Versailles, el juego de cartas ambientado en la corte de Luis XIV, llega a Verkami

En Versailles, los jugadores compiten por los favores de los personajes más influyentes de la corte de Luis XIV. Este prometedor juego de cartas ya ha llegado a Verkami y lo ha hecho de una forma muy original.

Versailles juego

VERSAILLES EN VERKAMI

Versailles es un juego de cartas de 3 a 4 jugadores, con partidas de 30 minutos de duración. Creado por DMZ Games, ya ha llegado a Verkami, desde donde puede comprarse a partir de 20 euros. A 38 días para que finalice la campaña, ya lleva recaudados 1.600 euros de los 2.000 marcados como objetivo inicial.

Hasta aquí todo normal, sino fuera porque este juego comparte campaña con Ylandyss, un juego de construcción de mazos del que hablaremos más adelante. Así, esta ocasión sirve para hacerse con los dos juegos a un precio especial, puesto que, en palabras de su autor, “los dos juegos van a existir juntos o no van a existir, así que lo más lógico era presentarlos como un único proyecto”.

En Versailles, el objetivo es conseguir el favor de las figuras más importantes de la corte. Pero, ¿cómo saber quiénes son los más influyentes si los jugadores acaban de llegar a palacio? A través de unas reglas sencillas, que convierten a cada partida en diferente, éstos tendrán que recurrir a la estrategia para equilibrar sus recursos de una manera eficiente y mantener el favor de sus protectores.

versailles cartas

UNA PARTIDA A VERSAILLES

Versailles se compone de 131 cartas, de 40 contadores y de cuatro plantillas de ayuda. Antes de empezar, se colocan en el centro de la mesa las cartas que representan a los siete personajes de la corte. Los jugadores deben ganarse su favor y, además, asegurarse de que aquellos personajes que les apoyan son también los más influyentes. De esta forma, podrán asegurarse los codiciados marcadores. El jugador con más marcadores se convertirá en el ganador.

En su turno, cada jugador llevará a cabo una serie de acciones: influencia, acción y robo de cartas. La primera fase sirve para colocar una carta boca abajo debajo de un personaje a nuestra elección, siempre en nuestro lado de la mesa. Esto tendrá consecuencias en la fase de acción. Es en ella cuando puede activarse un personaje que tengamos en la mano, siempre y cuando éste cuente con más cartas debajo que ese mismo personaje en el espacio del rival. En ese caso, podrá llevarse a cabo la habilidad que le corresponda.

Los personajes, al ejecutar su habilidad, podrán ganar marcadores, colocándolos sobre sus respectivas cartas del centro de la mesa, ya sea mediante robos o con descartes de las cartas. Por último, el robo de cartas hace que todos los jugadores tengan cuatro cartas en la mano. Esta misma mecánica se repite hasta que dos personajes del centro de la mesa tengan cinco marcadores, respectivamente.

En ese momento la partida finaliza y se reparten los marcadores de los personajes entre los jugadores. Este reparto se hace en función de las cartas que cada jugador tiene debajo de su personaje, dándoles la vuelta. Así, si por ejemplo debajo de su carta de reina el primer jugador tiene otras dos cartas de reina, el segundo una y el tercero ninguna, será ese primer jugador quien se lleve los marcadores que haya colocados sobre la carta de reina.

Una vez finalizado el reparto, aquel jugador que tenga más marcadores se convertirá en el ganador de la partida. De esta forma, se comprobará si la estrategia de cada jugador por hacer más influyente al personaje que le interesaba ha dado resultado. No es sencillo conseguir el favor de uno de ellos y, mucho menos, que ese personaje resulte ser el que más beneficios otorgue. Con ello, Versailles es una apuesta que requiere de planes diferentes a cada momento, que lleven a mirar por uno mismo y a poner las cosas muy difíciles a los rivales en una competición continua.