Hoy jugamos con Pedro Soto, ilustrador de juegos de mesa

Pedro Soto no necesita demasiadas presentaciones. Muchos de vosotros le conoceréis por las ilustraciones de Catán: Los Colonos de Europa, por Águila Roja: Juego de Tablero o por recientes dibujos de juegos como 1911 Amundsen vs Scott, Intrigas de Palacio o Banjooli Xeet. A estas increíbles obras de arte, se le unen sus trabajos de diseño gráfico y web, así como de ilustrador de libros, cómics, carteles o videojuegos infantiles.

En Consola y Tablero nos sentimos realmente afortunados por haber podido hablar con él. Nos ha contado muchas cosas, desde por qué eligió dedicarse a la ilustración de Juegos de Mesa, hasta sus próximos proyectos, pasando por sus ilustraciones preferidas o sus gustos a la hora de dibujar. Si queréis conocerle un poquito más, no os perdáis la siguiente entrevista.

Pedro Soto
Consola y Tablero: ¿Por qué elegiste la profesión de ilustrador y por qué los juegos de mesa en especial?

Pedro Soto: He dibujado toda mi vida. Desde que me acuerdo. Al final no se trataba de escoger la profesión de ilustrador sino de hacer aquello que más te gusta y en lo que llevas años perfeccionándote. Al principio de mi carrera laboral, tras estudiar Bellas Artes en el año 2000, trabajaba más de diseñador gráfico y web porque era lo que se requería en ese momento. Afortunadamente para mi, fui comprobando que los diseñadores surgían como champiñones pero los ilustradores, no. Y fui cambiando progresivamente de terreno cuando me hice autónomo en el 2004 y empresas de publicidad y organismos públicos me pedían ilustraciones para que sus diseñadores los aplicaran en los formatos requeridos (libretos, cartelería, anuncios…). Desde entonces, no he parado de dibujar, a veces con más intensidad que otra, pero siempre con ilusión, porque es lo que más disfruto haciendo.

Ilustrar juegos de mesa fue un cambio natural. Yo siempre he sido de cultivar las aficiones. No tengo muchas, pero las que tengo las exploro mucho. El cómic ha sido mi principal pasión desde niño, pero cuando conocí los juegos de rol, pasó a un segundo plano. Luego regresó con fuerza y me dediqué mucho tiempo a dibujar cómics, a presentarme a concursos y a colaborar con revistas. Hasta que los juegos de mesa entraron en mi vida en el 2005. Me volví loco con esta afición, absorbiendo todo lo que veía y leía y aprendiendo montones de cosas (y comprando más juegos de los que la estantería puede asumir). Pero eso sí, desde el principio supe que quería dibujar juegos. Me parece un reto como ilustrador más apasionante que el del cómic, debido al continuo cambio de tema, de formato e incluso de estilo que tienes que asumir.

Consola y Tablero: ¿Qué es lo más reconfortante de ello?

Pedro Soto: El estudio del juego es el primer paso y es con el que empiezo a dejar volar la imaginación. A través de la información que te da el editor o del proto existente, vas visualizando lo que va en cada sitio y como quieres que quede. Hay veces que esas expectativas se cumplen a la perfección y es cuando te sientes mejor, cuando logras plasmar una idea en algo material. En mi último juego ilustrado, “1911 Amundsen vs Scott” de Perepau Llistosella, he logrado esa sensación en múltiples ocasiones y es un auténtico subidón. Probablemente, esa coincidencia entre idea y plasmación es lo que hace que, aunque pase el tiempo, sigas admirando el trabajo. No suele ocurrir con todos, pero cuando ocurre es algo destacable.

1911 Amundsen vs ScottConsola y Tablero: Águila Roja, Inventum, Ragami, Catán: Los Colonos de Europa, Intrigas de Palacio… Tienes una gran experiencia a tus espaldas. ¿A qué diseño le guardas más cariño?

Pedro Soto: Cada proyecto de los que comentas ha tenido momentos importantes para mi, ya sea porque enfrentarse a ellos era un reto o una responsabilidad o porque probaba algún estilo diferente al habitual. Me gusta mucho el trío de juegos de Águila Roja (“Águila Roja: Juego de Tablero”, “Águila Roja Junior” y “El Mundo de Águila Roja: el Juego de Cartas Coleccionables) porque cada uno es de un estilo diferente, algo que se buscó expresamente.

Respectivamente, se usó un estilo rústico de lápiz con acabado de color digital, un estilo humorístico más de cómic con línea de tinta más similar al éste y un estilo pintado más laborioso similar al Magic y otros JCC. Pero probablemente, si quitamos el “1911 Amundsen vs Scott” (que considero mi mejor trabajo por haber podido compartirlo desde el principio con todos los increibles jugones que nos apoyaron en el crowdfunding), me chifla el resultado del “Banjooli Xeet” y sus locas avestruces. Es un trabajo muy colorido y divertido y me lo pasé en grande aprendiendo a dibujar a esos bichejos y haciendo que todas las piezas del tablero encajaran.
 

Consola y Tablero: ¿Cómo es la fase de diseño de un juego? ¿Te suelen dar libertad a la hora de crear?
 
Pedro Soto: Cada editor es un mundo. Los hay que confían en ti, en tu juicio y en la experiencia profesional que llevas a tus espaldas y los hay que son más meticulosos con los detalles y te marcan lo que tienes que hacer. A mi ambas alternativas me valen. Me gusta ser creativo y proponer yo las soluciones y, si es necesario, no me importa que me indiquen exactamente lo que quieren (es algo que me ahorra mucho tiempo frente a la hoja en blanco). Lo que no me gusta son los clientes que están en medio, los que te dan libertad para crear indicándote unas pautas pero en realidad ellos tienen una idea mucho más exacta de lo que quieren y te hacen dar y dar vueltas con el dibujo hasta que coincides con lo que realmente quieren. Sería una habilidad magnífica para los ilustradores el poder leer la mente de esa gente.
 

