El Cofre de la Vida busca financiación en Verkami

El Cofre de la Vida

El Cofre de la Vida se encuentra inmerso en una campaña de búsqueda de financiación en Verkami, con una meta inicial marcada en 6.000 euros. Se presenta como un juego de mesa cuya misión es servir como entrenamiento para la vida real.

 

EL APRENDIZAJE EN EL COFRE DE LA VIDA

El Cofre de la Vida es un proyecto que surge en Valencia, desarrollado por expertos en psicología, neurociencia y docencia. Lleva las firmas de Jose Manuel Matamoros, Silvia Guinart, Pablo Santos y Javier Egea.

Su precio durante la campaña es de 39 euros, en una recompensa que incluye el juego y los gastos de envío a la Península. Incrementando esta cantidad, se suman copias adicionales o un curso online de tres días, en el que se abordarán temas como la felicidad, la mentalidad positiva y la abundancia, en refuerzo a los propósitos del juego.

Con un lanzamiento previsto para el mes de julio, se conforma como una herramienta de aprendizaje. La intención es que los participantes se diviertan, mientras se sumergen en una mentalidad positiva. Ofrecerá diferentes pruebas.

Así, tendrán que explicar el significado de las frases inspiradoras de los grandes pensadores de la historia o tratarán de superar retos demostrando lo que se conocen a ellos mismos y a sus seres queridos. No faltarán los juegos clásicos, con los que practicar en disciplinas como el canto o el dibujo.

Tampoco, las pruebas con las que familiarizarse con el uso del dinero y la idea que se tiene sobre él. Abordará conceptos como la inversión, las pérdidas o el ahorro.

Como curiosidad, el proyecto surge de una historia personal de superación. El resultado es un viaje que pretende facilitar una vida social y familiar feliz y abundante, a través del autoconocimiento. Constará de un tablero como elemento central, completándose con tarjetas, peones y billetes.

Todos partirán desde la casilla de salida, recibiendo un aliciente cada vez que se vuelva a “casa”. A medida que se completen las pruebas, se obtendrá dinero. Si no podemos resolver una, siempre podremos invertir en conocimiento, con el manual o nuestro móvil como ayuda.

El dinero obtenido también se traducirá en una recompensa. Podremos gastarlo en una cena, en una tarde de manualidades o en un paseo, ya sea como decisión propia o de todo el grupo. Podrá disfrutarse de 2 jugadores en adelante, tanto forma individual o por equipos. Se personalizará la experiencia en base a las necesidades.