Ylandyss: un mundo de fantasía en un juego de construcción de mazos

Dragones, magos, soldados y clérigos se reúnen en torno a Ylandyss, un nuevo juego de construcción de mazos. ¿El objetivo? Ser el jugador con puntos al final de la partida, otorgados por el valor del oro y por las cartas del propio mazo.

Ylandyss

¿EN QUÉ CONSISTE YLANDYSS?

Ylandyss es un juego de cartas de 2 a 4 jugadores, con partidas de 90 minutos de duración y compuesto por 148 cartas, monedas y contadores. Esta apuesta ya está disponible en Verkami de la mano de DMZ Games y ya puede adquirirse a partir de 24 euros. Su creador, Pau Carles Ramón, es el responsable de Versailles, el otro juego de cartas con el que comparte campaña de búsqueda de financiación.

De esta forma, a través de la campaña es posible hacerse con los dos a un precio especial, junto con otras recompensas. En esta ocasión, Ylandyss se conforma como un juego de construcción de mazos en el que utilizar personajes y acciones para ganar batallas, obtener dinero y aumentar el mazo con la compra de cartas de valor.

Cuando uno de los jugadores consiga un total de 20 monedas, la partida finalizará. En ese momento se contarán los puntos, sumando las monedas y el valor de las cartas del mazo. El jugador con más puntos se convertirá en el ganador. Así, resulta clave administrar bien las cartas, ya sea para ganar batallas que le reporten oro o para comprar nuevos personajes que le aseguren una buena puntuación final.

Ylandyss se compone de rondas, divididas en diferentes fases. Al principio de todas ellas, se extraen dos cartas por cada jugador del mazo central y se colocan boca arriba en el centro de la mesa. Estas cartas serán el mostrador y podrán comprarse al final de la ronda. Cada jugador empieza la ronda con siete cartas en la mano.

Ylandyss juego

Cada uno podrá ir colocando cartas a su lado de la mesa, de manera alternativa. Estas cartas, diferenciadas por colores, pueden ser personajes, con un valor de batalla o con efectos o acciones. Las acciones, siempre y cuando puedan jugarse, ofrecerán ventajas al jugador, en forma de dinero o de puntos de batalla. Cuando todos los jugadores hayan puesto en juego todas las cartas que crean convenientes, se suman los puntos de batalla.

El jugador con más fuerza recibirá así una moneda, más la suma del valor de los personajes jugados por los rivales. A continuación, tiene lugar la fase de compras, empezando por el ganador. En ese momento, se pueden comprar las cartas del centro de la mesa, bien sea con las monedas o con las cartas de la mano. Cuando todos hayan tenido dos turnos de compra, dará comienzo una nueva ronda.

Las cartas utilizadas, así como las cartas compradas, van a parar al mazo de descartes de cada jugador, que podrá girarse cuando se agoten las cartas de sus mazos. Por su parte, las monedas no utilizadas se guardan a un lado. Ahora, se volverá a colocar una nuevo mostrador y cada uno comenzará la ronda con siete cartas en la mano. En el momento en que un jugador consiga un total de 20 monedas, la partida finalizará.

El ganador será aquel con más puntos, como resultado de la suma de las monedas y del valor de las cartas de su mazo. De esta forma, la estrategia se une a un cuidado diseño, de la mano de Chechu Nieto, que transporta al jugador a un mundo de fantasía. Sus sencillas reglas lo convierten en un juego atractivo para los principiantes en los juegos de mazos, introduciéndoles en la gestión de recursos y en el uso de las habilidades.

  • Los juegos de construccion de mazos siempre son divertidos