Mafia Cosa di Capo: negocios y traiciones en un nuevo juego de cartas

Amaño de combates, cargamento de estupefacientes, venta de una lavandería, camión de medicamentos o blanqueo de dinero son algunos de los negocios que se traen entre manos las familias mafiosas, con la intención de llevarse una enorme suma de dinero. Para su desgracia, son varias las que tratan de hacerse con el control de estos negocios, por lo que las traiciones están a la orden del día.

mafia cosa di capo mercurio

¿EN QUÉ CONSISTE MAFIA COSA DI CAPO?

Mafia Cosa di Capo es un juego de cartas, de 2 a 5 jugadores, con partidas de 30 a 45 minutos de duración. Creado e ilustrado por Jesús Fuentes, ya se encuentra a la venta de la mano de Mercurio Distribuciones, a un precio que ronda los 17 euros.

Esta nueva apuesta convierte a los jugadores en capos, con la misión de ser los que más dinero tengan al final de la partida. Para ello, será necesario hacerse con los negocios más rentables y con los personajes capaces de cumplirlos. Pero no será lo único.

Los sucesos de cada ronda provocan giros inesperados, para bien o para mal, mientras que las estafas y las coacciones al resto de capos pueden tener consecuencias nefastas. No es para menos, puesto que solo importa hacerse rico. Al precio que sea.

Mafia cosa di capo

UNA PARTIDA A MAFIA

Cada jugador recibe los marcadores de su color y una carta de consigliere, de matón, de extorsionador y de conductor, que formarán la familia inicial. A continuación, se crea un mazo con las cartas de evento (cuyo número varía en función del número de jugadores). Las cartas de familia, de negocio y de acción restantes se barajan y se colocan en el centro de la mesa, formando el mazo Mafia.

El primer jugador, con cinco cartas en la mano, ya puede empezar la partida, siguiendo una ronda que se repetirá hasta que se agoten las cartas de eventos. Esta ronda se compone de tres fases. La primera de ellas consiste en organizar negocios y robar cartas. En ella, los jugadores pueden controlar negocios, utilizar cartas de acción o negociar con otros.

Así, pueden jugarse cartas de negocio, siempre y cuando se tenga a los secuaces indicados. Por ejemplo, para controlar el negocio venta de un restaurante se necesitarán las figuras de sicario y matón. Hay que tener en cuenta que el consigliere y la mano derecha cuentan con privilegios y, además, pueden hacer la función de cualquier figura. El primero tiene además una habilidad, a utilizar durante toda la partida.

Los negocios pueden ser permanentes (permanecerán en la mesa sin límite de turnos y proporcionan 80.000 dólares) y pelotazos (desaparecen una vez cobrados, pero sirven para ganar 120.000 dólares).

Durante esta fase también pueden entrar en juego las cartas de acción, ya sea para beneficio propio o contra otros jugadores. Estas permiten cobrar por un negocio de forma inmediata, coger cartas del montón de descartes, hacer que otros solo cobren la mitad de sus beneficios o nada, anular ataques, robar negocios o consultar el mazo de sucesos.

Por último, es posible negociar con otros jugadores, ya sea para evitar que utilicen cualquier tipo de carta perjudicial, para el intercambio de secuaces o para montar negocios a medias. A cambio, pueden realizarse todo tipo de chantajes, que no garantizan las futuras traciones. La fase finaliza con el robo de tres cartas del mazo de Mafia. Si el jugador cuenta con más de siete cartas en la mano, deberán descartarse las que sobren.

A continuación, tiene lugar la fase de girar cartas de sucesos. Es en ella donde se destapan las dos primeras cartas del mazo, situando una al lado de la otra y cuyos efectos afectarán a todos los jugadores hasta que sean tapadas por las dos siguientes cartas, en una nueva ronda. Las cartas de sucesos mandarán a secuaces a la cárcel, por lo que no podrán cobrarse los negocios que controlen, doblarán los beneficios de determinados negocios, los inhabilitarán o crearán alianzas de paz.

Por último, entra en juego la fase de cobro de negocios, en la que los jugadores cobrarán el valor indicado en sus negocios activos. Tras esto, comienza una nueva ronda, con las nuevas fases de organizar negocios y robar cartas, girar cartas de sucesos y cobrar negocios. En el momento en que se extraigan las dos últimas cartas de sucesos, se lleva a cabo la última fase de cobro. El jugador con más dinero al final de la partida se convertirá en el ganador.

Mafia Cosa di capo juego de cartas

CONCLUSIONES

Antes de leer las instrucciones de Mafia Cosa di Capo se hacen inevitables las comparaciones con Omertà, juego de cartas. No es para menos. Los dos comparten la misma temática, a través de las cartas, y en ambos se crean familias para controlar negocios ilegales. Sin embargo, su mecánica de juego es completamente diferente.

Mafia Cosa di Capo es un juego más sencillo, con turnos más cortos y con un objetivo común para todos: conseguir la mayor suma de dinero. Esto hace que sea más apropiado para todo tipo de jugadores. La interacción entre todos los jugadores ofrece partidas muy dinámicas, mientras que las cartas de sucesos y las traiciones entre jugadores se convierten en las principales protagonistas.

Son ellas las que crean giros inesperados, ya sea permitiendo ganar más dinero del esperado o frustrando los planes de ese negocio tan soñado. Una familia mafiosa no tiene por qué ser de fiar, lo que se traduce en pequeños enfados constantes entre los jugadores y en planes malvados con los que vengarse.

Con ello, la incoporación de Mafia Cosa di Capo al catálogo de Mercurio puede considerarse un verdadero acierto. Ofrece partidas con una mecánica sencilla de comprender, repletas de emoción y risas y con unas ilustraciones muy trabajadas. Además, cuenta con una variante a la hora de robar cartas del mazo Mafia, pensada para jugadores avanzados.

mafia cosa di capo juego

COMPONENTES

  • 79 Cartas de Mafia (8 de consigliere, 23 de secuaces, 18 de negocios y 30 de acción)
  • 30 Cartas de Sucesos
  • Carta de Jugador Inicial
  • 25 Marcadores en Cinco Colores
  • 110 Billetes
  • Instrucciones