Randal’s Monday: la aventura más grande de los últimos tiempos

Un anillo. Randal, su mejor amigo, la prometida de su amigo, su casero, su compañero de piso, su jefe, el inspector, el policía bueno, el vendedor de la tienda de cómics, el psiquiatra, el ladrón, un niño odioso, la camarera y Alan. Sobre todo Alan.

La unión de auténticos personajes con personalidad propia dan lugar a una historia en la que todos tienen algo que aportar, dando lugar a los días (o día) más intrigantes del año. Así es Randal’s Monday, la aventura gráfica por excelencia que muchos llevaban años esperando.

RANDAL Y SU DESASTROSO LUNES

Si hay algo que destaca por encima de todo lo demás en Randal’s Monday es su historia. Por ello, conviene no desvelar demasiado de ella más allá de su argumento principal. Así, esta aventura pone al jugador en la piel de Randal, un joven que reúne cleptomanía, desastre, egoísmo y un peculiar sentido del humor bajo una misma persona. Es por eso que, desde los primeros segundos de conocerle, sabemos que ha nacido un nuevo héroe del mundo de los videojuegos al que muchos adoramos como si le conociésemos de toda la vida.

Pues bien, Randal se encuentra celebrando el compromiso de su mejor amigo en un bar, junto a éste y a su prometida. Tras muchas y muchas copas, nuestro protagonista se enfrenta a un lunes muy difícil, que lo será aún más cuando descubra que está atrapado en el tiempo tras vender el anillo de compromiso, lo que provoca el suicidio de su mejor amigo y que al día siguiente vuelva a ser lunes. ¿Será capaz de evitar que éste acabe con su vida cueste lo que cueste?

Mientras trata de recuperar el anillo, se encontrará con todo tipo de personajes que en lugar de ayudarle, le pondrán las cosas aún más difíciles. Todos y cada uno de ellos conforman una pieza clave en este enorme puzle, que llevará a Randal a realizar pequeñas misiones para solucionar distintos problemas que puedan dar salida a la gran misión central. Y es que, hasta las grandes sagas de la historia cinematográfica han sufrido un “pequeñito” cambio…

Randals Monday Juego

COMBINACIONES DE OBJETOS DE LOCURA

La locura no solo está presente en los diálogos de los personajes (e incluso en los del mismo Randal), sino en los objetos. ¿Cómo podrían ayudar un rotulador seco, una bola de billar, un matasuegras, un sable de luz, un perrito caliente podrido y sobre todo, una percha pato extensible a poner fin al eterno lunes de una vez por todas?

A lo largo de la aventura, en la que Randal recorrerá todo tipo de lugares (incluida una Sci-Fi Con repleta de divertidos cosplays), existen todo tipo de objetos y, cuanto más disparatados sean, más útiles serán. Unos requieren de su combinación con otros para formar un objeto aún mejor, mientras que otros servirán para contentar a personas (por supuesto a cambio de un favor) y otros para encajarlos en puntos estratégicos.

Randal’s Monday presenta una jugabilidad point-and-click (a elegir entre de la vieja o la nueva escuela) en la que la búsqueda de objetos para resolver puzles y el diálogo con personajes significarán el avance de la trama. Así, en ocasiones es bastante común quedarse atascados, para lo que se recomienda dar una nueva vuelta por la zona, volver a hablar con todos e intentar encontrar objetos nuevos. La lógica es la clave para dar con la solución, aunque, como la lógica más lógica no siempre es la correcta, podemos matar a un inocente gatito y recibir un poco de ayuda…

Randal's Monday objetos

UNA ESTÉTICA REPLETA DE DETALLES

Su historia sorprende y deja con la boca abierta al jugador a medida que pasan los días (ya se sabe que cuando se intenta cambiar el destino, al día siguiente todo puede estar patas arriba, incluido el sexo de algunas personas). Su jugabilidad es sencilla, pero eficaz. Y su estética tenía que estar a la altura de un juego así.

Desde los primeros paseos por las zonas del juego, se puede comprobar que es un título muy trabajado. Los personajes se mueven al interactuar con el resto y con el entorno, algo que se agradece dado que los dialogos son muy extensos. Por su parte, las zonas continúan aportando colorido y, sobre todo, detalles, bajo unos gráficos 2D al estilo cartoons.

Estos pequeños detalles, a modo de imanes en las neveras, de pequeños carteles o de figuras, están extraidos de las mejores series del momento, de las sagas más populares de la historia del cine y de algunos de los clásicos videojuegos. Así, no es de extrañar que nos topemos con un disfraz de Link, con una cabeza de Bowser o con un póster de Juego de Tronos. Sin duda, todo un punto a su favor que encantará a los jugadores, obligándoles a estar muy pero que muy atentos.

A esta estética se le unen unos dobladores de lujo, tanto en su versión en castellano como en inglés, que aportan todo el humor que Randal’s Monday muestra en cada escena. Las voces de los personajes serán muy familiares, ya que son también las que dan vida a actores como Bruce Willis y Morgan Freeman o a personajes como Homer Simpson o Penny (The Big Bang Theory).

Randals Monday

CONCLUSIONES RANDAL’S MONDAY

Humor, humor y más humor dentro del humor (incluso en las sangrientas muertes). Así podría definirse Randal’s Monday, la aventura desarrollada por Nexus Game Studios, estudio con sello español. Ya se encuentra a la venta en sus versiones de PC y Mac en formato digital (Steam y GOG), por lo que no hay excusas para no hacerse con él. Bueno sí, solo una: su edición en formato físico.

Si estáis esperando su lanzamiento en la caja, entonces quedáis perdonados. El próximo 8 de diciembre se pondrá a la venta a través de una edición normal y una edición especial, con póster, calendario digital y banda sonora. Y es que sus desarrolladores han querido contentar a aquellos jugadores a los que les gusta tener el juego con la cajita (incluida una servidora).

Pues bien, a estas alturas queda claro que Randal’s Monday es un juego impecable más que recomendado y podría definirse ya no solo como la aventura gráfica más grande de los últimos tiempos, sino como uno de los juegos del año. Su combinación de puzles, ingenio, diálogos desternillantes, personajes repletos de locura y situaciones cargadas de intriga y asombro lo convierten en un juego imprescindible que gustará incluso a aquéllos que no hayan probado nunca una aventura gráfica.

¿Lo mejor? Las situaciones absurdas mezcladas con la lástima y admiración que se puede llegar a sentir por el personaje principal, los puntazos que encontramos a cada segundo y la nostalgia que desprende. ¿Lo peor? Que para los que buscan un juego más movido, sus diálogos pueden resultar a veces algo pesados y echen de menos algo de acción.

Su duración es bastante aceptable de acuerdo a su precio (23 euros) y algunos de sus puzles son realmente difíciles, algo que, por suerte, alargará esta aventura de la que no querremos desprendernos nunca. Y es que Randal’s Monday es una obra maestra que bien se merece un hueco de honor en la historia de los videojuegos para que, dentro de veinte años, sean otros los que lo homenajeen incluyendo detalles de Randal y compañía dentro de un nuevo juego.