Land 6: un reto en solitario en formato Print and Play

Conquistas, estrategias y azar se reúnen en torno a siete dados, seis losetas y seis cubos. Estos componentes conforman Land 6, un juego en formato Print and Play, perfecto para divertirse en solitario.Land 6

UNA PARTIDA A LAND 6

Las losetas y las instrucciones de Land 6 pueden descargarse de forma gratuita desde este enlace. Se trata de una apuesta creada por Santiago Eximeno, creador de Constructo, que solo requiere añadir siete dados (preferiblemente uno de un color distinto) y seis cubos para poder jugarse.

En él, el jugador se pone en la piel del Señor de los Dados, con el objetivo de derrotar al Señor de los Cubos. Para ello, tendrá que conquistar su ciudad. Ésta se convierte en la única forma de ganar una partida, en la que existen dos formas de perder: mediante el despliegue completo del Señor de los Cubos o con la pérdida de todos los dados.

Una vez elegida la dificultad del juego, se colocan las losetas en la mesa, de forma que las ciudades de la número uno y la seis se encuentren lo más lejos posible unas de otras. Las losetas del medio se sitúan al azar. A continuación, se coloca un dado con el valor de seis en la ciudad de la loseta número uno, como en la imagen de arriba.

Los cubos, que serán propiedad del Señor de los Dados, se dejan fuera de las losetas, al igual que los dados, propiedad del jugador y del dado de acción. La partida comienza con una secuencia, que se repetirá hasta que se cumpla la condición de la victoria o hasta que el jugador sea derrotado y que se divide en acción del Señor de los Dados y acción del Señor de los Cubos.

Algunas de las losetas de Land 6.
Algunas de las losetas de Land 6.

En la primera, el jugador podrá controlar a sus ejércitos, desplegar unidades o sacar provecho de los territorios que domine. Así, podrá realizar una acción, a elegir entre desplegar el ejército, mover el ejército, alimentar al ejército o combatir al Señor de los Cubos. Éstas restan puntos a los dados situados en diferentes terrenos, para así colocar un nuevo dado sobre el tablero, para realizar un movimiento o para incrementar puntos en otros dados, mientras que el combate con el Señor de los Cubos implica la tirada del dado de acción.

En función del resultado, el jugador podrá retirar un cubo del tablero, no hacer nada o perder un punto en uno de sus dados del bosque. Hay que tener en cuenta que si el valor de un dado llega a cero, éste se retira del tablero. A continuación, llega el turno del Señor de los Cubos.

Será en ese momento cuando se lance el dado de acción, comparando el resultado con la loseta del mismo número. En caso de que en la loseta no haya ningún ejército, el Señor de los Cubos desplegará uno nuevo en ese lugar. En caso de que esa loseta esté ocupada por ejércitos del Señor de los Dados, se restará un punto a los ejércitos.

Esta rutina se repetirá hasta que el Señor de los Cubos despliegue sus seis ejércitos, hasta que el Señor de los Dados pierda todos los dados desplegados en las ciudades o hasta que este último coloque un dado con un valor de tres o más en la ciudad del Señor de los Cubos, es decir en la loseta número seis, sin que haya ningún ejército del Señor de los Cubos en esta loseta. Sin embargo, solo la tercera condición significará la victoria del jugador.

Con todo ello, Land 6 se convierte en un reto que puede rejugarse una y otra vez. Principalmente porque cuenta con un sistema de puntos en el que no solo vale ganar la partida. Tras vencer al Señor de los Cubos, se lleva a cabo un recuento en función del valor de los dados desplegados en ciudades y del número de ellos. Así, el jugador quedará definido como El Niño de los Dados, El Guerrero de los Dados o incluso el Dios de los Dados.