Papel, lápiz y tijeras, las únicas herramientas para jugar a Folium

Hay quienes buscan juegos de mesa baratos. También existen jugadores aficionados a los juegos en versión Print and Play, bien sea por ser más económicos aún o por ser gratuitos. Y después están aquéllos que buscan juegos que no son necesarios ni imprimir. Para todos ellos (en especial para los últimos), Folium es una apuesta más que recomendada.

Folium

UNA PARTIDA A FOLIUM

Folium es un juego de mesa creado por Santiago Eximeno, responsable de Constructo, Burgueses, Coin Tower o Land 6, entre otros. Desde su web oficial es posible acceder a sus reglas, pero en esta ocasión, no existen componentes para imprimir, puesto que para jugar solo se necesita papel, tijeras y lápiz.

Con partidas de dos jugadores y de diez minutos de duración, Folium crea una auténtica competición basada en la estrategia. Un único movimiento puede cambiar el rumbo de la partida, ya sea para bien o para mal, y un plan aparentemente perfecto puede dejar de serlo en cuestión de segundos. Se trata de un juego inspirado en Soluna (Bruno Faidutti) y que reinventa el clásico de las 3 en Raya.

Antes de empezar, se cortan nueve fragmentos de la hoja para crear las fichas de juego. Están se colocarán encima de la mesa, a modo de tablero, formando un cuadrado de tres filas. El primer jugador comienza su turno realizando un acción, a elegir entre marcar o mover un fragmento. El segundo seguirá con la misma mecánica y así sucesivamente, hasta que uno de los dos no pueda realizar más acciones.

¿Y en qué consisten estas acciones? Si un jugador elige marcar un fragmento, deberá dibujar una cruz o un círculo sobre uno de los que estén en blanco (siempre se puede optar por otro tipo de símbolos para darle un toque diferente, ya sean corazones, estrellas, animales o escudos).

Por su parte, si escoge mover un fragmento tendrá que trasladar una pila a otra adyacente, pero con una condición: la pila sobre la que se coloca la nueva debe tener un símbolo diferente a ésta en su parte superior. Además, está prohibido mover en diagonal y trasladar pilas incompletas.

De esta forma, se irán creando nuevas pilas compuestas por fragmentos, así como huecos en blanco, pensados para limitar los movimientos. Éstos son limitados y, en el momento en que un jugador no pueda realizar ninguna acción, la partida finalizará. Aquel que haya llevado a cabo un movimiento en último lugar, se convertirá en el ganador. Y, quien gane primero tres partidas, será el vencedor absoluto.