SecuenzooS: la evolución más perfecta de un Memory

¿Quién no ha jugado alguna vez a poner todas las cartas boca abajo sobre la mesa y a destapar y volver a tapar hasta encontrar las correctas? El clásico Memory ha entrenido durante años en infinidad de versiones, pero ¿y si le añadiésemos unas cuantas reglas más que lo complicasen, a la vez que le aportasen más diversión? Así es SecuenzooS, el juego de cartas que reinventa un clásico, convirtiéndolo en una apuesta completamente diferente.

SecuenzooS

ASÍ ES SECUENZOOS

SecuenzooS es un juego de cartas de 2 a 5 jugadores, con partidas de 30 a 60 minutos de duración. Se trata de un juego de Roberto Pisonero Trapote y una apuesta de la editorial española Blauberry. El objetivo es convertirnos en un granjero que busca a los animales que han decidido escaparse, a través de caminos completamente diferentes.

La granja está compuesta con 25 animales, de cinco especies diferentes (cerdos, vacas, gallinas, conejos y caballos) de cinco colores distintos (rojo, amarillo, morado, azul y verde). Para encontrarlos, tendremos que seguir las pistas que han ido dejando en su huida por el camino y, para alcanzar la victoria, deberemos ser el jugador que tenga más puntos al final de la partida, como resultado de los caminos completados.

Aunque su apariencia pueda hacernos pensar que estamos ante un juego infantil, SecuenzooS está recomendado para jugadores mayores de 8 años, dado que hay que poner los cinco sentidos, agudizar la memoria y utilizar la estrategia en cada momento. Además, cuenta con una divertidísima estética y con una amplia jugabilidad. Tanto es así que cuenta con cuatro modalidades de juego. ¡Bienvenidos a la granja!

Cartas de Animales.
Cartas de Animales.

UNA PARTIDA A SECUENZOOS

SecuenzooS posee cuatro modalidades de juego, con reglas diferentes, que dan como resultado partidas completamente diferentes: La Vereda, Cierracaminos, Contrarreloj y Solitario. Esta última modalidad, como su propio nombre indica, está creada para un jugador.

La Vereda, primera modalidad del juego, nos otorgará un punto por cada camino completado. Tras colocar las cartas de animales en el centro de la mesa, siguiendo un esquema que dependerá del número de jugadores, se coloca el camino sobre la mesa. Los caminos están formados por cartas de color y cartas de forma. Para avanzar por un camino de color, deberemos destapar un animal cuyo color coincida con la casilla a la que tenemos que ir, mientras que para avanzar por un camino de forma, tendremos que destapar un animal de la misma especie que la casilla a la que tengamos que avanzar, sin importar el color.

Así, colocamos dos cartas de camino de color y otras dos de forma, formando un camino de 20 casillas. El jugador inicial destapa una carta de la mesa y, en caso de coincida en forma o en color con la casilla del camino, podrá avanzar. Supongamos que la primera casilla es un cerdo. Para avanzar, el jugador deberá encontrar una carta con un cerdo, del color que sea. Si la encuentra, tendrá opción a seguir avanzando, pero si no, deberá volver al principio, darle la vuelta a la carta descubierta y pasará el turno al siguiente jugador.

Uno de los puntos más originales de SecuenzooS es la opción de plantarnos ante cada carta descubierta. Cada vez que encontremos una carta correcta, podremos seguir avanzando con un marcador, mientras que nuestro segundo marcador deberá permanecer en la casilla en la que hemos comenzado al principio de turno. Cuando decidamos plantarnos porque no estemos seguros o nos falle la memoria, el segundo marcador avanzará a la posición del más avanzado, situándolo encima. Se dará la vuelta a las cartas y le tocará al segundo jugador. ¿Por qué es tan importante plantarse?

Cartas de Camino
Cartas de Camino

Plantarse es importante porque, en caso de que levantemos una carta que no se corresponda con el camino, tendremos que retroceder al lugar en el que se encontraba el segundo marcador, es decir, a la casilla en la que hemos comenzado el turno. Así, la decisión de arriesgar o plantarse dependerá de cada jugador y de su situación. Siguiendo con la partida, obtendremos un punto por cada carta de camino que hayamos completado cuando un jugador llegue al final de la cuarta carta. En este momento, se formará una nueva vereda, compuesta por cinco cartas (dos de forma y tres de color o viceversa) y se volverá a comenzar la partida. Sólo que en esta ocasión, ya habremos conseguido memorizar la posición de muchos animales.

Cuando un jugador finalice estos cinco caminos, se volverá a proceder al recuento de puntos, otorgándose un punto por cada camino completado. El jugador con mayor número de puntos será el ganador de la partida. Aunque sus instrucciones son sencillas, en la práctica no resulta fácil adivinar el lugar de cada animal, ni saber qué hacer a cada momento. Y, por si no fuese suficiente, existen las cartas de restricciones.

Al principio de la partida se entregará una carta de restricción de forma y otra de color a cada jugador. Por ejemplo, si un jugador tiene una prohibición roja y una prohibición de vaca significa que no puede buscar animales rojos durante un camino de formas ni vacas durante un camino de colores. Además, estas prohibiciones se intercambiarán en la segunda ronda.

Prohibiciones de color y de forma.
Prohibiciones de color y de forma.

Por su parte, existen otras tres modalidades diferentes de juego. Cierracaminos ofrece a cada jugador la posibilidad de tener su propio camino de tres cartas y avanzar por él, con sus respectivas restricciones, o por el camino de los otros jugadores, al que se le sumarán las restricciones del dueño del camino. Nuevamente, se obtendrá un punto por cada camino completado y, cuando se completen todos, ganará aquel con mayor número de puntos. Eso sí, nos daremos cuenta de que el resto de jugadores estorba, y mucho, dado que ocuparán casillas por las que no se podrá avanzar.

Contrarreloj es la tercera modalidad de juego y consta de seis rondas, representadas por los caminos con números del uno al seis (el uno es el más sencillo y el seis el más complicado). En cada ronda, se cogerá un camino del número que corresponde y se intentará completar en el menor número de cartas levantadas posibles. Cuando se complete, se dará un punto por cada carta no levantada, cinco si se ha completado en orden y otros cinco si se ha optado por jugar con una prohibición. Cada jugador deberá completar sus seis caminos, momento en que se procederá al recuento de puntos.

Por último, la modalidad Solitario, para un jugador, es parecida a Contrarreloj y se juegan tres partidas. Sólo que se obtendrán tantos puntos como se indique en la carta de camino, además de las bonificaciones por destapar animales en el orden correcto.

Así, nos encontramos ante un juego muy divertido y adictivo que requiere concentración y memoria. Sus cuatro modalidades de juego ofrecen partidas muy diferentes, que convierten a SecuenzooS en una experiencia inagotable. Para los que os haya gustado, os interesará saber que ya se encuentra a la venta, a un precio realmente económico. Además, podéis estar al tanto de las novedades en la página de Facebook de Blauberry.

Cierracaminos SecuenzooS
Modalidad Cierracaminos.

COMPONENTES SECUENZOOS

  • 25 cartas de animales (cinco animales en cinco colores)
  • 25 cubos de cinco colores
  • 60 cartas de camino
  • 10 cartas de prohibiciones
  • Instrucciones