DMZ Games prepara la edición en castellano de Freak Shop

Freak Shop

DMZ Games ultima los detalles en la producción de High Score, juego de gestión de dados cuya campaña en Verkami acaba de finalizar con éxito. No es su única tarea, puesto que ya prepara Freak Shop. En esta ocasión, volvemos a estar ante la traducción al castellano de un popular juego de mesa.

 

¿EN QUÉ CONSISTE FREAK SHOP?

Freak Shop es un juego de cartas de 2 a 5 jugadores, con partidas de 20 minutos. Recomendado a partir de los 8 años, tiene a Henri Kermarrec (Sushi Dice) como autor. Sus ilustraciones son obra de Miguel Coimbra (7 Wonders, Cyclades, Imhotep, Small World, Outlive, Las Montañas de la Locura, Tiny Epic Quest, Tiny Epic Zombies).

Publicado por Catch Up Games en su edición original, fue uno de los protagonistas de la Feria de Essen de 2016. Será DMZ Games quien se encargue de su versión en castellano. Por el momento, no se han confirmado fechas.

Definido como un “divertido filler”, nos convierte en los propietarios de una mansión. Se acerca la temporada alta de turismo, por lo que será nuestra tarea visitar la Freak Shop para adquirir los objetos más terroríficos. Sólo con ellos, podremos llenar la mansión y asegurarnos de que los visitantes cuenten con su mejor estancia.

Freak Shop

Compuesto por cartas de merchandising y objetivo, y con una mecánica propia de un ‘set collection’, la misión será tener la mayor cantidad de puntos cuando la tienda eche el cierre. Antes de empezar, se designa al dueño de la tienda. Será él quien cree el escenario y el que reparta las cartas necesarias a los demás para dar forma a sus mansiones.

Durante el turno de un jugador, llevará a cabo intercambios entre las cartas que tiene en su mansión y las que estén disponibles en la tienda. Más concretamente, realizará una acción, a escoger entre dos: conseguir un buen trato o vender al precio justo.

Con la primera, intercambia cualquier número de cartas de su mansión, siempre que tengan el mismo valor, por el mismo número de cartas de la tienda, con un valor distinto. Así, podría intercambiar dos cartas de su mansión con un valor de uno por dos de la tienda con un valor de ocho.

La segunda opción permite intercambiar una o varias cartas de su mansión, de cualquier valor, por una o más cartas de la tienda por el valor total de las primeras. Es decir, podría intercambiar una de su mansión con un valor de diez por un cinco, un tres y un dos de la tienda.

Al final de cada turno, y atendiendo al número de participantes, la tienda recibe nuevos objetos. Al mostrarse la carta de ‘tienda cerrada’, se atiende a los tres objetivos asignados al comienzo de la partida para sumar los puntos provenientes de ellos. El ganador será quien tenga la mayor cantidad.