Plano Detalle: Calimala

Calimala

Colocación de trabajadores y mayorías. Estas dos mecánicas definen Calimala, juego de tablero que ya cuenta con edición en castellano, de la mano de Arrakis Games. Creado por Fabio Lopiano e ilustrado por Harald Lieske, puede disfrutarse entre 3 y 5 jugadores, mayores de 10 años.

Convertidos en tejedores y comerciantes de telas, se inicia una competición por el máximo prestigio. Como vimos en la reseña publicada hace unas semanas, el comercio en el extranjero es tan importante como la contribución a la construcción de importantes edificios, como Santa Maria del Fiore o el mismo Palazzo Vecchio.

A través de este Plano Detalle, compuesto por doce imágenes, resumimos sus reglas. Sirve para recordar sus posibilidades de juego y para conocer los puntos clave de una partida, a modo de guía de referencia.

 

GALERÍA DE IMÁGENES DE CALIMALA

Calimala
Calimala al abrir la caja.
Calimala
Componentes para cada jugador.
Calimala
Tras preparar el escenario, comienza la partida.
Calimala
En su turno, cada participante coloca uno de sus discos en un espacio de acción, para efectuar las dos acciones conectadas.
Calimala
Al situarlo sobre otros discos, sus propietarios también realizan las acciones.
Calimala
Los discos blancos sirven para efectuar el doble de acciones. Al situar un cuarto disco, el de la base no efectúa sus acciones, sino que es trasladado a un asiento del ayuntamiento.
Calimala
Se inicia una fase de puntuación correspondiente al espacio ocupado.
Calimala
En este caso, se puntúa por Troyes. Quien tenga mayoría de cubos obtiene tres puntos. Los demás dos y uno.
Calimala
Con las acciones, se obtienen recursos y se construyen barcos y talleres.
Calimala
También es posible embarcar telas a ciudades con puerto, transportarlas a ciudades con puesto comercial (previa construcción), contribuir a la creación de edificios o crear obras de arte en ellos.
Calimala
Se repite la misma mecánica hasta ocuparse todos los asientos o colocar todos los cubos.
Calimala
Tras puntuar por el objetivo secreto y común, gana el que posea más puntos.