Magic Maze: uno de los juegos más originales de los últimos tiempos

Magic Maze

“¡No, no y no! ¿Por qué mi compañero se empeña en mover al bárbaro hacia la derecha? Tengo que conseguir que suba por las escaleras mecánicas”. “¡Maldita sea! Acabo de mover al bárbaro para tratar de desactivar la cámara de seguridad, pero ya me lo han cambiado de posición. ¿Por qué diantres habría que recurrir a las escaleras?”.

Un juego de mesa cooperativo acostumbra a recurrir a la comunicación como un elemento clave para obtener la victoria. Por tanto, ¿qué ocurriría si tuviéramos que permanecer en silencio sin poder transmitir nuestras intenciones a los demás? ¿Y si, además, no existiesen los turnos? El resultado es Magic Maze, una de las apuestas más originales, divertidas y caóticas del momento.

 

EL NOMINADO AL SPIEL DES JAHRES 2017

Magic Maze es un juego de mesa de 1 a 8 jugadores, con partidas de 15 minutos de duración. Recomendado para mayores de 8 años, es una creación de Kasper Lapp, con ilustraciones de Gyom. Publicado por Sit Down! en su edición original, su versión en castellano corresponde a 2Tomatoes.

La editorial acaba de ponerlo a la venta, coincidiendo con su nominación al Spiel des Jahres 2017. A la espera de saber qué juego de mesa será escogido como el mejor del año, sus responsables nos presentan un título cooperativo, protagonizado por el silencio.

Magic Maze
Preparación de una partida.

Su acción transcurre en un centro comercial. Un bárbaro, un mago, un elfo y un enano han perdido todas sus posesiones. No podrán hacer frente a su próxima aventura con las manos vacías, por lo que se ven obligados a robar un objeto cada uno. Tras hacerlo, deberán escapar sin ser pillados.

En esta novedad, existen tres grandes dificultades: la prohibición de comunicarse, el tiempo y la inexistencia de turnos. Puesto que todos los participantes manejarán a todos los héroes al mismo tiempo, no queda otro remedio que tratar de solucionar sus errores o, aunque duela, seguir a ciegas sus planes.

 

MAGIC MAZE: UNA PARTIDA

El primer paso antes de enfrentarse al reto es escoger un escenario. En su manual, se proponen 17 escenarios distintos, aunque los jugadores expertos ya podrán diseñar sus propios desafíos.

Tras seleccionar las losetas de centro comercial correspondientes al escenario elegido, se barajan en un mazo. La inicial se situará boca arriba, ya sea por su cara A o B, con los cuatro peones en el centro. La loseta de robo (cara A), los marcadores de fuera de servicio, el peón de “¡Haz algo!” y el reloj de arena se dejan a un lado de la mesa.

Se toman las losetas de acción correspondientes al número de jugadores y se reparte una a cada uno. En ellas, se muestran la acción o acciones que podrán llevar a cabo durante toda la partida. Deberá permanecer boca arriba y en la misma orientación que la loseta central de centro comercial.

Tras girarse el reloj de arena, con sus tres minutos por delante, comienza el juego. Salvo excepciones de algunos escenarios, no podrán comunicarse con palabras ni con pistas visuales. No existen turnos, por lo que todos podrán ejecutar acciones en cualquier momento.

Magic Maze
Primer objetivo: explorar y robar los objetos.

Con el objetivo de trasladar a cada peón a su correspondiente objeto para, después, dirigirse a la salida, existen varias acciones. Cada jugador sólo podrá llevar a cabo la acción o las acciones que se muestran en su loseta de acción.

– Movimiento. Un peón podrá moverse tantas casillas como se desee en una dirección, sin quedarse en la misma casilla que otro y sin traspasar obstáculos. Sólo podrá ser movido a la derecha por el jugador que posea esa acción, y así con todas las direcciones.

– Utilizar un vórtice. Quien tenga esta acción podrá trasladar un peón desde cualquier casilla hasta una de vórtice de su color, a modo de máquina de teletransporte. Es útil para desplazarse muchas casillas, aunque todos quedan inhabilitados tras robarse los objetos.

– Utilizar las escaleras mecánicas. El jugador que posea esta acción hará subir o bajar a un peón por ellas.

