, se combinan con una estética en tres dimensiones, realizada con el motor Unity. El colorido es su gran seña de identidad.

 

¿Y ESA TARTA DE CUMPLEAÑOS?

Para quienes se hayan preguntado alguna vez cómo sería la vida de un tigre en primera persona, Tiger Simulator 3D tiene la respuesta. Y, probablemente, pocos habrían acertado en sus predicciones.

Como es lógico, necesita comer, descansar y cuidar de los suyos. Hasta aquí todo normal. Al comunicarse con sus colegas (en inglés), descubre que alguno que otro está en peligro. ¿La solución? Acabar con la vida de la serpiente que no deja dormir por las noches, o de ese peligroso escorpión.

Tiger Simulator 3D

Ahora bien, ¿desde cuándo un tigre tiene enormes tartas de cumpleaños? ¿Y para qué querría obtener monedas? Para sorpresa del jugador, el animal cargará con una tarta en un carro, con todo el derecho del mundo a celebrar un cumpleaños.

También ahorrará como si no hubiera un mañana. Existe una tienda con todo tipo de sombreros y de pieles, para personalizar a nuestro protagonista y a su familia. Porque también pueden cumplir su sueño de ser un precioso tigre blanco. O de llevar un gorro de Papá Noel.

 

LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA GESTIÓN

Con esas sorpresas constantes, Tiger Simulator 3D combina el realismo con la fantasía. Así, nos lleva a cumplir con los instintos más básicos del animal y con algún que otro capricho.

En la parte izquierda de la pantalla, se muestran los valores más importantes. Tenemos su vida (disminuirá en cada ataque), su velocidad (aumentará al no correr por un tiempo) y la reserva, tanto de monedas como de comida.

Esto nos lleva a recurrir a una buena gestión si se quiere sobrevivir. La toma de decisiones es constante. En cualquier momento, el jugador será libre de atacar, ya sea a elefantes, jirafas, escorpiones, arañas gigantes, cocodrilos o adorables perritos. Con sus aún más adorables ladridos.

Tiger Simulator 3D

Si la pelea resulta un éxito, tendremos delante un “suculento” cadáver. La primera opción será comerlo, para aumentar el nivel de vida. La segunda será transformarlo en un trozo de carne, a modo de provisiones. Quedará registrado en el marcador, para épocas complicadas.

Como curiosidad, el ataque a los cuidadores que pueblan la zona está más que permitido. Las personas no se transformarán en comida, pero serán una importante fuente de puntos. ¿Por qué no ir a por ellas si ya hemos zampado cachorritos? Tras los ataques, todo sigue su curso, sin ninguna alteración en la zona.

 

EL AUMENTO DE LA FAMILIA

Esa parte izquierda de la pantalla muestra los valores básicos, pero conviene no descuidar la zona de la derecha. Es en ella donde aparece la tienda, para invertir las monedas, así como un mapa.

De forma esquemática, representa la zona, con todos sus seres vivientes. Si se quiere seguir cumpliendo objetivos, para subir de nivel, es más que recomendable echarle un ojo. Es ahí donde se localizan todos y cada uno de ellos.

Las opciones se completan con los cuadros de habilidades, desde donde también se pueden gastar monedas. Es útil aumentar el nivel de ahorro, la velocidad del tigre o la vida y fuerza de los miembros de la familia.

Tiger Simulator 3D

Esto nos lleva al último punto: el aumento del clan. A lo largo del juego, podemos encontrar una pareja perfecta para nuestro querido personaje. Ésta quedará prendada de él, aunque no cuente con el mejor de los sombreros. De ahí en adelante, le seguirá para ayudarle en la caza.

Al ir alcanzando niveles, la familia irá creciendo. Se desbloqueará la opción de crear una cría, con todo lo que eso conlleva. Tendremos nuevos miembros para vencer los peligros, pero también una mayor responsabilidad.

Como el protagonista, cada miembro podrá personalizarse y subir de nivel. Sus valores de ataque, energía y vida podrán gestionarse atendiendo a nuestros intereses. Si creamos una familia fuerte y equilibrada, todo irá sobre ruedas.

 

TIGER SIMULATOR 3D: CONCLUSIONES

Tiger Simulator 3D cumple con todas las características propias de un juego de simulación. Si bien no apuesta por unos gráficos especialmente realistas, sí que recurre a la realidad para mostrarnos cómo sería la vida de un tigre.

Con las suficientes posibilidades como para competir con los juegos de pago, destaca por la libertad ofrecida al jugador para progresar. Éste pondrá en práctica la gestión a la hora de reservar comida y dinero. Tendrá que valorar si prefiere el mejor de los sombreros o incrementar su eficacia en el ataque.

Tiger Simulator 3D

Apostar por unos valores recudirá las posibilidades de otros, y así sucesivamente. La toma de decisiones es, por tanto, su elemento central. Atacar a un peligroso animal puede conllevar la muerte, pero también puede darnos la comida que necesitamos para seguir con vida.

Por su parte, también tendremos que decidir entre el bien propio o el común. Hacer más fuertes a sus miembros requerirá de recursos, a restar para nuestros futuros beneficios. Y así hasta el final de los tiempos. La estrategia está más presente de lo que puede parecer a simple vista.

Esa libertad se combina con una interfaz y controles extremadamente sencillos. Sirven para enganchar a quienes no se han adentrado nunca en el género e incluso a novatos en el mundo de los videojuegos. Por supuesto, hace las delicias de los amantes del género, empezando a convertirse en un éxito en la red.

Por tanto, Tiger Simulator 3D ofrece un entretenimiento adictivo, del que será muy complicado despegarse. El progreso queda registrado, por lo que no es raro que volvamos cada día a visitar a las crías de tigre. Al fin y al cabo, ¿existe algo más entrañable en el mundo?