Omertà: el mundo de la mafia a través de la estrategia

Año 1931. Tras el final de la Guerra de los Castellamarense, las cinco familias más influyentes deciden crear La Comisión, dando comienzo la edad dorada del crimen organizado en Estados Unidos. Con ella, se pretendían resolver disputas de la manera más discreta, pero siempre existía una familia dispuesta a hacerse con el máximo poder y a imponer su ley sobre el resto… Así es Omertà: El poder de la mafia.

Omerta

¿EN QUÉ CONSISTE OMERTÀ?

Omertà: El poder de la mafia es un juego de cartas de 2 a 5 jugadores, con partidas de 45 a 120 minutos de duración. Creado por Rodrigo González, se puso a la venta hace unos días, de la mano de Holocubierta Ediciones a un precio de 29,95 euros.

Cada jugador se pone en la piel de una de las cinco familias mafiosas más importantes de Nueva York de los años 30 y 40. A pesar de que se intentó no llamar demasiado la atención, los negocios más turbios, los atracos entre familias y la lucha por el control de dominios estuvieron muy presentes. Así, cada familia tratará de alcanzar el máximo poder, incluso a costa de los demás.

Esto se llevará a cabo en sus modalidades de juego. La primera de ellas, llamada Cosa Nostra, es más larga y completa y alcanzará la victoria el jugador que consiga su objetivo principal o tres objetivos secundarios en primer lugar. Por su parte, el Modo Conquista ofrece partidas más rápidas, en las que ganará el jugador con mayor puntos de respeto una vez que se conquiste el último dominio sobre la mesa. Por ello, a continuación os mostramos una aproximación al modo Cosa Nostra.

omerta juego de cartas

UNA PARTIDA A OMERTÀ: EL PODER DE LA MAFIA

Antes de empezar, se reparte a cada jugador una carta de objetivo principal, una de objetivo secundario, una de don, dos de capo y dos de soldados. De estas últimas, cada uno descartará una, quedándose con un don, un capo y un soldado, que conformarán su familia. A continuación, se le otorgarán dos cartas de dominios, tres cartas de acción y los soldados de su color.

El resto de cartas se situarán encima de la mesa, formando mazos diferentes y se colocarán tantos dominios como jugadores haya boca arriba. A continuación, comienza la partida siguiendo cuatro fases de juego divididas, a su vez, en varios pasos.

La primera de ellas es la fase de reparto. En ella, el jugador en turno recibe tanto dinero como se indique en sus cartas de don, capos, soldados y dominios. Además, puede cambiar sus dominios de posición, es decir, que sea un nuevo capo quien los controle, así como recolocar las fichas soldados. Los soldados pueden distribuirse entre las cartas de dominio y de capo. Por último, la fase terminará con la exposición de dominios. El jugador inicial dará la vuelta a una de las cartas de dominio del centro de la mesa, colocándola boca arriba (o a dos en caso de partidas de 4 y 5 jugadores).

La segunda fase, llamada fase de eventos, comienza con el robo de cartas de evento en el que se roban dos del mazo central. Éstas se encuentran divididas en cartas de acción y de suceso. Las de acción pueden guardarse para ejecutarse cuando se desee, mientras que las de suceso deben llevarse a cabo en el momento. Con ellas, los jugadores gozarán de un privilegio o de un contratiempo negativo. A continuación, tiene lugar el rescate remunerado, mediante el cual el jugador puede descartarse una carta a cambio de un soldado.

A continuación, tiene lugar la fase de acciones, es decir, la tercera fase del juego. En ella, el jugador en turno puede elegir entre realizar una conquista, un asalto o un atraco. Una conquista exitosa permite hacerse con una carta de dominio sobre la mesa. En ella, se tendrán en cuenta la tirada del dado y el símbolo de combate del don, capo, cartas y fichas de soldado. En caso de superarse la dificultad del dominio escogido, el jugador habrá conseguido la carta.

Por su parte, un asalto consiste en intentar arrebatarle un dominio a otra familia. En este caso, se tendrán en cuenta el resultado del dado y el símbolo de combate del don, capo, cartas y fichas de soldado en el caso del atacante y el número del dado, la defensa de la carta de dominio y el símbolo de combate del don, capo y soldados en el lado de la defensa.