– Explorar. Esta acción se utiliza para incorporar nuevas losetas del mazo al escenario. El participante que cuente con esta opción puede colocar una nueva loseta junto a la casilla de exploración, siempre y cuando haya un peón en ella y ambos tengan el mismo color.

A partir de ese momento, todos pueden pasar por esa casilla para trasladarse a la nueva loseta, sin importar el color. Resulta imprescindible descubrir nuevas losetas para encontrar los objetos y la salida.

Magic Maze
Segundo objetivo: encontrar la salida.

Una vez que todos los peones se encuentren sobre la loseta de objeto de su correspondiente color, se gira la loseta de robo para emular la alarma. De esta forma, se recuerda que los vórtices ya no están disponibles.

A continuación, los peones deberán dirigirse hacia sus respectivas casillas de salida para ser retirados del tablero, siguiendo las mismas reglas. Si se consigue antes de que se agoten los tres minutos, todos habrán ganado la partida. De lo contrario, habrán fracasado.

Debe tenerse en cuenta que en el escenario aparecen varias casillas de reloj, que permiten darle la vuelta al reloj de arena tras caer en ellas. Cada una sólo podrá utilizarse una vez, tapándose con los marcadores de fuera de servicio.

Por su parte, el peón de “¡Haz algo!” se entregará a un jugador para que reaccione, siendo la única forma de comunicación permitida. Así sabrá que alguien espera que aproveche su acción.

 

MAGIC MAZE: CONCLUSIONES

Lo podemos decir de mil formas distintas, pero no más claro. Magic Maze debería hacerse con el Spiel des Jahres 2017. ¿El motivo? Estamos ante una apuesta que revoluciona el género de los cooperativos, para aliarse con el silencio. Además, reinventa otras mecánicas a través de su reto en tiempo real.

Resulta complicado encontrar juegos que compartan varios aspectos con Magic Maze y esa originalidad y diferenciación deberían valorarse por encima de todo. No hay que olvidar que también estamos ante un título divertido a más no poder, con risas aseguradas en cada partida.

Su rejugabilidad juega a su favor. No sólo porque con cada grupo tendremos una experiencia distinta, sino por los numerosos escenarios que ofrece. Conforme vayamos superando los más sencillos, encontraremos nuevas reglas: el intercambio de la loseta de acción al girar el reloj (triplicando el caos), la habilidad del mago para añadir dos losetas o la “obligación” de desactivar las cámaras de seguridad.

Magic Maze
Sólo se habrá alcanzado la victoria si los héroes llegan a tiempo a la salida.

Además de aumentarse la dificultad, funcionan a modo de mini expansión, ofreciendo una experiencia de juego en la cual la estrategia debería cambiar. A esto le sumamos otras propuestas, como la opción de crear una figura de líder, de apostar por un centro comercial multidimensional, de robar objetos de colores distintos o de prohibir los vórtices.

Los jugadores contarán con una libertad absoluta para diseñar sus propias partidas, tomando las reglas que más les interesen o creando las propias. Sin embargo, para sacarle más provecho al juego, es recomendable completar antes todos los escenarios propuestos en el manual y, a ser posible, en orden.

También destaca su bonito y colorido diseño. Porque aunque los héroes se hayan convertido en simples peones, no falta ni un solo detalle en el centro comercial. Tal vez esto pase desapercibido, pero merece la pena dedicar unos minutos a observar detenidamente las losetas. ¡Hasta hay sirenas y un baño de lo más concurrido!

Esta lograda vista cenital se complementa con una gran calidad en sus componentes. Las losetas son de cartón duro, muy resistentes, mientras que el reloj de arena está hecho a prueba de golpes. Al menos, a unos pocos (no sabemos si seguirá resistiendo tras lanzarlo a la cabeza de los compañeros en varias ocasiones).

Ese reloj de arena no tardará en convertirse en el gran enemigo, creando una carrera a contrarreloj. Conviene no quitarle los ojos de encima más de la cuenta o, de lo contrario, veremos como el tiempo ha llegado a su fin. El hecho de poder girarlo en determinados momentos será de gran ayuda, ¿pero no nos reporta esta oportunidad más disgustos que alegrías?

Magic Maze
Magic Maze destaca por su libertad para diseñar escenarios.

