Gladiadores: el ascenso de Roma cambia su nombre a Ludi Gladiatorii

Gladiadores: el ascenso de Roma, juego de cartas ambientado en una escuela romana, cambia su nombre a Ludi Gladiatorii. TortuGames, creadores del juego, explican las razones del nuevo nombre.

Ludi Gladiatorii

LAS ESCUELAS DE GLADIADORES

Hace unos meses os contamos que este juego había cambiado el diseño de sus cartas, sustituyendo el texto de las acciones por símbolos explicativos. Pues bien, con este cambio todas las cartas adquirieron el latín como idioma oficial, por lo que el título del juego no iba a ser menos.

Así, Gladiadores: el ascenso de Roma pasa a llamarse Ludi Gladiatorii. TortuGames explica que este término designa a las escuelas de gladiadores, repartidas a lo largo de todo el territorio romano. “El Emperador Domiciano, por ejemplo, fundó cuatro escuelas en Roma, una de las cuales, Ludus Magnus, estaba conectada al Coliseo mediante un pasadizo. También se establecieron escuelas en otros lugares, como Preneste, Rávena y Alejandría”, explican sus creadores en su blog oficial.

Esta apuesta continúa mostrándose en diferentes jornadas y eventos y se espera que vea la luz a lo largo de este año a través de una campaña en Verkami. Ludi Gladiatorii ofrece partidas de 2 a 4 jugadores, en las que el objetivo es ser el primer jugador en alcanzar los diez puntos de victoria. Para ello, cada uno se pone al frente de una escuela de gladiadores, con la que conseguir dinero para construir edificios y contratar a los gladiadores más fuertes, capaces de ganar en los combates.

La partida comienza con tres monedas, dos gladiadores novatos y tres edificios para cada jugador y continúa con cuatro fases (Inicio, Fase Principal, Subasta y Fase Final) que se repetirán hasta que se alcancen los puntos necesarios para la victoria. Tras recuperarse los gladiadores utilizados en el turno anterior, estos se ponen en juego. Con ellos, se pueden obtener monedas, construir un nuevo edificio o iniciarse un combate.

Los combates enfrentan a un gladiador atacante contra otro defensor, perteneciente al rival. Tras pagar el precio del combate y elegirse a los participantes, se levanta una carta del mazo correspondiente. Con ella se decidirá si el atacante gana, consiguiendo un punto de victoria, si pierde o si alguno de los dos muere durante el combate.

En la tercera fase, puede incorporarse un nuevo gladiador a la escuela. Por turnos, los jugadores irán realizando pujas y, aquel que más dinero esté dispuesto a pagar, se lo llevará. A continuación, el turno pasa al siguiente jugador, que seguirá con la misma mecánica de juego. Podéis conocer más detalles sobre Ludi Gladiatorii en la reseña y en la vídeo reseña que publicamos el pasado año.