Devir pone fecha de lanzamiento a La Escalera Encantada

Tras el éxito del juego infantil La Escalera Encantada en Alemania y de los numerosos premios recibidos en varios países, Devir anunció que se encargaría de distribuirlo en España, con una edición en castellano, en catalán y en portugués. Ahora, la compañía ha puesto fecha de lanzamiento de este bonito juego: finales de octubre (es decir, ¡ya!).

La Escalera Encantada
La Escalera Encantada estará disponible antes de que acabe el mes de octubre.

ARGUMENTO LA ESCALERA ENCANTADA

La Escalera Encantada, aunque se encuentra orientado hacia el público infantil, es un juego recomendado para toda la familia, aumentándose la diversión si participan niños. En este juego pueden jugar de 2 a 4 jugadores y las partidas son dinámicas debido a sus sencillas reglas.

El objetivo es llegar hasta lo alto de la escalera. El ganador será el jugador cuyo peón consiga llegar hasta la cima del castillo encantado, pero no todo será tan sencillo, ya que el fantasma de la escalera se encuentra aburrido e irá haciendo de las suyas.

El dado puede indicar que adelantemos un determinado número de casillas, pero también puede hacer que nuestro peón se disfrace de fantasma… Al cabo de unos minutos, podremos encontrarnos con una partida en la que todos los peones se han convertido en fantasmas.

¿Y ahora cómo sabremos cuál es nuestro peón para avanzar las casillas que indica el dado? ¿Y si en realidad estamos ayudando a avanzar a otro peón? Pase lo que pase, ganará aquel peón que consiga llegar a la cima. Si es el nuestro o no ya es cuestión de habilidad, memoria y algo de suerte.

La Escalera Encantada Partida
Los simpáticos fantasmas ocultarán el color de los peones.

COMPONENTES LA ESCALERA ENCANTADA

En el interior de La Escalera Encantada encontraremos un tablero con el dibujo de la escalera, peones, fantasmas para cubrir a los peones y un dado especial. Lo mejor son, sin duda, los sonrientes fantasmas. ¿Conseguirá divertir tanto a los más pequeños cómo ya ocurrió con El Laberinto Mágico? Todo apunta a que sí…