Kingdomino se incorpora al catálogo de Morapiaf

Kingdomino

La creación y la expansión de un reino se combinan con las mecánicas propias del dominó para dar forma a Kingdomino. El que se ha convertido en un éxito internacional, por su sencillez y originalidad, llega ahora a España, de la mano de Morapiaf. La editorial respetará el diseño y las reglas de la versión original, publicada por Blue Orange Games.

 

KINGDOMINO: CORONAS Y TERRENOS ENLAZADOS

Kingdomino es un juego de mesa de 2 a 4 participantes, con partidas de 15 a 20 minutos de duración, para mayores de 8 años. Creado por Bruno Cathala (7 Wonders Duel, Conan, Cyclades, The Blue Lion, Madame Ching, Mr. Jack, Haru Ichiban, Raptor), cuenta con ilustraciones de Cyril Bouquet.

Junto con su anuncio, Morapiaf no ha confirmado fecha de llegada a las tiendas, pero es de esperar que lo haga muy pronto. Por el momento, la editorial ha puesto en marcha su pasatiempo de enero en el que sortean tres lotes compuestos por un Kingdomino y una cena para quienes prueben el juego en alguna tienda de las que participan en la promoción.

Esta novedad lleva a sus jugadores a heredar un pequeño castillo. No tardarán en aparecer sus ansias expansivas, con las que crear el reino más grande que jamás se haya visto. Lástima que todos hayan tenido la misma idea y que el reclamo de tierras sea más duro de lo esperado.

Tras entregar una loseta inicial a cada jugador, con su respectivo castillo, se reparten uno o dos peones de rey a cada uno, en función del número de participantes. Las piezas de terreno, cuyo número también varía dependiendo de los jugadores, se colocan en su respectivo espacio de la caja.

Kingdomino

Se extraen las equivalentes al número de peones y, tras ordenarlas de menor a mayor (todas están numeradas en su reverso), se giran. De manera aleatoria, se sitúa un peón en cada una de ellas. A continuación, se colocan nuevas piezas al lado, también por orden, para después girarse. Comienza la partida.

El primer jugador, es decir, el propietario del rey de la primera pieza, lleva a cabo dos acciones. Con la primera, añade su pieza a su territorio, respetando las reglas de conexión. Con la segunda, seleccionará una segunda pieza de la nueva fila, colocando su rey sobre ella. El siguiente jugador repite estas dos acciones y así sucesivamente.

Las reglas de conexión determinan que sólo se pueden construir espacios de 5×5 en el reino. Cada nueva ficha a colocar debe coincidir, en uno de sus lados, con el paisaje de la inicial o de otra ya situada. En caso de que no fuera posible, esa ficha debería descartarse, sin posibilidad de formar parte del recuento final.

Cuando todos hayan jugado, se extraen nuevas piezas y comienza una nueva ronda. Esta mecánica se repite a lo largo de doce turnos, momento en que se procederá al recuento de puntos. Cada uno cuenta cuantos espacios tiene conectados de un mismo paisaje y multiplica ese número por las coronas que aparezcan en él.

Así, si tuviera cinco losetas azules con dos coronas en ellas, se sumaría diez puntos por ese terreno. Repite este proceso con el resto de fichas. El ganador será el que posea la mayor cantidad.

Kingdomino cuenta con reglas muy sencillas e intuitivas, pero con una toma de decisiones constante. Querer llevarse una buena pieza puede implicar quedarse el último y, por tanto, tener menos opciones a la hora de escoger. Por su parte, conviene gestionar muy bien el limitado espacio del reino y no descuidar los iconos de corona puesto que, sin ellos, no nos anotaremos puntos.

 

COMPONENTES DE JUEGO

  • 48 Losetas de Terreno
  • 4 Losetas de Inicio
  • 4 Castillos en Tres Dimensiones
  • 8 Peones de Rey
  • Instrucciones