Catán: Los Colonos de Europa
Catán: Los Colonos de Europa.

Consola y Tablero: A nosotros nos encanta especialmente el diseño de Catán: Los Colonos de Europa. ¿En qué te inspiraste para crearlo? 

Pedro Soto: Había unas pautas muy claras que trabajar y muchas referencias de otras portadas del Catán, tanto las viejas de Franz Vohwinkel como las nuevas de Michael Menzel y las portadas de la versión americana del increíble pintor Volkan Baga. Estudiando todas me fijé en la característica de que el sol de fondo más o menos ocupaba siempre el mismo tamaño y que el color del cielo era el que marcaba la distinción de la caja.

El editor, Xavi Garriga, me pidió que hiciera una portada distintiva, no le gustaba la portada que Michael Menzel había hecho para la versión alemana del juego porque parecía más una expansión del juego principal que un juego independiente. Querían algo más parecido a lo que Mayfair Games hizo para el “Colonos de América”, donde había un elemento central, una locomotora, que enseguida te metía en la ambientación del juego, la colonización del Oeste americano. La idea era tratar el tema del auge del mercadeo europeo en el siglo XV y necesitábamos también un elemento principal así que optamos por pintar un puerto con una carraca portuguesa cargando y descargando mercancías, ya que era el principal buque mercante de la época.

Opté por poner un cielo de tonalidades fucsias porque era un color que no se había usado mucho en otras versiones del Catán y luego fue cuestión de pintar una ciudad europea de fondo y personajes de esa época con carros y bueyes para indicar un poco el trajín de ese puerto. La editorial Kosmos me dejó mucha libertad y le gustó la portada. Sólo me hizo una indicación: poner algún personaje femenino, porque todo los que había dibujado eran masculinos. Y es algo sobre lo que no me había dado cuenta.

Águila Roja: Juego de Tablero
Águila Roja: Juego de Tablero

 
Consola y Tablero: Además de dedicarte profesionalmente al diseño de Juegos de Mesa, ¿juegas a ellos en tu tiempo libre?
 
Pedro Soto: ¡Por supuesto! Todos los sábados que puedo quedo con los amigos a echar unas partidas. Soy muy jugón y tengo una colección de más de 300 juegos de los cuales desgraciadamente aún me quedan un 30% o similar por estrenar (aunque eso no me impide caer en las garras consumistas y seguir comprando de vez en cuando). La tarde y noche del sábado echando partidas con los amigos y con un calimocho en la mano es uno de los mejores momentos de la semana. Y es que, además de ilustrar juegos, también soy aficionado a crearlos y de vez en cuando torturo a mi grupete con una partida a alguno de mis prototipos. En el futuro me gustaría poder editar alguno además de dibujarlo y ser un autor completo.
 

Consola y Tablero: Por último, ¿en qué proyectos te encuentras ahora?
 
Pedro Soto: Tras los meses de trabajo de “1911 Amundsen vs Scott” (donde además de ilustrador he sido coeditor junto con el autor y hemos fundado Looping Games, un nuevo sello editorial donde sacar nuestros proyectos más personales), he tenido que cambiar de tercio y ahora estoy realizando ilustraciones para libros de texto de inglés y un cuadernillo didáctico para el Gobierno de Cantabria. Es algo que no es tan gratificante como los juegos de mesa pero resulta muchísimo más rentable. Así que cuando entregue todo eso, que será antes de Navidades, habré recargado pilas (y parte de la hucha) y ya tengo varios proyectos en los que trabajar a principios de año.

Estoy con un futuro juego para Devir del que aún es pronto para decir nada y estoy en contacto con una editorial española de nueva cuña que quieren que les ilustre un juego con el que estoy muy emocionado porque es tremendamente temático y será divertidísimo de pintar. Además me están pidiendo presupuestos varias editoriales extranjeras que han contactado conmigo a través de la BGG y espero que las relaciones fructifiquen en más trabajo. Y claro, con Perepau Llistosella, estoy pensando el próximo proyecto de Looping Games, ya que tenemos que aprovechar que hay mucha gente contenta con nuestro trabajo en “1911 Amundsen vs Scott”.

Además de eso, estoy sacando tiempo libre para ir finalizando la creación de un par de prototipos nuevos que espero poder enseñar en ferias y escapadas lúdicas y ver si tienen posibilidades de ser editados. Y por último, y también a nivel de afición, tengo que sacar tiempo para que Gurney del fabuloso podcast “Días de Juego”, me enseñe como se graba porque me ha convencido vilmente (porque sabe que me gusta charlar de estas cosas) para que colabore en su programa con alguna sección donde hable de lo que me apetezca, siempre que tenga que ver con los juegos, claro. Y ahora en casa tengo el micro y los cascos pero ningún tiempo para aprender a usarlos bien. Pero en fin, que ahora mismo no me puedo quejar, hacía tiempo que no tenía la agenda tan llena de tantos proyectos interesantes.

Banjooli Xeet
Banjooli Xeet

Infinitas gracias a Pedro Soto por esta completa entrevista. Desde aquí le deseamos muchísima suerte en estos nuevos proyectos y le damos las gracias por hacernos disfrutar tanto de sus ilustraciones. Si queréis saber más de él, podés visitar su web oficial