La Cueva Mágica se retrasa hasta 2017

Previsto inicialmente para los últimos meses de este año, La Cueva Mágica verá la luz en 2017. Juegos darbel confirma el retraso de su próximo juego de mesa, ambientado en Alí Babá y los cuarenta ladrones.

 

LOS MOTIVOS DEL RETRASO

La editorial, responsable de Ajo y Agua, Tortilla de patatas: the game, RallyRas y del Print and Play navideño Los Cagones, anuncia que La Cueva Mágica verá la luz entre los meses de febrero y marzo de 2017.

El motivo por el que “la cueva no se ha abierto este año” ha sido un error de imprenta, más concretamente de los troqueles. “En darbel, antes de apresurarnos, nos hemos sentado a debatir y hemos optado por continuar las cosas con calma y buena letra, en lugar de forzar la maquinaria humana y facilitar un margen de error (los que dan las prisas) más alto del habitual”.

Reitera, de esta forma, la necesidad de crear un juego perfecto, en el que es preferible retrasar su lanzamiento un par de meses para evitar que los jugadores encuentren fallos en él. El que será su cuarto juego de mesa publicado será, así, un incentivo para el nuevo año.

Con partidas de 2 a 5 jugadores y de 30 minutos de duración, es una creación de José María Bellostas, ilustrada por Darío Muel. Sus tres modos de juego estarán basados en la agudeza visual, la memoria y la velocidad, puesto que el objetivo de todos los participantes es obtener la mayor cantidad de tesoro.

En sus turnos, se pondrán en la piel de Alí Babá y de su hermano Cassim. Mientras que el primero se utilizará para coger las fichas del interior de la cueva una vez se tenga memorizada la localización de los tesoros, el segundo es útil si no se recuerda con exactitud la posición de los tesoros.Al grito de “¡Ábrete, Sésano!”, Cassim creará un nuevo escenario en el que volver a memorizarlos.

Éstos formarán parte de la reserva del jugador una vez obtenidos, otorgando una puntuación variable al final de la partida. Un error se guardará como ladrón, pudiendo eliminarse en un turno posterior o pasarlo a otro jugador, haciendo uso de las armas y de los amuletos.

En el juego, no faltará la aparición de Luz Nocturna, criada del protagonista, en su papel a la hora de robar tesoros. La partida finalizará al abrir la cueva por cuarta vez o cuando se hayan agotado todas las fichas de alrededor. El jugador con la mayor puntuación será el ganador de la competición.