Los jefes más difíciles de matar: Primera Parte

¿Qué enemigos o jefes finales son los más difíciles de matar? ¿El Dr. Willy de Megaman? ¿Wesker de Residen Evil 5? ¿Los de Final Fanatasy? En este nuevo especial comenzamos con el repaso a algunos de ellos y, por supuesto, si habéis conseguido acabar sin problemas con alguno de ellos o tenéis anécdotas divertidas, nos encantaría que las compartiéseis con nosotros.

Onslaught Marvel vs Capcom

DR. WILLY – MEGAMAN

El Dr. Willy es y será siempre uno de los jefes finales más difíciles de la historia. Aunque no necesita demasiadas presentaciones, os contaremos que Willy es el principal enemigo de Megaman clásico, siendo un científico loco con malas ideas, como crear un ejército de robots y hacer suyo el mundo. Si no habéis probado a este jefe final, deberíais hacerlo, ya que su dificultad es grande.

ONSLAUGHT – MARVEL VS CAPCOM

Onslaught es, como su anterior colega, el enemigo a batir, sólo que en Marvel vs Capcom y puede considerarse el jefe final más difícil de todos los juegos de lucha que existen. Los que lo sufrimos en nuestras pieles sabemos que si queríamos acabar con él necesitaríamos provisiones de comida y bebida. Los ataques eran (y son) demoledores, haciéndonos perder el aliento.

WESKER – RESIDEN EVIL 5

Wesker es uno de los jefes finales más complicados de la saga Resident Evil. Hay otros más importantes, pero no con tanta dificultad sino le das donde debes. Wesker aparece en dos formas, una humana y otra monstruosa, y muchos usuarios preguntan por el método más eficaz de acabar con este villano, ya que si no se le daña rápido, la cosa se pone fea.

EXDEATH – FINAL FANTASY V

Exdeath es el principal enemigo de Final Fantasy V y uno de los retos más grandes de esta enorme saga. Exdeath no es muy conocido por la mayoría los usuarios, ya que lo más normal es que, al pensar en un enemigo de Final Fantasy, venga a la cabeza la imagen de Sephiroth. Se trata de un enemigo con una planta de caballero, con su armadura y todo, pero malvado, egoísta y sin piedad.

JINPACHI MISHIMA – TEKKEN 5

Jinpachi Mishima puede considerarse un jefe final de los de verdad, duro y muy castigador. En Tekken 4 fue prácticamente humillado, se le arrebató el control de su empresa y fue encarcelado. Sin embargo, en Tekken 5 vuelve con todas sus fuerzas y con su gen diabólico, por lo que su dificultad está casi a la altura de Onslaught en juegos de lucha. Los ataques que nos lanza son casi imposibles de esquivar, sobre todo su lanzamiento de bolas de energía por el estómago.

MALUS – SHADOW OF THE COLOSSUS

Para acabar con esta primera parte, recordamos a Malus, de Shadow of the Colossus. Es un jefe final de los largos, por lo que, para acabar con él, tenemos que ser pacientes y no despistarnos, porque su dificultad es la más alta de todos los colosos del juego. Además, su enorme tamaño intimida un poquito…