Mercurio anuncia el lanzamiento de ExtraPiko, expansión de Piko Piko

Será a finales de noviembre cuando Mercurio Distribuciones ponga a la venta ExtraPiko en castellano. Se trata de la expansión de Piko Piko, juego que combina la estrategia y el azar en una competición por obtener el mayor número de gusanos. Introduce los llamados “gusanitos fritos”, entre otras novedades.

 

¿QUÉ APORTA EXTRAPIKO?

ExtraPiko (Heckmeck Extrawurm) es la primera expansión para Piko Piko, editada por Zoch Verlag en su edición original, que sólo puede jugarse con el juego básico. En partidas de 2 a 7 jugadores y de 20 a 30 minutos de duración, vuelve a ser una creación de Reiner Knizia, con ilustraciones de Doris Matthäus. Su edad recomendada es a partir de ocho años.

Esta nueva caja está compuesta por cuatro fichas de animales y por un dado dorado. Se complementan con dos nuevas porciones de gusano, con valores de 11 y 13, y con siete fichas de gusano redondas. Una gallina, una comadreja y un cuervo se unen así a la competición, en la que un mismo gusano rojo también quiere ser partícipe (¡qué menos!).

Antes de empezar, se colocan todas las porciones rectangulares de manera habitual, esto es, atendiendo al orden numérico. De esta forma, las dos nuevas se situarán a la cabeza de la fila. Sobre la número 11 colocaremos la ficha de gusano rojo; encima de la 21 la gallina; el cuervo se situará sobre la 23; la comadreja en la 25; sobre la 27 pondremos el dado dorado. Las fichas redondas se dejan a un lado.

extrapiko

La mecánica de juego es la misma que en el juego básico. En su turno, cada jugador lanza los ocho dados, apartando un valor. Repite la tirada hasta que decida plantarse para quedarse con una pieza de las situadas en el centro de la mesa, hasta que pueda robarle una al rival (o conseguir una de valor inferior) o hasta que no le sea posible quedarse con más resultados.

Los cambios con la expansión empiezan con las porciones de 11 y 13. Éstas sólo pueden adquirirse si el resultado de los dados suma 11 y 13, respectivamente. No pueden obtenerse por proximidad ni robarse a otro jugador. La siguiente novedad llega a la hora de adquirir las fichas de animales o el dado. Todos ellos se obtienen si se consigue la ficha sobre la que se sitúan.

Un jugador nunca podrá tener dos de estos elementos especiales, por lo que, al obtener otro, tendrá que devolver uno de ellos a las porciones centrales. También estará obligado a perderlo si falla en una tirada. Cada uno cuenta con una habilidad, a utilizar mientras se disponga de él.

Mientras que el dado dorado actúa como un noveno dado, el gusano rojo tiene el mismo valor que un resultado de gusano, es decir, de cinco, siempre que no se haya obtenido ningún resultado de gusano en la tirada. La comadreja permite volver a tirar los dados y la gallina se coloca sobre la pila de porciones ganadas para protegerlas de los robos.

Por último, el cuervo nunca se retira del centro de la mesa. Si un jugador obtiene una ficha sobre la que se asienta, gana un gusano redondo, conocido como “gusanito frito”. Los gusanos redondos también se obtienen seleccionando un resultado de un doble uno.

En caso de que no quedasen más disponibles, pueden robarse a otro jugador que no posea la gallina. Cada uno suma un punto al recuento final. El ganador será el que posea la mayor cantidad de puntos provenientes de las porciones rectangulares y de las fichas redondas.