Ya hemos señalado que este juego resulta muy divertido. Incluso aunque la derrota esté ante nuestros ojos. Saber coordinar las acciones de forma correcta, sin hablar, y llegar hasta la salida tras cometer el hurto resulta reconfortante. Podemos sentirnos más que orgullosos, ya que no es una tarea sencilla. Sin embargo, no será así como escuchemos las verdaderas carcajadas.

Éstas llegarán al ver como el jugador de la derecha ha decidido girar el reloj cuando aún quedaba mucho tiempo y, en consecuencia, nos habremos quedado con bastante menos. Al comprobar como el caos nos ha paralizado por completo. El peón de “¡Haz algo!” no sólo está delante nuestra, sino que nuestro cariñoso compañero ya nos empieza a golpear en el brazo con él.

Tal vez, esas risas puedan ser confundidas con rabia, pero tras finalizar el reto todo se verá de otra forma. De hecho, uno de los aspectos más interesantes de Magic Maze son las discusiones que se crean después. Tras varios minutos de silencio, siempre es bueno explicar nuestras intenciones y, sobre todo, echar las culpas a los demás. ¿Es que no era obvio que había que mover al mago al vórtice de aquella loseta? ¿Qué he hecho para merecer compañeros así?

Aunque es inevitable que la tensión y el nerviosismo acompañen cada intento (sin ellos el juego no tendría sentido), aconsejamos una buena exploración antes de comenzar a robar. Para lograr el éxito se requiere haber encontrado todas las losetas de salida, así como las de objeto, por lo que de poco sirve que el enano ya esté situado sobre el objeto naranja si aún hay rincones por explorar que precisan de su color.

Ahora bien, ¿Magic Maze funciona igual con cualquier número de jugadores? La respuesta es no. El número ideal reside entre 4 y 8 participantes. En estas partidas, la locura será enorme y la dificultad habrá crecido. Con 2 y 3 jugadores, cada uno contará con varias acciones disponibles.

De esta forma, alguien podría encargarse de subir escaleras, explorar y mover hacia abajo y hacia la izquierda. Son muchas funciones para una sola persona, potenciándose la confusión. De no ser así no sería tan complicado conseguir la misión, ya que las intenciones se vuelven evidentes a pesar de no haber comunicación.

Magic Maze
Componentes de juego.

Si veo a mi compañero mover al elfo una y otra vez, ya sabré que quiere que nos encarguemos primero de él. Al fin y al cabo, sólo tengo que estar pendiente de sus movimientos y de los míos. Esto no quiere decir que no haya emoción, tensión ni nerviosismo, pero sí que pierde parte de su atractivo si ya lo hemos jugado con grandes grupos.

Respecto a su modo en solitario, no es su punto fuerte. Para lograr el objetivo, tendremos que extraer losetas de acción hasta dar con la que necesitamos. Y vuelta a empezar. Es decir, si queremos mover a los héroes hacia arriba, iremos levantando losetas hasta encontrar la correspondiente a esa acción.

Tras mover a todos los que queramos, deberemos dar con la loseta correspondiente a la siguiente acción que deseemos ejecutar. Con él, se pierden las risas y la locura, pero es una buena forma de aproximarnos al juego o para liberarnos de esa adicción causada si no contamos con jugadores al lado.

Con todo ello, Magic Maze es una apuesta muy cuidada en todos los sentidos (cuenta con pegatinas con símbolos para personas con percepción de colores alterada). Hará las delicias de novatos y expertos, puesto que es un engancha-futuros-jugadores en toda regla, así como un atrapa-veteranos. Dicho de otra forma, resulta sencillo de aprender y difícil de dominar.

Vuelve a servir como ejemplo para demostrar que siempre se pueden aportar cosas nuevas al sector, puesto que aún no está todo inventado. Esa capacidad para sorprender, sin renunciar a la esencia que todo juego de mesa debería tener, lo convierten en uno de los títulos que nunca deberían faltar en una estantería.

 

COMPONENTES DE JUEGO

  • 24 Losetas de Centro Comercial
  • 16 Losetas de Acción
  • Loseta de Robo
  • 12 Marcadores de Fuera de Servicio
  • 4 Peones de Héroe
  • Peón de “¡Haz algo!”
  • Reloj de Arena
  • Hoja de Puntuación
  • Instrucciones