Lord of Kingdoms: gestión y combates en una época medieval

Lord of Kingdoms

Guerreros y caballeros serán los protagonistas de Lord of Kingdoms, junto a brujas, hidras y sirenas. Todos ellos crearán un juego de cartas ambientado en una época medieval, con elementos propios de un universo de fantasía. Es ahora cuando se confirman los primeros detalles del proyecto.

 

LOS DOS MODOS DE JUEGO DE LORD OF KINGDOMS

Lord of Kingdoms es un juego de cartas de 2 a 6 participantes, que se encuentra en estado de desarrollo. Sin posibles fechas de lanzamiento confirmadas, acaba de presentarse en las redes sociales. Es por ello que su llegada a la tiendas o a las plataformas de búsqueda de financiación podría hacerse esperar.

José Antonio Garabán Feito es el creador y diseñador del juego, quien trabaja junto a José Ángel Trancón Fernández, encargado de las ilustraciones. Las imágenes mostradas hasta el momento muestran un título que apuesta por los diseños espectaculares. Éstos se combinan con los valores de lucha y con las habilidades de sus personajes.

Sus responsables confirman que buscan ofrecer un juego competitivo, equilibrado y con una amplia rejugabilidad. Estas características llevarán al jugador a tratar de vencer en batallas propias de una sociedad feudal. Aquél que derrote a todos sus oponentes, se convertirá en el ganador de la partida.

Lord of Kingdoms

Ese objetivo será el mismo en sus dos modalidades de juego. En el llamado ‘standard mode’, sus jugadores competirán con un único mazo. No necesitarán comprar mazos ni cartas extras, independientemente del número de participantes. Todos comenzarán con cartas idénticas, con las que desarrollar sus propias estrategias para la victoria.

Por su parte, en el ‘draft mode’, los participantes construyen sus propios mazos. Partirán de inicios diferentes, en función de las cartas escogidas. A pesar de que ambas modalidades suponen enfrentarse al reto desde puntos distintos, los dos comparten la correcta administración de recursos, el ascenso en la escala social y la creación de potentes ejércitos como herramientas imprescindibles.

Así, un equipo compuesto por un guerrero franco sería capaz de lanzar dos flechas arrojadizas al enemigo antes del combate, para causar dos puntos de daño. La bruja podría destruir cualquier carta de ejército a la que se enfrente y, al igual que el fénix, volvería a la mano en caso de “morir”.

La hidra también acabaría con una carta de ejército de un nivel inferior. Gracias a su particular belleza, la sirena nunca podría ser bloqueada. Mientras tanto, el caballero eremita podría ser una de las estrellas de la partida, aunque no podrá equiparse con armas. Desde su web oficial se puede comprobar cómo lucen algunas de sus cartas.