Por último, el jugador puede llevar a cabo un atraco a otra familia, teniendo en cuenta el resultado del dado y símbolo del subterfugio en don, capo y cartas de soldado, tanto en el lado del atacante como del defensor. Un atraco exitoso implicará dar los ingresos procedentes de los dominios al atracador durante la siguiente fase de reparto.

Una vez que se ha ejecutado una de estas acciones, llega la fase de fin de turno. En ella, se pueden comprar soldados por un valor de 5.000 dólares y se deben descartar cartas de acción, en caso de que se superen las cinco. A continuación, el siguiente jugador repetirá esta misma mecánica de juego.

A lo largo de la partida, los puntos de respeto obtenidos permitirán añadir nuevos capos y cartas de soldado a las familia, mientras que los negocios de los dominios (prostitución, apuestas ilegales, tráfico de armas, tráfico de drogas y tráfico de influencias) otorgarán recompensas si se tiene su control o monopolio. En el momento en que un jugador complete su objetivo principal o tres objetivos secundarios (tras completar uno, se roba una nueva carta de objetivo secundario) y se encuentre en la fase de reparto, la partida finalizará, convirtiéndose en el ganador.

omerta el poder de la mafia

CONCLUSIONES OMERTÀ

Omertà: El Poder de la Mafia no es un juego de cartas que pasa desapercibido. Sus cartas, y también sus fichas de juego y dados, se guardan en una caja de un tamaño considerable, no muy práctica de transportar, pero que lo convierte en un juego que quedaría precioso en la estantería junto a los grandes, si no fuera porque, una vez jugada la primera partida, es casi imposible abandonarlo.

Esta apuesta ofrece partidas completas en las que llevar a cabo todo tipo de acciones y en las que la competición está presente en cada turno. Por supuesto, aparece la estrategia a la hora de administrar los dominios y los soldados entre una misma familia, así como a la hora de combatir. El hecho de que cada partida al modo Cosa Nostra permita tener objetivos diferentes, implica que haya que cambiar de estrategia. Y es que estos objetivos pasan por conquistar un determinado número de barrios, por obtener una cantidad de dinero señalada o por hacerse con unos negocios en particular.

Con ello, Omertà reúne gestión de recursos, reclutamientos, conquistas, luchas entre rivales e inversiones hacia determinados negocios. Su manual de instrucciones está explicado de una manera esquemática y clara, lo que facilita la disposición de los componentes del juego y la familiarización de su mecánica. Así, aunque sea fácil seguir la secuencia de turno tras varios minutos, los aficionados agradecerán las partidas que se alejan de los juegos de cartas extremadamente sencillos. Aunque puede suponer todo un reto para aquéllos que no estén acostumbrados a los juegos de mesa.

¿Y qué hay de su estética? Nada más abrir la caja comprobamos que sus fichas son de cartón duro, algo muy razonable dado que estamos ante más de 200 piezas y ante una apuesta con un precio asequible. Por su parte, las cartas cuentan con ilustraciones capaces de transportar al jugador a ese universo de mafias en cuestión de segundos, así como con diferentes citas que ayudan a conocer a los miembros de las familias. Sin embargo, algunas de estas ilustraciones se repiten entre cartas diferentes, lo que puede dar lugar a confusión en algún momento de la partida.

En definitiva, estamos ante un juego que hará las delicias de los que buscan un título con multitud de posibilidades, rejugable hasta el infinito y que huyan de los juegos sencillos. Por supuesto, encantará a todos los que disfrutan con las historias de mafias, aunque también divertirá a quienes no tengan conocimientos previos al tema, puesto que no son necesarios. La incorporación de una segunda modalidad de juego para quienes buscan partidas más rápidas también es uno de sus grandes aciertos.

omerta juego

COMPONENTES OMERTÀ

  • 35 Cartas de Familia
  • 25 Cartas de Dominio
  • 15 Cartas de Objetivo Principal
  • 24 Cartas de Objetivo Secundario
  • 96 Cartas de Evento
  • 5 Cartas de Ayuda
  • 150 Fichas de Soldado
  • 10 Fichas de Bonificación
  • 5 Fichas de Atracado
  • 75 Billetes
  • 2 Dados
  • Manual de Instrucciones