Plano Detalle: Rainbow

Rainbow

Un turno comienza con el robo de una carta de arcoíris para finalizar con el de una carta de clima. No tarda en iniciarse una batalla entre cielos, con el sol, el viento y la tormenta como grandes protagonistas.

Rainbow ya se encuentra disponible, de la mano de Átomo Games. Para su nuevo juego, la editorial recurre a una sencilla mecánica, dispuesta a hacer las delicias de los más pequeños de la casa. ¿El resultado? Un juego de cartas de 2 a 4 jugadores, con partidas de 20 minutos, recomendado para mayores de 4 años.

Creado por Juan Carlos Ruiz e ilustrado por Pako Ávila, resumimos sus reglas en un total de nueve imágenes. Sirven a modo de complemento de la reseña publicada hace unas semanas, ya sea para conocer sus componentes o para aprender a jugar.

GALERÍA DE IMÁGENES RAINBOW

Rainbow
Componentes de juego.
Rainbow
Rainbow consta de cartas de arcoíris y de clima.
Rainbow
Antes de empezar, se crean los dos mazos.
Rainbow
El turno de un jugador comienza levantando una carta de arcoíris. Incorpora la letra a su cielo. Si ya la tenía, la coloca en el cielo de otro jugador.
Rainbow
Termina con el robo de una carta de clima. La sitúa en un cielo que no tuviese esa misma carta.
Rainbow
Con las cartas de clima se eliminan o roban letras, entre otros efectos.
Rainbow
Esta mecánica se repite hasta que alguien reúna la palabra ‘Rainbow’, convirtiéndose en el vencedor.
Rainbow
Aunque se haya creado la palabra, no se podrá ganar mientras se tenga una tormenta.
Rainbow
Rainbow cuenta con un modo cooperativo, donde tratar de dar forma a cuatro arcoíris.